Gina Ruz Rojas la lancera de la cultura

27 de septiembre de 2009 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Gina Ruz Rojas es toda una institución en materia cultural en la ciudad. Antes de ser la directora del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, ya abanderaba la causa, sentía el deber y el compromiso de trabajar por un gremio que no era prioridad en la agenda pública pero llegó su tiempo, su momento de hacer visibles a los gestores culturales y festivos de la ciudad, y está liderando el proceso de Revitalización de las Fiestas de Independencia con un compromiso y entrega que genera admiración. A tan solo año y medio de gestión, Gina Ruz ha posicionado el tema cultural en el imaginario colectivo del cartagenero y cartagenera. Desde su dirección se han democratizado los escenarios culturales, llevando la cultura a todos los rincones de la ciudad. También se ha apoyado los proyectos artísticos y culturales, se continúa la convocatoria de premios y becas a los gestores culturales, se trabaja para la formación artística de los jóvenes y se fortalece el tema de las bibliotecas comunitarias, logrando posicionarlas como uno de los 10 lugares preferidos por las personas dentro de las comunidades. Por eso, si quiere sacarle una sonrisa a Ruz, pregúntele sobre cultura, folclor, cabildos, lanceros y titiriteros, de inmediato su rostro se transformará en una flor colorida que brilla al compás de los rayos del sol. LAS FIESTAS Sin embargo, la columna vertebral del IPCC ha sido la Revitalización de las Fiestas de Independencia que el instituto ha liderado activamente. El objetivo es hacer una construcción colectiva de las fiestas, expresa Ruz Rojas. “Queremos que todos en la ciudad sean actores festivos, que las fiestas se vivan en familia, sintiéndolas tan propias y las vivamos tan intensamente, como intensa es la manifestación de la riqueza cultural que hay en ellas”, afirma Gina Ruz. Las fiestas tuvieron su origen en la independencia donde año tras año se celebra la gesta heroica de los lanceros de Getsemaní, al propiciar el 11 de noviembre de 1811, la declaratoria de independencia de España. Por eso este año, las Fiestas de Independencia tendrán dos novedades, la primera tiene como objetivo integrar a la población juvenil que le atraen los ritmos contemporáneos, dándoles un concierto de rock llamado Rockiembre. Este año, la Alcaldía también asumió el desfile de la diversidad sexual que integrará a la comunidad LGTB y sensibilizará a la comunidad en cuanto a la tolerancia. Cuando Ruz afirma que desea que todos los cartageneros sean actores festivos, se refiere al universo humano que participa directa e indirectamente en el proceso festivo: “desde la señora que hace el disfraz, los que hacen las carrozas, los coreógrafos, el niño que practica para salir en una comparsa, los que se disfrazan, el profesor que enseña en el colegio el significado de las fiestas, las candidatas hasta las personas que salen a ver un bando”, expresa Ruz Rojas. Durante las festividades se destacarán a los actores festivos, homenajeando en los preludios a las personas que trabajan por la cultura. “A la gente hay que reconocerle lo que ha hecho por el folclor, no hay que esperar a que se mueran para decir que fue un gran músico o bailarín, eso es lo que estamos haciendo”, agrega Gina Ruz. El corre corre novembrino empieza para Ruz Rojas en el mes de febrero. “El estrés que me deja las fiestas se me quita en el mes de marzo”, afirma con risas la abanderada por la cultura. IDENTIDAD CULTURAL Otros logros liderados por Ruz Rojas ha sido el Festival Cartagena La Habana Son y el Festival de la Hamaca Grande. “El año entrante queremos armar dos festivales más para que refuercen la agenda cultural de Cartagena”, agrega Ruz quien afirma que el reto es posicionar a Cartagena como el eje cultural del país. Para finalizar la conversación con una mujer apasionada por la cultura, no puede faltar el argumento que parece cliché pero no lo es: “El desarrollo de una ciudad tiene que ir de la mano de lo cultural porque eso es lo que da identidad, lo que te protege de la injerencia extranjera, lo que te diferencia como ciudad turística”, recalca Gina Ruz Rojas. “Para mí esta experiencia ha sido un reto importante porque yo vengo del sector cultural y es mi compromiso con mi sector. Cuando salga de aquí, seguiré siendo gestora cultural con más pasión y retomaré la docencia porque me hacen faltas mis pelaos”, puntualiza Gina Ruz Rojas, quien parte hacia El Cabrero para practicar la comparsa de la que hará parte en noviembre.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista dominical

DE INTERÉS