Sucesos


Tres mujeres que murieron en discusiones con sus hijos

Según cifras de Medicina Legal, entre enero y agosto del 2020 hubo en Colombia 6.789 homicidios, en seis de los cuales los presuntos agresores son hijos de las víctimas. En Cartagena hay tres casos.

EDWIN TORRES PADRÓN

16 de octubre de 2020 12:00 AM

A Benilda Marmolejo la asesinó presuntamente su hijo a golpes en el barrio Huellas de Alberto Uribe; Zoila Rosa Duarte murió por las quemaduras que sufrió en medio de una discusión con su hijo en el barrio 7 de Agosto y Shirly Ruiz Llerena falleció al recibir un golpe en la cabeza en el barrio La Esperanza.

Esos hechos ocurrieron este año en Cartagena y son tres de los seis homicidios que han ocurrido entre enero y agosto en los cuales los presuntos agresores son hijos de las víctimas. En cuatro de los casos, los victimarios son hombres y en dos fueron mujeres. -

Según cifras de Medicina Legal, en los ocho meses del 2020 hubo en Colombia 6.789 homicidios y en 75 de ellos están implicados familiares directos de la víctima.

El último caso

En torno a la muerte de Shirly, de 39 años, en el sector El Hoyo, del barrio La Esperanza, hay versiones encontradas. Sus familiares y vecinos le dieron el último adiós esta semana en medio de un mar de dudas porque muchos no tienen claridad aún el motivo que la llevó a la muerte.

La Policía Metropolitana de Cartagena dijo que la versión que tienen es la entregada por la familia de la mujer, que dice que ella cayó accidentalmente y se golpeó con una piedra cuando trataba de sostener al hijo.

Shirly falleció en la noche del lunes 12 de octubre tras estar ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario del Caribe a causa de un golpe que recibió en la cabeza con una piedra el domingo 4 de octubre. El diagnostico de los médicos fue desalentador desde el primer día.

En casa de Shirly nadie quiere señalar al culpable, pero en ese sector de La Esperanza todos dicen que la piedra habría sido lanzada por lanzada por el hijo mayor de la ama de casa.

La versión que se conoce es de una allegada de la víctima. “Era de noche y Shirly estaba con su pareja y una amiga en la terraza de su casa, charlando. Ella había tenido días atrás un problema con su hijo por un dinero que él le debía. Como no se lo quería pagar, ella le quitó un parlante de música y esa noche él fue a buscarlo y quitárselo a la fuerza y por eso tuvieron la discusión”.

La allegada agregó que “fueron golpes e insultos al principio, pero luego Shirly lo cortó con un cuchillo. Cuando pensamos que todo acabaría, su hijo agarró una piedra y le pegó en la cabeza. Ella quedó inconsciente en el suelo y fue llevada al CAP de La Esperanza”.

La mató su hijo

Homicidio agravado. Por ese delito, un juez de Control de Garantías aseguró con cárcel a Freyler Marmolejo Colón, alias ‘el Monito’, señalado presuntamente de causarle la muerte a su mamá, Benilda Marmolejo Colón, de 62 años, el viernes 12 de junio en el barrio Huellas de Alberto Uribe.

Ese día, en la madrugada, Marmolejo Colón habría ingresado de manera violenta por el techo a la casa donde vivía su madre para robarle sus pertenencias. Benilda se percató de los ruidos y fue a mirar lo que sucedía, ante lo cual, según la Fiscalía, su hijo la habría golpeado, causándole múltiples contusiones en el rostro y el cuello que le causaron la muerte.

El crimen ocurrió delante de un nieto de la víctima, de 4 años. Las pruebas recolectadas por los investigadores indican que no sería la primera vez que Marmolejo, de 26 años, tenía comportamientos agresivos con su madre y tampoco la primera vez que le robaba dinero o los objetos de la vivienda.

Murió quemada

El martes 7 de julio, a las 7 de la mañana, una tragedia familiar conmovió a los habitantes en el barrio 7 de Agosto, en el suroccidente de Cartagena. Luego de discutir con su mujer porque ella se quería ir de viaje, Cristóbal Ardila Duarte agarró un galón de gasolina de la cocina, y tras rociar a su mamá, a su compañera y a un hermano, les prendió fuego. Cristóbal también resultó con graves quemaduras.

Nueve días después, el jueves 16 de julio, murió en el Hospital Universitario del Caribe Zoila Rosa Duarte, de 62 años y mamá de Cristóbal. El 24 de julio, un juez de Garantías aseguró a Cristóbal por los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo sucesivo e incendio agravado. Un día después, él falleció en el HUC.

Agresores

Otras cifras del organismo forense indican que en esos 6.789 homicidios los agresores fueron desconocidos en 2.059 casos; amigos (60), conocidos (202), delincuencia común (141) y familiares (75). Entre este último grupo los agresores fueron cuñados de la víctima (9); hermano (14); hijo (6); Madrastra (1); madre (1); padrastro (3); padre (3); primo (6); suegro (3); y tío (1). Otros familiares civiles o consanguíneos (28).

Otros 101 presuntos victimarios fueron la pareja la víctima: amante (1); compañero (a) permanente (27); esposo o esposa (19); excompañero (17); exesposo o exesposa (4); examante (1); exnovio (5) y novio o novia (7).

Las cifras de Medicina Legal también revelan que de esos 6.789 homicidios, 55 fueron por feminicidio; 186 en atracos; 1.087 por violencia interpersonal; 147 por violencia intrafamiliar; y 2 por violencia sexual.