Herlinda Moises, la Santa de Pasacaballos

20 de noviembre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Vino en un viaje en barco desde Austria hasta Cartagena, en aquel 12 de enero de 1952, y se quedó para siempre entre nosotros.  María Herlinda Moises, la joven misionera de Salzburgo, era una muchacha de 24 años, delgada y de ojos azules, que había renunciado a todo por  conjugar el espíritu de los evangelios en la vida cotidiana. Fue traumático para su familia en aquellos años de la Segunda Guerra Mundial, bajo el régimen Nazi, explicar que el apellido Moises que significa “salvado de las aguas”, no era hebreo. El 5 de julio de 1949 se graduó de pedagoga y comenzó su vocación de sembrar pasión y voluntad en los descreídos en varios colegios de Cartagena. Pero en 1965 llegó a Pasacaballos y descubrió que en este corregimiento solo había 35 niños estudiando en la escuela. Allí empezó su apostolado, que la convirtió en una legítima santa hasta el día de su muerte, ocurrida en 2006.

No hay ningún proyecto de desarrollo en Pasacaballos, llámese biblioteca, hospital, pavimentación de calles, impulso a los artesanos y pescadores, a la alfabetización,  entre otros, que no esté vinculado a la gestión humana y espiritual de la Madre Herlinda Moises. A ella se le deben las obras tangibles de la región, pero también a la construcción de un pensamiento de transformación en la conciencia ciudadana. Tal vez por eso en 1976 la acusaron de rebelión por interesarse a fondo y con honestidad en la suerte de los pobres, y consagrar su vida al trabajo comunitario sin esperar nada a cambio.  Era una mujer que se puso las botas y se metió en el fango. Y no descansó hasta ver las mutaciones en la comunidad.

Basta recorrer Pasacaballos y descubrir que todo tiene la huella visible de esta santa mujer. La biblioteca, el hospital, la sede de Funscri, el barrio que lleva su nombre, los grupos de danzas infantiles y juveniles que perpetúan su legado, los artesanos y pescadores que siembran con paciencia la semilla fecunda de su vigilia y las flores de su jardín inagotable. La misionera encaró todas las formas de la pobreza, la falta de agua y luz, de vías y servicios básicos, y dotó con su gestión de lo que las autoridades no pudieron cumplirle a Pasacaballos. Más allá de los diez años de su partida, los cuadernos de sueños de la Madre Herlinda aún tienen agendas por cumplir y ella estuvo concentrada hasta el último instante en que se ejecutaran.

Premios a una Santa
A lo largo de su vida intensa y ejemplarizante, “fue reconocida como mujer luchadora, fuerte, tenaz, de entrega generosa”, recibió la  Cruz Monseñor Eugenio Biffi, Comisión Arquidiocesana de Pastoral, en 2006. Premio Monseñor Romero por la lucha y dedicación a los Pobres. Organización Hombres Católicos de Austria, en 1982.
Reconocimiento a la labor desarrollada en beneficio de la comunidad Bolivarense. Gobernación de Bolívar en el Día Internacional de la Mujer, en 1993.
Premio a la perseverancia en la lucha por los pobres. Gobierno de Austria, en 1994. Mención de Honor y segundo lugar Mujer Cafam de Colombia. Séptimo premio Cafam a la mujer en Colombia. Comfenalco de Bolívar, en el año 1995. Maestra de Maestros. Alcaldía Distrital de Cartagena, en 1996.
Reconocimiento por su perseverancia en el trabajo Misionero y especialmente por los pobres. Arquidiócesis de Salzburgo-Austria, en 1998. Exaltación en sus 36 años de labor cultural  en los pueblos de la Bahía y el Canal del Dique. Alcaldía de Cartagena de Indias y el Instituto Distrital de Cultura de Cartagena, en 2001.

Epílogo
El espíritu de la Madre Herlinda  fluye en los pueblos de la bahía y en el alma de los Pasacaballos. Es como si nunca se hubiera ido.

OTROS PREMIOS
Mención de Honor a la Hermana Herlinda Moises por su entrega incondicional durante 40 años a la promoción  de las comunidades pobres de Pasacaballos, cariñosa gratitud y reconocimiento de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora, en 2005.

Orden Civil al Mérito “Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad en el grado de Gran Oficial”. Concejo Distrital de Cartagena, en 2005.  Honor al Mérito a la Fundación Social Cristiana  en sus cuarenta años de servicio a los más necesitados, CEDAL, en 2005.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS