Taxista aceptó que agredió a Jasmín

18 de febrero de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Jasmín somos todos”. Ese es el mensaje que los parientes de Jasmín Álvarez Romero quisieron dejar a los cartageneros, haciendo alusión a que cualquiera en la ciudad puede sufrir una situación calamitosa como la que le tocó vivir a ella.

El 22 de enero pasado, la universitaria de 24 años salió de una discoteca en el sector de La Castellana y al día siguiente fue hallada moribunda en un paraje, a un lado del Anillo Vial, frente a la entrada de Pontezuela. Sufrió una golpiza brutal y su agresor, luego de intentar estrangularla, la dio por muerta, dejándola abandonada.

Y aunque su drama ha afectado profundamente a sus familiares, que por fortuna son testigos de la milagrosa recuperación que hoy la tiene en casa, hoy están un poco más tranquilos porque las autoridades confirmaron la captura de uno de los principales sospechosos de la agresión. Se trata de Meruan Wong Fuentes, quien sería la persona que conducía el taxi que Jasmín abordó momentos antes de desaparecer.

Así lo indicaron el alcalde Manuel Vicente Duque, el comandante de la Policía Metropolitana, general Luis Humberto Poveda, y la directora de la Fiscalía Seccional Bolívar, Ibeth Hernández Sampayo. El hombre, de 28 años, fue capturado el jueves en la tarde en vía pública. Caminaba por una calle del barrio El Prado cuando lo sorprendieron miembros de la Sijín, quienes le indicaron que se le capturaba por los delitos de feminicidio en grado de tentativa agravado,  acceso carnal violento y secuestro simple.

La directora de la Fiscalía explicó que la aprehensión de Wong se hizo mediante una orden judicial, gracias a una ardua labor de investigación, en la que se reunieron elementos materiales probatorios que incriminarían al capturado con la agresión contra Jasmín. “Es un resultado positivo, gracias a una investigación que estuvo a cargo de un grupo integrado por tres fiscales, cuatro uniformados de la Policía Judicial y cuatro especialistas de Medicina Legal”, indicó el Alcalde de Cartagena. “Esta ciudad se ha convertido con el paso de los días en una ciudad insegura. Esta captura devuelve un poco la confianza en la gente, que espera que estas cosas no sucedan. Estamos en presencia de psicópatas que están a la cacería. Las investigaciones siguen y esperamos que conlleven a todo aquel que haya tenido que ver con la agresión a Jasmín. A mi juicio, este señor no pudo haber actuado solo porque no podría solo una persona reducir a una joven atleta como lo es ella. Si el tipo maneja, Jasmín se hubiese defendido. Ella no está apta para brindar un testimonio como tal, los resultados -la captura- han sido gracias a la investigación de las autoridades”, expresó Javier Méndez, tío de la víctima.

"ESTÁ APRENDIENDO A CAMINAR"

En cuanto al estado de Álvarez Romero, Javier Méndez indicó que el viernes de la semana pasada le dieron de alta en la Clínica San José de Torices, en la que estuvo internada luego de ser hallada moribunda. Ahora la joven se recupera en su casa en Crespo, y su protección está a cargo de un policía que la acompaña. En la comodidad de su hogar y con el calor de su familia, recibe terapias físicas y psicológicas.

Méndez también relató que un principio los médicos no esperaban que Jasmín se recuperara del estado en el que estaba (estuvo en coma inducido), pensaban que iba a morir, pero la joven ha sido fuerte y contra todo pronóstico se ha ido recuperando poco a poco. “El pronóstico que antes era negativo, ahora es positivo. Su daño cerebral no está y hay que darle tiempo para que se recupere totalmente”, dijo Méndez.

El proceso de recuperación que lleva la joven ha sido duro, doloroso para sus familiares. “Es un proceso triste. Imagínense ustedes, ver salir a una hija a una fiesta bien vestida y bonita, y al día siguiente verla reducida a una cama sin poder valerse por sí misma ni hablar. Es un drama de familia y observar la reacción de esa muchacha a cada hora, de terror, es difícil. Expresar que no quiere trabajar ni salir de su casa. Se pregunta ‘por qué a mí, yo qué te hice’, despierta así. Yo me pongo a pensar que un tipo de esta calaña no debe tener la connotación de ser humano,  qué tiene en la mente para meterse con una persona que nunca le hizo nada”, dijo Javier Méndez.

Lo importante para los parientes de la afectada es que va mejorando cada día más. Aunque no puede caminar, está aprendiendo a hacerlo y ya da pasos de forma asistida. Habla y puede tener una comunicación coherente.

Los suyos dicen que intenta recordar el suceso en el que fue agredida, pero el trauma no deja que se exprese totalmente. Ha recordado y comentado algunas cosas, pero falta que revele muchos datos aún.

“Ella fue golpeada e intentaron estrangularla. Pudo ser, según una teoría de los médicos, que la hipoxia producida por falta de aire al cerebro le causó un daño neurológico, y por eso las dificultades para caminar. Es evidente que hubo abuso. No hubo un solo centímetro de su cuerpo que no hubiese sido golpeado o tocado. Tenemos que esperar resultados de Medicina Legal para determinar si hubo acceso carnal violento. Queremos hacer entender que no es Jasmín a la que le pasó esto. Jasmín somos todos porque en cualquier momento a cualquiera nos puede pasar. Cualquiera con escopolamina es vulnerable a una situación como esta”, explicó Méndez.

LA AUDIENCIA

Tras ser capturado, Wong fue llevado a audiencia a las 2 de la tarde de ayer, en el Centro de Servicios Judiciales que está en la plaza Benkos Biohó, en el Centro. La diligencia fue presidida por la Jueza Cuarta Penal de Garantías, que no permitió el acceso de los medios de comunicación a la cita pública. La audiencia comenzó a las 3 de la tarde. La captura fue legalizada y luego la Fiscalía pidió que al procesado se le imputaran los delitos de acceso carnal violento, feminicidio en grado de tentativa agravado y secuestro simple. El procesado no aceptó los cargos. La Fiscalía tendría en su poder interceptaciones telefónicas que incriminarían a Wong con la agresión a Jasmín.

Ayer se conoció que, antes de la audiencia, Wong reconoció en un interrogatorio asistido por abogado que estaba tomado y que había consumido cocaína, y que en ese estado recogió a Jasmín en el taxi que manejaba. Mientras la llevaba a Crespo, cogió por Daniel Lemaitre y al desviarse por San Francisco, la joven lo golpeó en un brazo. Dicho relato deja ver que la golpeó estando dentro del taxi, y ella perdió el conocimiento. Luego, la llevó hasta el paraje junto al Anillo Vial, donde volvió a agredirla y la dejó abandonada.

Otra versión, que viene tomando fuerza, indica que, además del taxista, una mujer habría participado en la agresión contra Álvarez Romero, y que ello habría quedado registrado en interceptaciones.

“En toda la audiencia no se mencionó esa versión, nadie ha hablado de la participación de una mujer. Tengo que reconocer que Jasmín, cuando empezó a hablar, sí dijo que había visto a una mujer cuando la agredieron, pero en ese momento se encontraba en un estado de conmoción, y por ello no sabemos si eso es cierto”, explicó Javier Méndez, tío de Jasmín.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS