La delincuencia también está en cuarentena

05 de abril de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los disparos, los gritos, el llamado de auxilio y la sangre misma alertaron a la gente de que algo sucedía en el barrio San Pedro Mártir de Cartagena. La cuarentena transcurría en calma cuando un hecho nefasto acabó con tres mujeres. Tres víctimas de un hombre despiadado que les disparó y las mató. Ese triple crimen es uno de los hechos violentos sucedidos desde que Cartagena, primero, y luego el país entero, entraran en un confinamiento obligatorio que todavía no se sabe a ciencia cierta cuándo acabará. El triple homicidio generó repudio en toda la ciudad. Pese a este suceso, tan lamentable, tan triste, la criminalidad ha ido en picada con la cuarentena. Y es que, en general, con el mundo confinado, la criminalidad en las calles va a la baja, en todo el planeta. (Lea aquí: Tres mujeres asesinadas en toque de queda en San Pedro Mártir)

El movimiento del bajo mundo

“La pandemia ha supuesto una importante disrupción para la criminalidad organizada. Por ejemplo, las redes criminales nigerianas extendidas por todo el mundo que transportan pequeñas cantidades de droga en avión han visto su negocio paralizado, porque no hay vuelos que tomar”, explicaba hace poco en un artículo de prensa Mark Shaw, director de la Iniciativa Global contra la Criminalidad Organizada Internacional (GI). Además, menciona GI, los carteles mexicanos llevan semanas sin poder importar los productos químicos que necesitan para producir el fentanilo y las metanfetaminas con las que surten los mercados de la droga en Norteamérica, pues el mayor productor de estos químicos es China. En el artículo se agrega que las “restricciones al movimiento impuestas por las autoridades en todo el mundo han complicado asimismo la venta de drogas al consumidor final” y se menciona, sin embargo, que las bandas criminales tienen una presencia mucho más fuerte en el algunos territorios, “podrían aprovechar la pandemia para ganar protagonismo haciendo cumplir toques de queda, cuarentenas, etc”. En Colombia, por ejemplo, líderes guerrilleros disidentes de las Farc han montado puntos de control para hacer cumplir la cuarentena y amenazan con represalias a quienes no la respeten en las zonas de los departamentos de Cauca y Nariño. (Lea aquí: El coronavirus le impone freno a la delincuencia en el mundo)

Cartagena no es la excepción

¿Cómo están los índices de criminalidad en Cartagena? Aquí la situación no ha sido la excepción. La Policía Metropolitana ha estado al pie de cualquier alerta para repeler los intentos de quebrantar la ley y para actuar sobre quienes han incumplido con las medidas y contra quienes han delinquido, en estos días en que los ojos del mundo se centran en la lucha contra la pandemia. El COVID - 19 ha estremecido las vidas de todos, las cifras de contaminación, las economías y también el índice de delitos. Así se evidencia en un corte comprendido entre el viernes 20 de marzo (cuando empezó la cuarentena 24 horas en Cartagena) y el 31 de marzo de 2020, el cual se compara con el mismo periodo de 2019. Específicamente, en el caso de los homicidios, se han reducido en un 57% en Cartagena (7 casos en 2019 y 3 en 2020) y un 50% en toda la jurisdicción de Policía Metropolitana, que comprende Turbaco, Clemencia, Santa Catalina, Santa Rosa y Cartagena (10 casos en 2019 y 5 en 2020). Hay que mencionar que, además del crimen de las tres mujeres, murió un adulto mayor, cuyo esto de salud era grave desde días antes, desde el 13 de marzo, cuando fue acuchillado y golpeado en su apartamento.

La Tendencia se extiende

Así, el efecto de caída en picada de los actos criminales, se podría decir, se replica en cuanto a otros hechos delictivos. Por ejemplo, el año pasado para el mismo periodo hubo 141 reportes de lesiones personales contra 7 de este año, lo que significa que disminuyeron en un 95% en este tipo de delitos. No solo eso, también podría destacarse que ha habido menos reportes de violencia intrafamiliar, 75 en 2019 y 20 en 2020, un 73% menos. Hurtos a personas, una de las modalidades que más nos aquejan, léase bien, 196 (2019) contra 20 (2020), una baja del 90%. Y, así, la tendencia va a la baja, pues al parecer estar en aislamiento social no solo nos protege del coronavirus. El hurto a residencias se redujo un 87%, a comercios un 96% y a motos un 98%.

Ojalá que el coronavirus deje de cobrar pronto víctimas mortales y, de una vez por todas, se lleve con él esos otros males que aquejan al mundo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS