Guio di Colombia: Una pasarela más allá de la moda

28 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ese joven, de cara ruda y con barba, parecía mirarme fijamente, igual que a muchas de las personas que estaban alrededor de la pasarela. Contrario a las miradas perdidas que suelen tener los modelos en los desfiles de moda, la de él era penetrante, como queriendo decir algo.

Se llama Camilo Silva, es de Bogotá y tiene 25. Su nombre solo lo supe después de un desfile del diseñador vallecaucano Guio di Colombia, creador de la moda social e incluyente en Latinoamérica y quien participó en la Semana de la Moda de Colombia en Medellín, el pasado miércoles. Y no podía perder la oportunidad de preguntarle a Camilo por qué lo hacía, por qué sus ojos no los fijaba al horizonte, como los demás.

“Quiero que las personas sientan que no solo voy exhibiendo una prenda o mostrando mi pierna, sino que estoy con ellos, que les estoy transmitiendo mi ser para que por un momento me acompañen”, me respondió.

Antes de ser modelo era suboficial del Ejército colombiano. Llevaba casi seis años de servicio cuando una mina antipersonal le destrozó su pierna izquierda y por poco acaba con su vida. Fue en 2016, un día en el que patrullaba en las selvas de Chocó. “Esa experiencia fue un cambio drástico para mí. Fue tan repentino... yo estaba con un personal asignado de un batallón, realizando una misión que se llama ‘Control territorial de área’ y cuando íbamos a verificar tomé la punta salvaguardando la vida de los soldados, unos jóvenes que estaban prestando el servicio militar, y en ese momento pisé la mina”, narra.

Dice que es una persona que “piensa, predica y aplica” y que cree todo sucede porque así ha de ser. “Asumí esto como una nueva oportunidad para ver otros enfoques de mi vida personal y desarrollar proyectos que quería hacer desde hace un tiempo y no había encontrado la manera de hacerlos. A pesar de todo, fue un cambio que trajo algo positivo a mi vida”.

Camilo volvió a nacer, eso sintió cuando le pusieron una prótesis y volvió a sostenerse por sí solo. Este año llegó a modelar gracias a la fundación de Guio, luego de enviar una solicitud para hacer parte de Natural Beauty 2019 - 2020, un calendario creado hace cuatro años por el diseñador para homenajear a las personas con capacidades especiales.

Además de empezar su carrera como modelo, es pesista paralímpico y ha comenzado a prepararse para dictar conferencias. “Con mi experiencia de vida, quiero llegar a otras personas, no solo a quienes tienen alguna discapacidad. Quiero conectar con todos ellos para cambiar la mentalidad hacia quienes tienen una condición diferente”.

Otro luchador

David Villegas también perdió su pierna izquierda. A diferencia de Camilo, a este joven paisa le cambió la vida tras un accidente de tránsito en Medellín, el 30 de noviembre de 2013. Iba con su novia en una moto cuando debió esquivar a una persona que se había caído en medio de una vía destapada. Se salió del carril en una peligrosa curva y no se percató de un carro que terminó por impactarlo directamente en su extremidad. Estuvo muy delicado, los médicos intentaron salvar su pierna, pero a medida que pasaban los días el panorama se complicaba. “No hubo manera de salvarla, los médicos hicieron todo lo posible pero no se pudo y había que amputarla para poder seguir con vida, si me hubiera demorado más en decidir quizás ni estuviera contando la historia”, cuenta David.

Él piensa igual que Camilo. Cree que eso le tenía que suceder y no se arrepiente de nada. “Aquí estoy, dando la pelea, demostrando que las personas en condición de discapacidad no tienen una falencia sino capacidades, cualidades y valores que queremos compartir”.

David era vendedor en un reconocido almacén, se preparaba para estudiar comunicación audiovisual antes de que ocurriera el accidente. Ahora estudia psicología, lo decidió después de que una profesional en esta área no entendiera la manera positiva en la que enfrentaba su realidad y asegurara que él estaba en un proceso de negación y que más tarde entraría en un estado de depresión. “Eso me ofendió mucho porque yo no sentía que se me había caído el mundo, sino que era una nueva oportunidad, porque pude morirme”, afirma.

Sus planes son tratar a personas que estén pasando o hayan pasado por una situación similar a la de él. En el modelaje está desde el año pasado, también llegó a esto gracias a un amigo que le habló del trabajo de Guio di Colombia y este no dudó en incluirlo.

“Cuando estoy en pasarela, trato de gozarme todo al máximo y tratar de representar a la comunidad discapacitada lo mejor posible”.

Pionero de la moda social

Su nombre de pila es Édgar Giovanni Domínguez, pero el mundo lo conoce como Guio di Colombia. Cursó varios semestres en dos instituciones en Cali y, finalmente, después de trabajar como docente por tres años y crear su primera colección, le dieron el honoris causa. Lleva cerca de 15 años diseñando bajo la idea de moda social (concepto conocido en el mundo como political fashion) y es considerado como su pionero en Latinoamérica.

En EE.UU. desarrolló una campaña que se llamó ‘Immigrant’, para apoyar a todos los inmigrantes indocumentados mientras el entonces presidente Barack Obama trataba de promover una ley para proteger a quienes llegaron a ese país siendo niños y poner mano dura, especialmente, a los inmigrantes con problemas con la justicia. También ha trabajado con Fides, con los niños con discapacidad auditiva y sensorial, durante 7 años; con desplazados de la zona rural de Palmira y Florida (Valle del Cauca); con reclusos de diferentes cárceles en un programa con el Ministerio del Interior y de Justicia y el Inpec; y con las víctimas de guerra en Colombia junto con la Vicepresidencia de la República. Incluso, fue nombrado por la ONU como embajador del programa ONUSIDA, que busca crear conciencia sobre esta enfermedad.

“Gracias a ese trabajo he tenido 41 reconocimientos, más o menos a la par con mi edad, un poquito menos, pero digamos que los que más me han marcado ha sido el de Los 22 más, al ser considerado uno de los 22 personajes colombianos más influyentes en los Estados Unidos. Ahí había médicos de Harvard, personas de la Nasa, muchas personas importantes y éramos 22 solamente entre 1.500 colombianos. Otro reconocimiento, el más reciente, fue en el Asturias Fashion Week, que me entregaron el premio a la excelencia en la alta costura masculina. Esos dos son muy significativos para mi carrera”, relata el diseñador colombiano.

Su última colección, llamada Caudillo, fue presentada en Colombiamoda 2019 y como en todos sus desfiles utilizó esta plataforma para sensibilizar sobre una campaña social. En esta oportunidad sobre la superación de las personas con discapacidad y para hablar de esa guerra que hubo en Colombia entre los años 40 y 50 que -afirma- no ha acabado.

“El mensaje que quería dejar es que la moda es universal, para todos. Nosotros, como diseñadores, tenemos la obligación de poner en pasarela un mensaje, porque no nos llamaron solamente a vender ropa sino también a tener una responsabilidad como influenciadores, de decir algo, de protestar, de sensibilizar, y creo que en Colombia solo se habla de las minas antipersonal el 4 de abril, que es el Día Internacional contra las Minas Antipersonal, del resto no se habla del tema y somos el segundo país con más siembra de este tipo de artefactos”.

Guio seguirá revolucionando al mundo con sus propuestas de moda, que van de la mano con sus campañas sociales, mientras Camilo y David, seguramente, también continuarán cumpliendo todos sus proyectos en su nueva vida.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS