Facetas


Los mototaxis en Bangkok

EFE

06 de mayo de 2018 12:00 AM

Por: Noel Caballero

Apostados en las esquinas con su característico chaleco naranja, los mototaxistas de Bangkok han resistido la profunda década de crisis política del país para ahora verse amenazados por las nuevas tecnologías.

"Desde la introducción de las aplicaciones (de transporte) en el móvil hemos sufrido un descenso de clientes", lamenta a Efe Nung en la bocacalle de una céntrica arteria capitalina donde espera a los viajeros, en referencia a servicios como Uber Moto o Grab Moto.

Los cerca de 130.000 conductores de este servicio de transporte desplegado a lo largo de la enorme metrópoli asiática son clave para el desarrollo de la economía tailandesa.

Procedentes de regiones rurales del país y barrios humildes de la urbe, el "motosai" transporta a unos 5,5 millones de personas por jornada, y producen al año entre 23 y 40 millardos de bat (entre 600 y 1.042 millones de euros o entre 730 y 1.270 millones de dólares), según la Asociación de Motocicletas Taxi de Tailandia.

Con fama de temerarios y algo granujas, los ciclomotores zigzaguean a buen ritmo por el denso tráfico de Bangkok para llevar a diario a muchas personas a su puesto de trabajo.

"Durante la hora pico los servicios de transporte de masas están abarrotados y el coche o autobús no es una opción por los atascos. Entonces, el mototaxi es la manera más rápida y barata para un trayecto corto", afirma a Efe, Nicha, usuaria regular del servicio.

Un sector controlado principalmente por mafias -muchas lideradas por policías corruptos- hasta la llegada en 2001 del primer ministro Thaksin Shinawatra, cuyo gobierno se implicó y logró parcialmente resolver los problemas expuestos por los mototaxistas.

"Thaksin ha sido el único primer ministro que nos ha escuchado", afirma Chaloem Changtongmadun, presidente de la Asociación de Motocicletas Taxi de Tailandia, durante un acto en el Club de Corresponsales en Bangkok a mediados de abril.

Por ello, gran parte de estos conductores guardan fidelidad a Thaksin a pesar del golpe de Estado militar que le derribó del poder en 2006 y que dio inicio a la década de inestabilidad política que perdura en el país.

Tras la caída de Thaksin "las mafias regresaron" y con ello la extorsión y el reclamo de sobornos, recuerda Chaloem.

En marzo de 2010, los mototaxistas conformaron un importante núcleo en las protestas en favor del exmandatario que tomaron parte del distrito financiero y comercial de Bangkok; y que terminó con una intervención castrense que se saldó con más de 90 muertos.

Un año después, un nuevo partido bajo el paraguas de Thaksin -autoexiliado en Dubai desde 2008 para evitar una condena a prisión- y encabezado por su hermana menor Yingluck se impuso de manera holgada en las elecciones.

Aunque de nuevo una asonada del Ejército, ocurrida en mayo de 2014, sacó del poder a los nominados de Thaksin y estableció la junta militar que gobierna el país.

En Nonthaburi, una provincia al norte de Bangkok, el sector de los mototaxis está "100 por 100" controlado por mafias, dice el presidente de la asociación.

"Solo pedimos lo que consideramos merecido", como un fondo de bienestar social, seguro de accidentes o cobertura para periodos de baja en esta profesión "arriesgada", enumera el conductor.

Entre las propuestas se encuentra crear una aplicación móvil para los mototaxistas tradicionales que impulse su adaptación tecnológica y ayude frente a los nuevos servicios.

Las plataformas políticas ligadas a los Shinawatra han ganado todos los comicios en Tailandia desde 2001 gracias al apoyo de la clase rural del noreste y a pesar de la oposición de gran parte de la clase media y las élites cercanas a la monarquía y al Ejército.

El Gobierno militar tiene previsto celebrar sufragios democráticos en febrero de 2019, aunque la fecha para la votación ha sido pospuesta previamente en numerosas ocasiones.

"De producirse más retrasos en las elecciones, es posible que haya manifestaciones en las calles", augura el presidente de los mototaxistas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS