Trágico final de un drama. Paz en la tumba de Angélica

02 de julio de 2012 09:08 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hoy mientras los familiares de Angélica Guiérrez Marín se preparan para darle cristiana sepultura a su ser querido a las 10 de la mañana, en el cementerio Jardines de Paz; se conoce una nueva arista de este drama que ha causado estupor en la ciudad.
Según narró al diario Q’hubo de Cartagena, el periodista Julián Parra, director del programa radial Nocturna, de la cadena RCN, John Jairo Echenique Fernández habría llamado por teléfono a su programa en la madrugada del 22 de junio, bajo el nombre de Carlos a anunciar que asesinaría a su novia y luego se suicidaría y que sabrían de él en las noticias.
“He quedado pasmado. No sabemos si se trate de la misma persona, pero causa sospecha por como ha sido todo tan similar”, afirmó Julian Parra.
“Su programa me gusta mucho y llamé a despedirme. Sé que mi pareja me es infiel y por eso la voy a matar y me voy a matar yo también. Usted sabrá de mí en las noticias por lo que voy a hacer”.
Esas fueron las palabras que un oyente de Cartagena le hizo a Julián Parra, las cuales habrían sido la macabra advertencia de los sucesos que tienen conmocionada hoy a la ciudadanía.
Él mismo Julián parra confirmó a Q’hubo que en una de las llamadas que recibió en su programa, exactamente 8 días antes del brutal crimen de Angélica Gutiérrez, un hombre joven se identificó con el nombre de Carlos, en Cartagena, le dijo al aire que estaba seguro que asesinaría a su pareja por celos y luego se suicidaría. “Intenté decirle que eso no tenía sentido, que si estaba muy seguro que era verdad mejor que se separara y que no fuera a cometer una barbaridad, sin embargo nos colgó el teléfono y no pudimos rastrear la llamada”, dijo Parra a Q’hubo.
“Su voz era de un joven y señaló que lo que le sucedeía lo tenía muy mal, tanto que había bajado mucho de peso, que bajo de 65 kilos a 52. Estaba muy decidido y afirmó que más reserva tenía un avión”, agregó Parra.
Para algunos, pareciera que la misma voz que presagiaba sangre y dolor a través de una emisora, sería la de Jhon Jairo Echenique Fernández, de 27 años, el sujeto que supuestamente se suicidó en un calabozo de la Fiscalía, seccional Cartagena, tras ser capturado por machetear e incinerar a su Angélica Gutiérrez.
Q’hubo conoció por un allegado a la víctima que Jhon Jairo tenía fraguado el macabro asesinato, tanto que con anterioridad habría robado un juego de llaves de la vivienda de Angélica para ingresar el viernes en la tarde al inmueble, luego de varios días de vigilarla y de sostener altercados con los hermanos de la joven que le pedían que se alejara.

UN EXTENSO PRONTUARIO

Angélica Gutiérrez murió sin tener idea de quién realmente era su exnovio.
Solo después de su asesinato, los familiares de la joven descubrieron el oscuro pasado de Jhon Jairo Echenique Fernández.
El sujeto, alias ‘Cristian’ no era abogado sino un exguerrillero del frente 37 de las Farc. Se desmovilizó en 2007 y residía en el barrio Los Caracoles.
Echenique, que nació en El Carmen de Bolívar, tenía antecedentes por terrorismo, daño en bien ajeno, lesiones personales y hurto.
Se conoció que estudió en la Universidad de Cartagena y hace varios años fue capturado por la Armada Nacional, sindicado de dos atentados terroristas en el centro comercial Centro Uno y en el restaurante American Broasted Chicken.
“Solo después de que atacó a Angie empezamos a conocer todo lo que había detrás de este personaje. Incluso sabemos que hirió a dos de sus exnovias, una de ella salió de la ciudad por amenazas. La otra nos ayudó a descubrir su verdadera identidad”, afirma un allegado a la joven. (Lea: Se suicida el asesino de Angélica)

ENGAÑÓ A LA FAMILIA

Amigos de Angélica, de 19 años, cuentan que ella se conoció con John Jairo nueve meses atrás. Una amiga en Blas de Lezo los presentó y desde ese momento él empezó a llamarla y la conquistó.
El hombre, que decía llamarse Diego Piñeres, le aseguraba que era un prestante abogado y que tenía carros y una casa en Bogotá. Todo era mentira.
“Ella lo llevó a su casa y casi no hablaba. Cuando saludaba no daba la cara. La pasaba celando por bobadas y llegó a pegarle varias veces, por lo que sus allegados le decíamos que lo dejara.
“Sus padres se dieron cuenta de la situación hace dos meses en el funeral de su abuela, cuando le controlaba hasta lo que iba a decir y ella estaba incomoda. No sabíamos que era reinsertado de las Farc y por eso era que tenía una tarjeta que le dan a los que tienen esa condición para entrar a la Fiscalía, donde decía que trabajaba. Un día hasta llevó a la mamá de angélica allá para demostrarle que era un hombre de bien. Eso fue cuando empezaron a sospechar de su doble vida”, relata el allegado.
La misma persona asegura que hace unos veinte días, ella decidió dejarlo por completo y sus padre la apoyaron. John Jairo se llenó de rabia y juró que se vengaría.
Ayer familiares de John Jairo Echenique se acercaron a la morgue de Medicina Legal a reclamar el cuerpo y afirmaron que desde hace tres años no sabían nada de él.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS