Un muerto y un herido en pelea por robo de zapatos

30 de agosto de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Yorbi Simanca Julio tampoco puede echar el cuento. Seis hombres le dieron patadas en su rostro y le desfiguraron la boca en la misma pelea que murió su tío por reclamar el robo de unos zapatos. Todo ocurrió a las 4:30 de la madrugada de ayer, al final de una fiesta de cumpleaños con un potente equipo de sonido en la terraza de una casa en Olaya Herrera, sector Rafael Núñez, calle La Villa. Daladier Moreno Julio, de 36 años, vivía en donde se hizo la celebración, pero no se emborrachó porque prefirió ver televisión. Paradójicamente fue la víctima fatal que cobró el acto de intolerancia provocado por habitantes de otro sector de Olaya liderados por alias ‘El Mochila’. Daladier regresaba de comprar una gaseosa en la tienda de esquina cuando vio a su sobrino Yorbi tendido en el piso dando muestras de dolor. Al joven lo atacaron por reclamar el robo de unos zapatos deportivos a un cuñado suyo que departía con él en la fiesta. A este último lo atracaron al irse para su casa. El ladrón primero le pidió mil pesos y luego lo intimidó con un punzón para que se deshiciera de sus tenis. Yorbi se enteró de esa situación y con la compañía de tres de sus amigos y dos vecinos alcanzaron a los delincuentes y los increparon. La discusión quedó en palabras y no hubo devolución de zapatos. El afectado, un familiar y sus amigos regresaron a la fiesta. Unos minutos después, ‘el Mochila’ y cinco individuos más, entre ellos ‘Elkín’ y ‘el Limón’, llegaron a la fiesta armados con piedras y palos. Su intención era atacar la casa, pero Yorbi se les enfrentó. Los sujetos le cayeron encima y lo doblegaron fácilmente. La mayoría de patadas se las dieron en el rostro, cuenta una prima. Nadie pudo defenderlo. Daladier era de los pocos que estaba en sus cabales. Quizás por eso, presumen sus allegados, intentó frenar el ataque de los vándalos. Una puñalada en el pecho, cerca del corazón, se lo impidió. El soldador se desplomó frente a su vivienda. En una moto lo sacaron a la Avenida Pedro Romero. De allí lo llevaron en taxi a la urgencias del Hospital Universitario del Caribe. Los esfuerzos resultaron en vano, los médicos dicen que llegó muerto. La rápida alerta a la Policía permitió la captura del presunto homicida. El sujeto, identificado como Emilson Rojas Cuesta, de 18 años y oriundo de Turbo, Antioquia, fue presentado ayer en la tarde ante un Juez de Control de Garantías para ser asegurado en una cárcel. Daladier tenía dos hijos. Fue el único que no tomó en el cumpleaños de su hermano. Hoy todos guardan luto por él.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS