Facetas


Hacer pan de ñame y yuca, un oficio que aprenden en el colegio

En El Carmen de Bolívar los estudiantes de la I.E. Giovanni Cristini saben que otra escuela es posible. Se les enseña técnicas agroindustriales, valores y arte para la vida.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

21 de noviembre de 2021 07:56 AM

La Institución Educativa Giovanni Cristini Cristini de El Carmen de Bolívar cree que otro tipo de enseñanza es posible. Y es a través de las artes y los oficios.

Para los grados décimos y once, se han establecido varios programas que hacen parte del proyecto Forjando otra escuela posible: Frutos de paz, donde se maneja la agroinsdustria; Tic: Valores, para el que han creado un noticiero; Alianzas por la paz y Artesanos de paz, donde se maneja el reciclaje y manufactura tradicional.

Específicamente a los más de 150 jóvenes que pertenecen a estos grados, les ha gustado el proceso del aula taller de agroindustria, cuyo objetivo es transformar alimentos típicos de la región, que ellos mismos cultivan (yuca, ñame, ahuyama, sábila, cañandonga) para fortalecer no solo el amor por la tierra sino la destinación y el uso de estos productos. Todos sabemos que el precio del ñame y la yuca a veces es tan bajo que los campesinos terminan perdiendo dinero. Si bien son productos que llevan para alimentar a su familia, sacar un provecho económico de estos tubérculos a veces les resulta imposible. (Le puede interesar: Video: la mujer que cuida a sus 3 hijos con parálisis y un amor infinito)

Por eso ¿qué tal un delicioso pan hecho de harina de trigo y yuca, o de ahuyama?

Una nueva historia para los tubérculos de la región

Humberto Viloria es docente de Agroindustria y explica que los estudiantes desde el grado décimo, comienzan a ver las diferentes técnicas para el procesamiento de alimentos.

“Les enseñamos lo que es procesar lácteos, carnes, frutas, tubérculos, hortalizas y cereales. En esta última parte tenemos talleres de panificación y les enseñamos a obtener harina con ñame, yuca, arroz y productos de la región. A través de la tecnología agroindustrial buscamos que el joven se apropie de nuevos conocimientos para innovar en las cosechas de sus padres, que en su mayoría son campesinos agricultores y que por razones de precios a veces no ganan con sus cultivos. El campesino cultiva a la deriva, pierde plata y está sujeto a los precios del mercado, a lo que el intermediario diga. Por eso estamos educando a los jóvenes en estos productos que se salen de lo común”, explica Viloria.

El profesor señala que innovar también es sinónimo de minimizar el costo de estos panes, ya que si se trabaja en un 40 % trigo y 60% harina de cualquier tubérculo de la región, el precio del pan baja. También hacen yogur a base de aloe vera, trabajan el cristal de la sábila y las plantas medicinales como el orégano o la mejorana, que se disecan para volverse aromática. ¡Hasta jalea de cañandonga hacen, con excelentes resultados nutricionales!

Las clases se han convertido en una estrategia pedagógica y es que los estudiantes tienen la necesidad de aprender de forma práctica sus materias: necesitan saber de geografía, de escritura para formular sus propuestas, de matemáticas para elaborar un buen presupuesto y el cronograma; de química para avanzar en su proceso agroindustrial.

“En un futuro queremos hacer una escuela ocupacional en jornada contraria a la académica, para que quienes no tengan acceso a la educación superior, puedan tener la voluntad propia de aprender esto de forma alterna”, añade el profesor Humberto. Y es tan bonito el proyecto que no solo les enseña un oficio para la vida, sino que los vuelve líderes.

Jorge Elías Salas, rector de la Institución Educativa Giovanni Cristini Cristini, dice que este es un importante proyecto para el colegio y que beneficia no solo a los estudiantes sino a sus familias.

Lina Pérez Ochoa tiene 18 años y con orgullo cuenta que se ha sentido muy bien elaborando yogures, panes, galletas y mermeladas. “Allí mismo en la escuela los hacemos y salimos beneficiados los estudiantes. Los vendemos para sacar fondos para pagar nuestro derecho a grado o materiales. Es importante que sigan con esto para que los niños que vienen desde sexto grado también aprendan, ojalá. A todos nos puede servir conocer estos procesoa para cuando salgamos del colegio”, afirma la joven. ¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS