Sucesos


Tragedia en Magangué por muerte de niña en persecución policial

Yarelfi tenía 7 años y jugaba a ser modelo en el patio de su casa cuando una bala la impactó en el pecho. Armas de policías que participaron en el operativo están en manos de la Fiscalía.

EDWIN TORRES PADRÓN

28 de noviembre de 2020 12:00 AM

Yarelfi Paola Jiménez Mercado no sabía que ocurría en la calle. Jugaba a ser modelo con otras niñas de su edad en el patio de su vivienda, en una imaginaria pasarela que se extendía de pared a pared.

Afuera, en el barrio El Tesoro de Dios, en Magangué, el alboroto era grande. La comunidad alertó de un sujeto que fue sorprendido robando en una casa. Eran las 2:30 de la tarde del jueves. La Policía no tardó en llegar y la persecución de extendió a varias calles de esa humilde zona.

El presunto ladrón se metió a una vivienda y hasta allá lo fueron a buscar los uniformados. En medio del operativo salió la bala que impactó a la niña, de 7 años, justo cuando desfilaba ante sus amiguitas. El proyectil se alojó en el pecho de Yarelfi. Ella alcanzó a caminar unos metros y al llegar a la sala de desmayó.

La madre de la menor, en declaraciones a un medio de Magangué, dijo que estaba en esos momentos en la cocina cuando sintió el bullicio en la calle. Al asomarse, vio a un policía en la terraza de su casa y le preguntó a su marido si él sabía qué pasaba.

Al asomarse, la mujer vio a varios policías con sus armas y hablando por radio. Ella recuerda que les gritó que no fueran a hacer tiros porque adentro había muchos niños. Al entrar, otra menor le dice que ‘Yare’ estaba en el suelo desmayada.

“Ella estaba en el patio, cerca del baño, y en un recipiente se ve el hueco de la bala. Ella alcanzó a correr sangrando y en la sala se desmayó. Ahí fue donde la encontré. Mi compañero la cogió y yo pensé que estaba privada. En el hospital nos dijeron que el tiro fue en el pecho”, relató Yadira Mercado. “Mi hija no estaba en la calle”, remató llorando.

Tras confirmarse la muerte de la niña en el Hospital de la Divina Misericordia, vecinos de la víctima bloquearon por varias horas la vía aledaña a la Estación de Policía en el barrio La Esmeralda. El ambiente de tensión se mantuvo hasta altas horas de la noche.

La comunidad dice que el presunto ladrón que huía de la Policía es apodado ‘el Pingüi’.

Analizan armas

El comandante de la Regional 8 de la Policía, general Mariano Botero Coy; y el jefe de la Policía en Bolívar, coronel Tahir Rivera Suescún, debieron trasladarse a Magangué ante la situación de orden público. Entre las primeras medidas tomadas está el decomiso por parte de la Fiscalía de las armas de dotaciones de los policías que participaron en el procedimiento.

El general Mariano Botero indicó que con esa medida se podrá identificar el policía que la accionó para iniciar en contra de ese uniformado las acciones legales a las que haya lugar. El oficial también hizo un llamado a todas las personas que grabaron videos de los hechos para que los entregaran a la Fiscalía y así poder proceder de acuerdo con lo que establece la ley.

El coronel Tahir Rivera se comprometió por su parte a realizar una fuerte investigación, con total transparencia, para esclarecer los hechos.

“El caso fue asumido por la Fiscalía General de la Nación, que se encargará de determinar los móviles y los responsables de la muerte de la menor, por lo que estaremos prestando toda la ayuda necesaria para el esclarecimiento de estos hechos. Según esa institución, los entes de control, Defensoría del Pueblo y Procuraduría, realizan acompañamiento permanente al proceso investigativo que adelanta el CTI.

“El Comando de la Región de Policía No. 8 ha ordenado el traslado al municipio de un grupo interdisciplinario, conformado por justicia penal militar, oficina de derechos humanos, disciplina e inteligencia policial, con el objetivo de esclarecer y determinar la responsabilidad del o de los miembros de nuestra institución que adelantaban dicho procedimiento”, precisa un comunicado de prensa.

El capturado
El sujeto que se enfrentó, agredió a los uniformados en medio de un procedimiento de registro y control, y que huyó por las calles del barrio Tesoro de Dios, es Edison Pérez Jiménez, conocido como ‘el Pingüi’, quien, según el Comando de la Policía de Bolívar, tiene cinco anotaciones judiciales: tres por tráfico o fabricación de estupefacientes, una por lesiones personales y una mas por maltrato animal. Fue capturado por el delito de violencia contra servidor público.
Cifras de Bolívar

Los 329 homicidios que ocurrieron en Bolívar, entre enero y el 31 de octubre de 2020, dejaron como víctimas a 17 menores de 18 años, 14 hombres y 3 mujeres. En el país iban 8.938 homicidios hasta octubre pasado que dejaron como víctimas a 39 niños menores de 4 años; 14 entre los 5 y 9; 55 entre 10 y 14; y 353 entre los 15 y 17 años.

En el municipio de Magangué son 16 homicidios los que van en este año, siendo una de las poblaciones más violentas del departamento, solo superada por El Carmen de Bolívar, con 20 hechos de sangre.

  NOTICIAS RECOMENDADAS