La voz de la luz y su camino fantástico

21 de abril de 2013 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Es imposible imaginar nuestro mundo sin la fotografía. La fotografía ha marcado la historia de la humanidad. Ha sido ella la responsable del desarrollo del cine, la televisión, la prensa, la ciencia, la investigación y las comunicaciones.
Las imágenes y las palabras son la expresión del pensamiento humano, las cuales están condenadas a caminar y explorar juntas el universo.
La fotografía es la voz de la luz, es el interior del mundo invisible, es el alma de esos seres que saben ver y pueden tocar el mundo con su sentir y su lente.
El daguerrotipo fue el primer procedimiento fotográfico de aplicación práctica, el cual fue difundido oficialmente en 1839 en la Academia de Ciencias en París. Louis Jacques Mandé Daguerre, perfeccionó este experimento iniciado por Nicéphore Niépce. Es un proceso que consiste en fijar las imágenes obtenidas en una cámara oscura, sobre una plancha metálica o de vidrio recubierta de yoduro de plata.
Se obtiene únicamente un original, sin posibilidad de obtener una copia, además se necesitaban largos tiempos de exposición (hasta 30 minutos), para captar la imagen. La fotografía debía protegerse y sellarse para evitar que se ennegreciera por el contacto con el aire. Podemos considerar que este es uno de los mas maravillosos inventos del hombre y es a partir de ese momento, cuando la fotografía inicia su acelerada carrera a través de los años.
Este maravilloso artilugio, captador de luz, revolucionó al mundo. En sus inicios provocó el rechazo de los pintores, los cuales pensaron que éste pondría en peligro su trabajo artístico, sin embargo poco a poco fue convirtiéndose en una excelente herramienta de trabajo para ellos. En Colombia se destacan como daguerrotipistas el francés barón Jean Baptiste Louis Gros y el norteamericano John Armstrong Bennett; el primer colombiano (neogranadino) que realizó daguerrotipos, fue el fotógrafo y pintor Luis García Hevia.
Como el hombre permanentemente trabaja en la búsqueda de nuevas herramientas, nace hacia 1856, el ferrotipo y el ambrotipo, el primero tenía como soporte una placa metálica y era menos costoso que el daguerrotipo y el segundo consistía en lograr la imagen positiva en un cristal. Fueron los dos, los primeros aportes de los Estados Unidos a la fotografía, sin embargo, ninguno de los dos alcanzó la calidad de imagen que lograba el daguerrotipo. Existió también el calotipo, que era impresa la imagen en papel (1840), con este sistema si era posible la reproducción.
En 1888, George Eastman  fundó la casa Kodak creando la primera cámara “Kodak 100 vistas” con rollo de papel. Al  año siguiente reemplaza el papel por celuloide, naciendo así el carrete de película. En 1897 nace AGFA en Alemania, era una fábrica de productos químicos para fotografía, la cual posteriormente fue fabricante de cámaras.
Desde que se inicia la fotografía las investigaciones van dirigidas a la búsqueda del color, pero fue solo hacia 1907, cuando las placas de vidrio autochrome salieron al mercado, gracias a la gran aportación de los hermanos franceses Lumiere. En 1936, AGFA presentó su película en color de la cual provienen todos los procesos actuales de películas en color excepto la Kodachrome que fue presentada en ese mismo año por Kodak.
En 1975, Kodak encarga al ingeniero Steven Sasson, el diseño y construcción de la primera cámara digital que se tiene conocimiento. Las cámaras digitales utilizan sensores electrónicos de imagen en vez de película para captar luz, se consigue gracias al efecto fotoeléctrico donde los metales liberan electrones cuando se les expone a la luz y las almacena en una memoria digital.
Pasaron más de diez años para que apareciera la primera cámara verdaderamente digital, es decir que almacenaba la imagen en un dispositivo de informática.  La evolución de la fotografía digital es un proceso continuo desde hace más de treinta años, por lo tanto, no nos debe sorprender que cada día nos informen sobre nuevos equipos. Adicionalmente a la cámara, hoy debemos contar con un equipo de computador y con programas de edición, pues ya el laboratorio lo realiza el fotógrafo. La facilidad que dan hoy las cámaras digitales, ha favorecido la proliferación masiva de personas que pueden disfrutar de hacer fotografías, resultando una actividad sana y gratificante.
Por último deseo puntualizar, que la palabra digital es un adjetivo que no se necesita, porque fotografía es fotografía, “digital” es solo el tipo de soporte que se utiliza actualmente, después no sabemos qué vendrá.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista dominical

DE INTERÉS