Facetas


Instanimalistas: influencers por los animales

Una van para urgencias veterinarias, que recorre las ciudades para esterilizar y operar a perritos callejeros. Ese es uno de los proyectos que impulsó la influencer Manuela Restrepo junto al veterinario Jherson Hernández.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

27 de mayo de 2021 10:09 AM

En el mundo hay más de 3.500 millones de usuarios en redes sociales, según un estudio de Statista. Expertos explican que algunos letrados en mercadeo y las mismas marcas aún confunden “llamar la atención” con “influencia”, por eso es importante entender que existen algunas personas que de repente salieron del anonimato y consiguieron millones de seguidores por llamar la atención, pero que un verdadero influenciador tiene un tema en particular, un contenido que atrae a sus seguidores y los hace leales. Es importante partir de esa diferencia.

Un nicho que poco se explora es el de la temática social, animalista y ambientalista... No pulula más que aquellos dedicados al modelaje, maquillaje y cuidado corporal, pero es una herramienta poderosa para mejorar el entorno, teniendo en cuenta que 8 de cada 10 adultos y 9 de cada 10 jóvenes-adultos revisan su celular en los primeros 15 minutos después de despertarse. Loco, ¿no?

Manuela Restrepo (@manuela_rpo) es instanimalista, un nuevo término.

Manuela tiene 494.000 seguidores en Instagram y es embajadora de diversas marcas; vive de ser influenciadora y más allá de eso, disfruta poder apoyar iniciativas como la de Jherson Hernández (@tufielamigovet), con el que quiere lograr esterilizar a la mayoría de perritos callejeros de toda Colombia.

Ella nos ayuda a entender este mundo de redes sociales, que crece día a día:

¿Qué diferencia a un instanimalista de otros influencers?

- La diferencia entre los instanimalistas y los demás influenciadores, a mi parecer, radica en que no es tan egoísta el pensamiento a la hora en que nos salen campañas, propuestas o negocios. Por decir algo, yo, cuando me sale alguna, siempre estoy pensando en ‘wow, cuántos animales voy a poder ayudar a través de esto, voy a poder transferir ese dinero a tal o cual fundación’; siempre estás pensando es en ellos, no tanto en ti. No estoy diciendo que esté mal que los influenciadores ganen dinero por montones porque qué dicha que uno tenga entradas y se pueda comprar cualquier cosa que desee, voy a pagar esta deuda. Pero nuestro enfoque está totalmente dirigido a los animales y, por ejemplo, nuestros videos y todo lo que hacemos es incluyéndolos.

Una alianza con el animalista Jherson Hernández...

- Hemos logrado llegar a muchas personas, él siempre está resaltando a cada persona que lo apoya y le dona. Él soñaba hacer su fundación y está rescatando muchos más animalitos, eso se ve reflejado en sus redes. A mí me encanta estar detrás en lo que él necesite con la Fundación Fiel Amigo. La iniciativa de Jherson es lograr que en Colombia no haya más animales en la calle sufriendo, es esterilizarlos a todos, para que no se sigan reproduciendo para sufrir. Ayudarlos, buscarles hogar y que los animalitos estén todos cuidados no es tan fácil.

¿Por qué te gustan tanto los animales?

- Desde que nací he tenido mascotas, entonces desde que estoy pequeñita he estado acompañada por ellos. Son honestos, no te juzgan, te miran con amor, cariño, te responden como tú los educas, es una humildad que me parece increíble; si todos los seres humanos fuéramos así, este mundo sería tan diferente, tan bonito y tan puro... Es que tenemos mucho que aprender de ellos. Una compañía de un animal es mágica, sentir esa felicidad cuando uno llegue a casa, ojalá todo el mundo le diera la oportunidad a un animalito. Una anécdota que me ha marcado... Pues, me parece increíble que yo nací con dermatitis atópica y me volvió, me decían que yo no podía tener mascotas y bueno, con mis pastillas y cremitas ya no me dan alergia los gatos y los perros, así que siento que el amor de ellos cura.

¿Cómo empieza una influenciadora?

- Las redes sociales son un espacio muy amplio, comencé con esta carrera de influenciadora en determinado momento en que puse mi Instagram público; yo estaba trabajando en ese momento en otras cosas, en negocios internacionales, ejerciendo. Y llegó un momento en que me dije: o te pones de lleno en tu trabajo o te quedas con las redes, y me quedé con las redes. Empezaron buscándome las marcas pequeñas y comencé a crecer, dándome a conocer, asistiendo a los eventos y cogiéndole un amor increíble a esto, porque me encanta. Me disfruto cada trabajo.

¿Qué es lo malo y lo bueno de este trabajo?

- Lo malo, que yo siempre le voy a ver a esto de ser influencer es que la gente lo coja como un medio para esparcir su mala vibra, que los comentaristas se tomen sus minutos en despreciar a alguien, en decir cosas feas, sin saber lo que la persona está pasando, el hate, leer palabras feas en un día triste puede ser lo peor que nos pase. Es que el poder de las palabras es infinito.

Lo bueno es que le podemos llegar a tantas personas y es increíble lo que podemos hacer como influenciadores con un emoji, una palabra que digamos. Una respuesta a un saludo de un seguidor. Es fantástico cuando podemos ayudar a los demás. Esto es una bola de nieve, nos ayudamos y crecemos entre todos.

Más proyectos y en Cartagena...

- La idea es llegar a toda Colombia. Con Jherson seguimos en su van; él tiene sus estudios de veterinario. Que no haya ningún animalito con problemas, que no se reproduzcan tanto... El tema de los criaderos no ayuda a nuestro proyecto. Quiero tocarlo, que no sea tan liberal, que haya restricciones... es feo criar animalistos y venderlos como mercancía. Ese sería mi próximo proyecto.

En Cartagena hay un problema muy grade, yo no sabía que en las ciudades costeras había botaderos de animales, esa es una misión 1A, es ilegal, ¿cómo pueden existir? ¡Botaderos de niños!, así lo veo yo. Nuestra meta es ayudar a crear leyes para que cosas como esas no ocurran y hayan más multas y castigos reales.

  NOTICIAS RECOMENDADAS