Sucesos


Tras doble homicidio Policía investiga retaliación entre bandas de narcotráfico

Dos personas fueron asesinadas la tarde del sábado. Uno de los fallecidos había sido capturado por tráfico de drogas y tenía una investigación por un homicidio.

REDACCIÓN SUCESOS

26 de julio de 2020 12:52 PM

Las investigaciones para esclarecer los móviles del doble crimen de Leison Gabriel Contreras Pérez, de 32 años; y Daniel Estiven Cassiani Imitola, de 26, se iniciaron una vez la Policía Metropolitana de Cartagena tuvo conocimiento del hecho con el apoyo del CTI de la Fiscalía, quienes llegaron al lugar de los hechos para de inmediato ir despejando las dudas.

Cabe recordar, que el sábado, siendo las 4 de la tarde, dos sicarios que se movilizaban en una moto negra dispararon hacia donde se encontraba un grupo de personas departiendo en el barrio 20 de Julio. De esa acción delincuencial fallecieron las dos personas antes mencionadas en un centro asistencial.

Se dice que fueron 12 las detonaciones que se escucharon en ese lugar. De inmediato se hizo un operativo por parte de la Policía para tratar de dar con los antisociales, pero sobre este caso no se ha informado de ninguna captura.

Una hipótesis

Con las primeras informaciones recopiladas, la Policía Metropolitana comenzó a tejer varias hipótesis y una de ellas es que este doble crimen podría estar relacionado con una presunta retaliación entre integrantes de bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes. Básicamente se trataría de un ajuste de cuentas, según las autoridades.

“Estas personas se dedicaban, al parecer, a actividades delincuenciales, con lo que hemos recogido y teniendo en cuenta informaciones previas que ya tenemos. Las personas que participaron de este hecho aún no han sido identificadas, pero hacemos evaluaciones con las cámaras del sector a fin de tener más información”, destacó el general Henry Sanabria Cely, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.

La Policía confirmó que Contreras Pérez ya había sido capturado en años anteriores y actualmente contaba en su contra con registros por demanda con explotación sexual con menor de edad, homicidio y porte ilegal de arma de fuego. Esta persona vivía en Caño del Oro y recibió varios impactos de bala.

De la misma manera se conoció que en marzo de 2017, esta persona fue capturada en una operación realizada por el CTI y la Armada Nacional, en Manzanillo, donde en una lancha fueron decomisados 811 kilos de cocaína. En esa operación dos personas más fueron detenidas.

Sobre la otra persona fallecida, hasta el cierre de esta edición la Policía no había dado mayores detalles, solo que era conocido como ‘el Mello’ y residía en el barrio El Bosque. El impacto de bala se alojó en su región dorsal.

Otras capturas

Tras llegar al lugar de los hechos, el Comandante de la Policía informó que en ese mismo lugar se hicieron capturas administrativas en aras de avanzar en la investigación del hecho y establecer sus identidades. Se encontró que allí había un sujeto con registros por concierto para delinquir y con medida de aseguramiento domiciliaria, por lo que fue recapturado y se le impondrá el delito de fuga de presos. De estas personas se conoció que se dedicaban al transporte en lancha al sector insular de Caño del Oro y otras zonas aledañas.