Sucesos


Tras sorprendidos robando en un apartamento, juez los deja libre

El hecho sucedió el pasado 14 de julio. La Policía confirmó que fueron pillados robando objetos de valor en Cielo Mar e iban a escapar en un taxi.

La captura de una banda de apartamenteros en Cielo Mar, zona norte de la ciudad, se dio gracias a dos factores importantes: la oportuna llamada de la víctima a la Policía, a quien le estaban saqueando su vivienda y la reacción inmediata de los patrulleros del cuadrante para llegar al sitio.

Este hecho ocurrió el pasado 14 de julio a la 1 de la madruga, cuando el dueño del inmueble iba a ingresar a su apartamento y notó la puerta forzada y movimientos extraños al interior del mismo. De inmediato se hizo un despliegue para dar con los ladrones y capturarlos en flagrancia, como efectivamente sucedió.

La Policía capturó en ese momento a unos señores con varios elementos de valor empacados que iban a ser subidos a un taxi y así escapar. Sin embargo, el robo fue frustrado, los elementos por valor de unos 10 millones de pesos recuperados y tres tipos capturados.

La Policía Metropolitana confirmó que los tres asaltantes, entre ellos dos taxistas, fueron identificados como Manuel Mendoza, de 58 años y Michael Alvarado Mena, de 40; además un jardinero de 66 años, Félix Antonio Olivares, quien por varias semanas laboró en este inmueble, ganando la confianza del propietario, recolectando información para desplegar el hurto.

Esto le hizo pensar a la Policía que el plan fue muy bien diseñado por personas que ya tenían experiencia, sin embargo, eso no fue suficiente para enviar a la cárcel a estas personas, pues un juez de Cartagena, consideró, que por no tener antecedentes penales estas personas no merecían quedar tras las rejas y por eso hoy gozan de su libertad.

Se conoció que la persona afectada hoy siente temor, pues como quiera que conoce a una de las personas implicadas, cree que puedan tomar represalias contra su vida por haberlos denunciado ante las autoridades.

El día del hurto estas personas fueron sorprendidas con un computador portátil, dos bicicletas, un taladro, dos pulidoras y una máquina para peluquería, los cuales ya habían sido empacados por los asaltantes. Estos elementos están avaluados en uno 10 millones de pesos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS