Sucesos


Violencia contra la mujer: estas son las cifras en Cartagena

Víctimas de maltrato físico y psicológico, y defensoras de los derechos de la mujer en Cartagena señalan las debilidades de las instituciones a la hora prevenir, proteger y brindar justicia.

ZULEIMA BALAGUERA

08 de marzo de 2021 12:00 AM

La pesadilla de Karina Bermúdez Saltarín comenzó el pasado 8 de diciembre, cuando decidió hacer una reunión de amigos en su casa, en el barrio Nuevo Bosque.

“Estábamos en la terraza, luego nos fuimos a mi casa. Todo se complicó cuando uno de los asistentes partió un espejo y yo le dije que me lo pagara”, contó la joven, de 23 años y madre de un niño.

Agregó que el hombre, con quien no tenía ninguna relación, se tornó agresivo. “Tuvimos un cruce de palabras y luego partió una botella y comenzó a agredirme. Me cortó en varias partes del cuerpo”, señaló.

Karina dice que quedó con cicatrices, que tiene dificultad para dormir y que perdió el movimiento de una parte de su rostro por una herida cerca a su oreja que afectó unos nervios.

“Lo peor es que para las autoridades no fue suficiente, porque hice la denuncia ante la Fiscalía y mi agresor sigue en la calle como si nada; incluso, pasa por el frente de mi casa”, apuntó. Añade que “consideraron que fueron lesiones personales, pero para mí fue intento de homicidio. A él nunca lo han citado por lo menos para preguntarle qué pasó”.

Karina siente que es revictimizada. “Dicen que era que nosotros teníamos una relación o que fue porque yo le hice algo”, señaló. Han pasado tres meses y Karina sigue esperando que citen al victimario o que la Fiscalía diga cómo va el proceso.

Una situación similar vive María Teresa León, de 30 años. La mujer fue agredida por su pareja sentimental el 14 de abril del 2020 y, pese a todos sus esfuerzos y denuncias, su verdugo sigue sin ser citado a audiencias. “He reclamado mis derechos, pero como no me mató, la Fiscalía no agiliza el caso. Eso me indigna porque hay impunidad, pero seguimos luchando”, señaló.

Contó que “tuve que pagarme psicólogo porque mi EPS no ha sido eficiente y la verdad yo no quise llegar a ningún preacuerdo con mi agresor porque yo lo que quiero es justicia, no dinero. Él sigue con su vida, mientras yo perdí la visión en unos de mis ojos y me fracturó huesos que modificaron mi rostro para siempre”.

Piedras en el camino

Casos como el de Karina y María son muchos en Cartagena. Mujeres que han sufrido maltrato físico y psicológico esperando que las autoridades tomen cartas contra sus agresores, pero muchas veces las decisiones no son las más eficientes.

Las víctimas se sienten desprotegida y algunas veces terminan en un cementerio, como Rosmery Pérez Torres, de 36 años, asesinada por el padre de uno de sus hijos en enero de este año en el barrio El Espinal. La víctima lo denunció por agresión en su natal Venezuela y en Cartagena.

Rubiela Valderrama, quien hace parte de la Mesa del Movimiento Social de Mujeres en Cartagena, y es vicepresidenta de la Red de Empoderamiento de Mujeres, dio varios factores que afectan la atención y seguimiento a las víctimas.

“Hemos detectado muchas barreras en la ciudad. La primera es que la Policía en muchos casos acude tarde a atender estos actos violentos y cuando lo hacen las víctimas tampoco se sienten respaldadas.

“Segundo, las conductas machistas arraigadas a la cultura no permite que veamos una conducta delictiva; lo vemos como algo natural, allí es cuando escuchamos expresiones como ‘en pelea de marido y mujer no hay que meterse’”.

Añadió que “lo tercero es que la mujer, muchas veces amenazada, va a la Fiscalía, a Medicina Legal, a la Comisaría de Familia, porque no hay un sitio donde pueden hacer todo el trámite y ellas temen por su vida. Agreguemos a eso que a veces no tienen dinero para pasajes o tiempo, entonces eso hace que aborten el proceso”.

Como cuarto punto, Valderrama mencionó la ausencia de una ruta de atención. “No se hace seguimiento de los casos y no tenemos un hogar de paso o refugio para las víctimas, así que vuelven a estar cerca de su agresor”.

En cifras

Según Medicina Legal, el año pasado 865 mujeres murieron de manera violenta en el país. Además, reportó 36.399 casos de violencia intrafamiliar y 26.462 de violencia de pareja.

En Cartagena, el año paso murieron 12 mujeres en hechos violentos y en Bolívar fueron 28, tres de ellas menores de edad. Medicina Legal atendió en el 2020 un total de 440 casos de violencia de pareja y 1.380 denuncias por lesiones personajes no fatales. En lo que va del 2021, en Cartagena se reporta un feminicidio y dos muertes violentas en diferentes hechos.

“Hay fallas”

Dunia León, coordinadora de la Ruta Pacífica de la Mujer, Regional Bolívar, señaló que “lo de la ineficiencia de las instituciones es algo estructural. El sistema organizó a la sociedad de tal manera que el maltrato a la mujer fue normalizado y justificado. Los funcionarios no lo ven como algo grave, siempre está la sensación de que si le pegaron ‘fue por algo’.

“La Corte Constitucional dijo que sí es grave y las leyes ya están, pero falta instruir a los funcionarios e instituciones sobre el manejo de este tema”, apuntó León.

  NOTICIAS RECOMENDADAS