Ya son tres los muertos en casos de intolerancia

11 de octubre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las riñas estuvieron por doquier. La intolerancia no dio tregua y solo entre la noche del domingo y la madrugada de ayer cobró la vida de tres personas. Tres hombres fueron asesinados en hechos aislados, que ocurrieron en Cartagena (2) y en el municipio de Turbaco.

Dos de las víctimas fueron baleadas, mientras que la otra fue agredida con un arma blanca por un problema en el que, al parecer, no tenía que ver.

Uno de los hombres asesinados es Yomer De Aguas Puello, de 22 años. Residía en la calle La Paz del barrio Nariño y deja dos hijos, de 9 y 5 años. Era albañil y el domingo en la noche estaba cerca de su casa, en el sector Loma de Cabarcas, tomando junto a varios amigos y un primo. Una versión deja ver que el primo empezó a hacerse bromas con un hombre que estaba en el lugar y las chanzas terminaron en discusión. Luego, vinieron las agresiones.

“Yomer se metió a apartar para que no pelearan y ahí fue cuando el hombre sacó un cuchillo para agredir a su primo, pero como Yomer estaba en la mitad terminó dándole una cuchillada en el cuello a él”, indicó un vecino del sector.

A la víctima la llevaron a la Clínica San José de Torices, pero allí murió instantes después. La Policía Metropolitana, en una rápida reacción, capturó al presunto homicida, un joven de 22 años. Este quedó a disposición de la Fiscalía.

Hecho absurdo

Horas después, otra mala hora ocurrió en la ciudad y la víctima fue Kavir Martínez Manrique, un mototaxista de 22 años. Vivía en el barrio Los Comuneros, junto a Loma Fresca, y era el quinto de seis hermanos. Ayer, poco antes de la una de la madrugada, estaba cerca de su casa, en la calle Bellavista del barrio Petare, junto a varios vecinos. Hacían la inauguración de la calle y todo iba bien hasta que un vecino le pidió a Kavir que le prestara su moto. “Kavir le dijo que no y empezaron a discutir. Luego, llegaron dos sujetos a los que llaman ‘el Monito’ y ‘el Eduardito’. ‘El Monito’ se cogió el problema para él y se metió. Empezó a discutir con Kavir porque no quería prestar su moto y después cogió una botella y lo golpeó en la frente. Cuando Kavir se iba a defender, sacó un changón y le disparó”, relató Faider, hermano de la víctima. El agresor huyó junto a su acompañante y al herido lo llevaron a la Clínica San José de Torices, donde murió cinco horas después. Uno de los perdigones que recibió entre cuello y pecho le perforó un pulmón. “Cuando estaba en la clínica me decía que se sentía mal y que se iba a morir. Yo le insistía en que se iba a recuperar, pero salí de la clínica y al rato me llamaron a decirme que había muerto”, contó Faider Martínez.

Por último, está el asesinato de Nefer Rafael Feria Mendoza. Tenía 24 años y vivía en Turbaco. Un familiar informó a las autoridades que ayer, poco después de las 3 de la madrugada, estaba tomando en una cantina del municipio. En medio de los tragos, se trenzó en una riña con otro cliente del lugar. Al parecer, el dueño del negocio, tratando de apaciguar los ánimos, sacó un arma de fuego hizo un disparo. El proyectil que salió del arma terminó por impactar a Feria Mendoza en el abdomen. Lo llevaron al hospital de Turbaco y de allí lo remitieron a la Clínica Madre Bernarda en Cartagena, donde murió a las 10 a.m. de ayer. La bala que recibió le afectó varios órganos vitales.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS