Un estudiante, la víctima mortal de los disturbios en El Carmen

12 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Estudiante de décimo grado, de 19 años y apegado a su familia. Así era Jesús Alberto López Ibáñez, el joven que murió de un balazo en la cabeza durante los disturbios que ocurrieron el miércoles en la noche en el municipio de El Carmen de Bolívar.

Según allegados, Jesús estudiaba en la Institución Educativa Promoción Social en la jornada sabatina. Residía con sus padres en el sector conocido como la Avenida La Santa, en El Carmen.

La familia dijo ayer que López Ibáñez salió a eso de las 8 de la noche a ver el tradicional juego de las “bolas de candela”. A los pocos minutos, cuentan, recibió el balazo que le causó la muerte casi de manera inmediata.

En un video que circula en redes sociales se observa cuando el joven cae el recibir el impacto, pero no alcanza a notarse quien le dispara.

Sobre las circunstancias en las que fue baleado Jesús López Ibáñez, el comandante de la Policía en Bolívar, coronel Óscar Lamprea, aseguró que es responsabilidad del CTI de la Fiscalía realizar la correspondiente investigación y aclarar lo sucedido.

“Los policías fueron bastante tolerantes, pero hubo necesidad de hacer uso de la fuerza para retomar el control. Los jóvenes llegaron lanzando bolas de candela y piedras contra la estación y los uniformados respondieron con gases lacrimógenos. La investigación ya está en manos del CTI”, expresó Lamprea.

El oficial manifestó que detrás de los disturbios se descartan manos terroristas. “No hay grupos armados detrás de lo ocurrido. Se trató de un grupo de jóvenes intolerantes contra la Policía, que aprovecharon las tradiciones festivas para atentar contra la estación”, comentó.

Cinco capturados

En la noche del miércoles, a las 8 de la noche, un grupo de hombres se reúne en la calle que está contigua a la Estación de Policía de ese municipio y pone en marcha el tradicional juego de las “bolas de candela”, que se sale de control poco después.

El presunto abuso por parte de algunos provoca un agresivo enfrentamiento con los uniformados de turno.

Cuando comienzan a atacar a los patrulleros, ellos reaccionan para evitar que los que están adentro resulten heridos y la estación afectada. Es en ese momento que todo se convierte en un infierno.

“Los encapuchados, cuando vieron que los policías apagaban las bolas de candela, comenzaron a tirarles piedras, pero como los dispersaron con gases pimienta, se fueron para el centro del municipio y atacaron las entidades bancarias y parte del comercio. Partieron las puertas de tres bancos, arrancaron aires acondicionados, hurtaron computadores y dañaron sillas de escritorios y de espera”, relata un testigo.

La situación se extiende por más de una hora, dejando a la mayoría de habitantes y visitantes en un estado de pánico indescriptible.

El coronel Óscar Lamprea asegura que en medio de la situación son capturados en flagrancia cinco jóvenes; cuatro de ellos son mayores de edad y el otro tiene 16 años.

“En cuanto reunamos más pruebas se harán otras judicializaciones. Ya tenemos algunos identificados y estamos verificando las cámaras de seguridad de las entidades bancarias atacadas”, asevera el oficial.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS