Sucesos


Suben a 14 los homicidios en el municipio de Arjona en 2019

Luis Alfonso Álvarez Torres se convirtió ayer en la víctima número 14 de los asesinatos en Arjona en 2019.

JOHANA HOLGUÍN PRADA

25 de septiembre de 2019 12:00 AM

Habitante de calle con problemas psiquiátricos. Así era Luis Alfonso Álvarez Torres, el hombre que se convirtió ayer en la víctima número 14 de los asesinatos en Arjona en 2019.

Su cuerpo, con heridas visibles causadas con arma contundente -piedra-, lo hallaron a las 5:30 de la madrugada en el sector Perrito Muerto, del barrio Las Brisas.

Junto a Luis había una piedra manchada de sangre, y la Policía y los testigos presumen que fue la misma que usaron para asesinarlo.

Las informaciones oficiales indican que un grupo de policías hacía su ronda de vigilancia por el barrio El Tanque cuando un ciudadano avisó que en la entrada de una vivienda del barrio Las Brisas había un cuerpo.

De inmediato, los uniformados se trasladaron al lugar para confirmar y hallaron el cadáver de Luis. Estaba descalzo, descamisado, con una bermuda y el pecho con sangre y hematomas. Los vecinos manifestaron no tener idea de los móviles del crimen, ya que la zona en la que lo dejaron tirado es muy oscura.

Tras las labores de vecindario de la Policía, los investigadores iniciaron las averiguaciones del caso para dar con los responsables, mientras que miembros de la Sijín ingresaron los restos de Luis a la morgue de Medicina Legal, en Zaragocilla, en el transcurso del día.

Hasta ayer en la tarde no habían sido contactados los familiares de Álvarez Torres. Según sus vecinos, era normal que él se quedara dormido en las terrazas de las casas. Por eso, en medio de la oscuridad nadie creyó que estaba muerto. Al amanecer, cuando lo vieron golpeado, descubrieron que llevaba horas sin vida.

Catorce homicidios

Soraya Del Carmen Romero Moreno fue la víctima número 13 de los asesinatos en Arjona.

Un sicario le propinó varios balazos mientras caminaba por una de las calles del barrio El Silencio, el pasado 6 de septiembre. Su hijo mayor, un adolescente de 17 años, la vio tendida en el pavimento.

Pese a que este año han sido pocos los casos de sicariato en Arjona, la Policía trabaja enfocada en contrarrestar ese flagelo, debido a que sería la segunda modalidad más usada para cometer homicidios, después de las riñas callejeras.

En Arjona hay cinco pandillas identificadas, según la Policía de Bolívar. Sus miembros están entre los 12 y 20 años, y son cerca de 75 los jóvenes involucrados.

  NOTICIAS RECOMENDADAS