Venganza, posible móvil de crimen en sector Las Casitas

14 de julio de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¿Venganza? Esa es la primera hipótesis que manejan los investigadores en torno al asesinato de Ubergelis Garcés, de 24 años, en el barrio Rafael García Herreros, cerca de El Reposo, el domingo a las 7 de la noche.

La víctima fue baleada cuatro veces por un hombre que la sorprendió en la puerta de su vivienda, en el sector conocido como Las Casitas, cuando estaba reunida con varias personas. Ubergelis intentó esconderse en su casa cuando vio al pistolero, pero el sujeto fue más rápido y le disparó a quemarropa. Inicialmente le disparó al abdomen y luego lo remató en el pecho y la cabeza. El joven quedó tendido en la puerta.

Aunque las circunstancias que rodean este hecho de sangre aún no han sido esclarecidas, una de las versiones que se analiza por parte de las autoridades es si este crimen tendría relación con otro homicidio que ocurrió el pasado 17 de junio en ese mismo sector, hecho en el cual balearon por equivocación al señor Pedro Manuel Berrío Berrío, de 66 años.

Las informaciones de los familiares y testigos señalan que las balas iban contra un sujeto que perseguían dos hombres en moto y que trató de esconderse en el inmueble donde vivía Berrío Berrío, en García Herreros.

“El ataque no era contra él. Era con un tipo que iba huyendo de los tiros que le hacían y se metió en la casa de mi papá para buscar refugio”, aseguró ese día un allegado de Pedro Manuel.

Las investigaciones tratan de establecer si el atentado de ese miércoles 17 de junio era contra Garcés. Hasta ayer en la tarde, la Policía Metropolitana de Cartagena no había revelado detalles de este hecho de sangre.

Dos sicariatos

El crimen de Ubergelis es el segundo que ocurre en similares circunstancias en Cartagena en 24 horas. El sábado, a las 10 de la noche, un hombre asesinó de 10 balazos a Lewis Moreno Navas cuando salía de su vivienda. La muerte de Lewis fue en el acto. El pistolero huyó en moto, dicen los testigos.

Moreno, de 42 años y residente en el sector donde lo asesinaron, Nuevo Paraíso, había sido involucrado por la Policía a grupos armados ilegales. En febrero de este año, el 28, se salvó de un atentado en su contra cuando estaba dentro de una vivienda acompañado de un sujeto conocido como ‘el Menor’. Este último murió en el ataque perpetrado por hombres que huyeron en moto.

En los primeros 12 días de julio, van cinco homicidios en Cartagena; tres en riña y dos en ataques directos contra sus víctimas. En el fin de semana fueron tres los hechos de sangre en esta ciudad. Además de los dos asesinatos en García Herreros y Nuevo Paraíso, hubo una riña mortal en el corregimiento de La Boquilla.

Investigan

Como Carlos Mario Amaya González, de 54 años y natural de Medellín, fue identificado el hombre que encontraron muerto en la mañana de ayer dentro de un taller aledaño a la avenida Pedro de Heredia, en el barrio Escallón Villa. El dueño del negocio fue quien halló el cadáver, rodeado de botellas de cervezas.

“Sospechamos que el hoy fallecido, quien al parecer era vigilante del lugar, estuvo departiendo con alguien mientras ingería alcohol. Lo que no se ha confirmado aún es en que circunstancias se produjo su muerte. El cuerpo fue llevado a la morgue de Medicina Legal.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS