Jose Ricardo transforma a Cartagena desde la comunicación

28 de junio de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Se dice que todos los seres humanos estamos llamados a ser agentes de cambio. La satisfacción de desarrollar acciones en pro de una sociedad mejor impregna sentido a nuestra vida. Prueba de ello es la historia de Jose Ricardo Escobar John, un comunicador social cartagenero que tiene más de 20 años de experiencia trabajando para aportar al cambio social y lograr transformar su entorno. Sí, Jose... es que a él no le gusta la tilde.

Jose Ricardo fue un niño soñador: se visionó astronauta, también policía de tránsito, bombero y hasta piloto de avión de combate. Fue criado por dos pilares más que fundamentales en su vida: sus padres y sus seis tías abuelas maternas. “Cada una de ellas tenía una afición en especial, por ejemplo: una por la música y otra por la escritura y la lectura, y fue ella quien me motivó a estudiar mi carrera y a inclinarme por la docencia. Mucho de ella soy yo”, refiere.

Siendo muy niño también se enamoró de la música. En ese entonces le regalaron un piano al que le sacó varias melodías: “He sido productor tanto de música comercial de manera individual y con otros productores como Henry Char, Carlos Guardela y José Fadul. He producido música tanto electrónica, folclórica, he grabado mi propio álbum”, esa fue, sin lugar a dudas, una etapa que le permitió establecer relaciones humanas y dejar atrás la introversión.

Su adolescencia estuvo llena de música y literatura. Componía canciones, leía a Pablo Neruda, Gabriel García Márquez y Julio Verne. Sentía la necesidad de conectar todo el tiempo con sus amigos y con la gente. Hizo parte de movimientos juveniles donde conoció de cerca las problemáticas sociales que demandan las comunidades vulnerables en Cartagena.

“Hacíamos intervenciones desde una perspectiva espiritual. Participábamos en la fundación el barrio Simón Bolívar y trabajábamos con los jóvenes porque teníamos la idea que se puede construir un mundo mejor, una idea romántica, sí... pero en esa época era nuestro propósito de vida”, evoca.

Poco antes de ingresar a la universidad, fundó ‘El Conquistador’, un pequeño periódico que sacaba para sí mismo y sus amigos, donde recreaba noticias de su cotidianidad y escribía las novedades internacionales que le llegaban a través de Radio Francia Internacional y Radio Nederland.

De editar ‘El Conquistador’, Jose pasó a ingresar a la universidad y se dedicó de lleno al periodismo. “En el año 94 entramos 57 apasionados por ver cómo el periodismo cambia las cosas y nos montamos tanto en la película que muchos de mis compañeros, que sabían que yo venía de hacer radio, me pedían que los ayudara a hacer lo mismo y otros se vincularon a otras emisoras. Allí se empezó a desarrollar una sensibilidad diferente y era pensar nuestra ciudad desde otra perspectiva. No solo desde la comunicación, sino desde el cambio”, cuenta.

El poder de comunicar

Por influencia de Carlos Ospina Bozzi, fallecido comunicador social e investigador de la Universidad de Cartagena, Jose Ricardo comprendió que la comunicación impacta en el desarrollo social. “Fue él quien me acercó a un texto de David K. Berlo que definía que el propósito general de la comunicación es afectar e influir intencionalmente a los demás. Eso jamás se olvidó”, recuerda.

Escobar marcó así su desarrollo profesional, entendiendo a la comunicación como el eje de las grandes transformaciones de la sociedad. Ahora más que nunca, Jose conoce su poder y basándose en esa premisa enfoca su trabajo dentro de las organizaciones para transformar familias, personas y a la misma Cartagena.

El proceso ha sido silencioso, pero significativo. Jose ha asesorado y acompañado organizaciones públicas y privadas de la ciudad como la Cámara de Comercio de Cartagena, Crepes & Waffles, Seatech International, Esenttia, Grupo Ecopetrol, varios hoteles, Anato, Arclad, PNUD / Naciones Unidas, Cotecmar, entre otros.

“Pienso que a veces es mejor trabajar en silencio y más bien enfocarse en preparar a las personas, en sus diferentes espacios, como agentes de cambio bien equipados para aportar, un granito a la vez, a la transformación social”, expresa.

Le apuesta al desarrollo social a través de iniciativas de reflexión y deliberación pública en comunidades como el sector La Colonia, en l barrio Manga, y la isla de Tierrabomba, aunando esfuerzos para aportar al cambio social, a mejorar sus condiciones y a desarrollar capacidades.

Jose sabe que Cartagena necesita lograr sinergias para crecer a través de todos los actores sociales posibles, una acción colectiva que permita construir identidad.

“Creo en el poder de los micro-cambios, y esto comienza con la construcción de relaciones genuinas, con una intención clara hacia el bien común que permita vencer barreras culturales y sociales, y que permita, desde un diálogo integrador, la transformación social, la renovación de nuestras vidas, desde la persona, la familia, hasta las industrias y la ciudad”, agrega.

Epílogo

Jose es esposo, papá y conferencista.

Jose es también e docente universitario que lidera en la actualidad un movimiento que se llama Ecosistema Caribe, apoyado por City to City América Latina, una organización global que impulsa cambios desde el evangelio, una sinergia de diferentes organizaciones para diseñar iniciativas que permitan ciudades y, ¿por qué no?... mundos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS