Sucesos


Ya están en Cartagena familiares de holandesa asesinada en velero

REDACCIÓN SUCESOS

24 de septiembre de 2015 12:00 AM

El cadáver de Durdana Bruijn guarda consigo las huellas de las agresiones de las que fue víctima, las marcas de su triste fin y la verdad de lo que le pasó.

Por ello, este medio conoció que el cuerpo permanecerá en la morgue de Medicina Legal hasta que se aclare qué fue lo que ocurrió el sábado pasado, cuando la holandesa de 54 años fue asesinada dentro del velero en el que estaba con su esposo, Peter Putker. Cuando pasó el hecho la nave estaba fondeada en el sector Bahía de Las Mantas, en Isla Grande (Islas del Rosario).

Además de la versión de Putker, quien dice que seis sujetos enmascarados subieron a su velero, lo golpearon, robaron, y mataron a su esposa, la Policía Metropolitana de Cartagena confirmó que también se investiga si el holandés está tras el homicidio de su mujer. Si sería un crimen pasional.

LLEGÓ LA FAMILIA 

El general Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana, informó que el extranjero sería interrogado ayer por la Fiscalía General de la Nación, en presencia de su abogado y de un traductor, suministrado por la Embajada de Holanda.

Después del interrogatorio, que buscará aclarar las dudas e inconsistencias que el testimonio de Putker ha suscitado a las autoridades colombianas, este pasará de ser testigo a indiciado dentro del proceso de investigación que se adelanta. Su velero, mientras tanto, permanecerá en cadena de custodia. Está fondeado en la bahía interna de Cartagena, frente a Manga, custodiado por la Armada Nacional. 

Ayer llegó a Cartagena un hijo de la pareja de holandeses junto a otros parientes para apersonarse de la situación, pero se supo que no le entregarán el cadáver hasta que se aclare todo. La Policía puntualizó que se han enviado muestras recogidas en la escena del crimen a otros laboratorios que no están en Cartagena, que son más sofisticados, y que una vez estén los resultados el cuerpo se le entregará a los familiares. Un dictamen de Medicina Legal señala que Durdana murió por asfixia mecánica (muerte violenta), y no por golpes que supuestamente le habrían dado “piratas”.

SIN RESTRICCIONES

Pese a que será un indiciado, la Policía informó que Peter Putker, veterinario de profesión, no tiene restricciones para salir del país. Se supo que si el hombre se va y la Fiscalía llegara a encontrar pruebas para vincularlo al homicidio, sería la Interpol, el organismo internacional encargado de expedir una orden de captura en su contra. (Lea: Esposo de holandesa asesinada en velero, sin restricción para salir del país)

El general Rodríguez también explicó que la seccional de investigación criminal de la Interpol y la Sijín tienen a cargo las labores criminalísticas de campo y de investigación, para desarrollar las pruebas de este caso. “Hay expertos en lofoscopia, con el fin de determinar lo que son huellas y fragmentos digitales que posiblemente se encuentren en la embarcación y en el cuerpo de la víctima; también tenemos expertos en evidencias trazas, que se encargan de verificar fluidos, tejido humano, cabello y vellos; de igual manera  se aplica el bluestar forensic, que tiene que ver con resaltar elementos dactilares y fluidos corporales.

"Se tienen expertos en análisis conceptual, que son los que dan las conclusiones de todos estos exámenes para que el fiscal presente las evidencias físicas al juez de garantías”, dijo el general Rodríguez.

Hay que recordar que este medio evidenció detalles de primera mano de testigos que llegaron a socorrer a Peter Putker el día del crimen de su mujer, y de una testigo que asevera que él y su esposa habrían discutido ese día.

También se conoció que Peter tiene rasguños en su espalda, que las autoridades investigarán si fueron causados por su esposa o no. (Lea: Discusión, rasguños y asfixia: así va caso de holandesa asesinada)

  NOTICIAS RECOMENDADAS