Maybel, orgullo de Pontezuela

23 de febrero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Es el orgullo más reciente de Pontezuela y sus alrededores, es una niña empoderada quien ha puesto en la palestra pública al corregimiento. Una adolescente de 13 años, cuyas palabras resuenan en la terraza de su vivienda, sobre la vía principal. “¿Quién dice que los hombres no pueden quedarse en la casa haciendo oficios o cuidando a los niños, mientras las mujeres van a trabajar, quién dice que no?’”, reclama en tono fuerte, pero a la vez sonríe. Cuando tenía seis años, unos instructores llegaron a la Institución Técnica de Pontezuela, donde estudia Maybel González Toncel, y la invitaron a participar de un proyecto: El Colegio del Cuerpo. Hizo parte del cuerpo de danzas contemporáneas por seis años. “Porque ella es así, siempre le gusta estar en todo. Ella es más popular que un sancocho, tiene muchas amistades”, describe orgullosa su madre, Johana Toncel, una señora que llegó hace muchos años desde Valledupar y que se quedó a vivir en tierras cartageneras. Tiene tres hijas y una nieta. Maybel es la segunda de sus ‘pequeñas’, como las llama. Y, este año, ¿vas a volver a El Colegio del Cuerpo?, le pregunto a Maybel.

- No sé, responde mirando de reojo a su madre.

- Vamos paso a paso. Déjame digerir esto primero, ya después vemos qué hacemos.- Responde su mamá.

Eso que tiene que digerir es la noticia que llegó a finales de enero. Una visita, en esa casa, donde también funciona el restaurante Guatapurí, sobre la vía principal de Pontezuela. Llegaron a darle la buena nueva, la respuesta una convocatoria en la que había participado. “Felicitaciones, has sido seleccionada para viajar a la Nasa”, le dijeron. “(...) Pontezuela es una comunidad alegre, porque todos nos ayudamos unos a otros, pero también está llena de violencia, quiero ayudar a las personas”, sigue comentado la estudiante de noveno grado, en ese tono de empoderamiento, característico de un líder, en este caso, en formación.

A la Nasa...

¿Por qué crees que te escogieron a ti? Antes de responder esta pregunta, Maybel vuelve a hablar de Pontezuela. Me explica que cuando llegaron a informarles sobre la convocatoria, no todas las niñas se emocionaron tanto, no todas acudieron a presentarse, y a no todas sus papás les dieron permiso para que aplicaran. “Porque aquí en Pontezuela no confiamos en nadie”, sostiene entre risas. Cerca de ella están su mamá, su abuela, sus dos hermanas y su sobrina. “Aquí todas somos mujeres, menos mi papá”, señala.

Ahora sí responde: “¿Por qué fui la elegida?, pues porque aquí, la Fundación ‘She is’ con personas del Cartagena International School, estaban eligiendo niñas entre los 13 y 15 años. A algunas las llamaban y decían: no, no queremos; otras porque sus papás no las dejaban, porque aquí, en Pontezuela, no confiamos en nadie (insiste). Hicimos la entrevista y yo fui la que pasé y ya, normal, estoy muy feliz. Nadie, así por así, puede ir a la Nasa”.

¿Pero y qué crees que vieron en tí? Y pues sí, otra vez Pontezuela se le salió por las venas. “Aquí- en Pontezuela- hay muchas personas que saben muchas cosas, saben dibujar, cantar, pero no tenemos todos los recursos, yo quiero tener los recursos para sacarlos adelante.

“Cuando estábamos haciendo la entrevista nos dijeron que era una convocatoria para ir la Nasa, por eso me esmeré lo mejor posible. Quiero seguir estudiando y ser muy reconocida y que mi familia lo sea también. En la entrevista, mis compañeras hablaron sobre sus familias, pero yo también dije que quería ayudar a la comunidad, ayudar a las personas que estuvieran en la drogadicción, a sacarlas de eso, a hacer proyectos que nos ayuden con las cosas que necesitamos en el colegio”, añade la niña, que es amante de las Ciencias Naturales y de la Fotografía.

“También, en la primera entrevista, me preguntaron que qué pensaba de que las mujeres se quedaran en la casa y los hombres fueran a trabajar. Respondí que eso no debía ser así, que todos teníamos las mismas capacidades, si los hombres pueden alzar una bolsa de cemento, ¿por qué nosotras no podemos?, nosotras las mujeres también podemos trabajar y hasta más. Primero tenía pena pero ya después me relajé (risas)”.

“A finales de enero, cuando me dijeron que yo era la única elegida de Cartagena para un viaje a la Nasa, me puse muy feliz y le doy las gracias a mi mamá y a mi papá. Mi papá primero no me quería dejar ir, pero ya después me dijo que sí, que si quería irme que aprovechara todas las oportunidades. Quisiera que ya llegara el día rápido, pero ajá, tenemos que esperar. A todas las personas no se les brinda esta oportunidad tan grande y tan milagrosa. Soy una niña muy feliz”, añade.

Niñas empoderadas

A través de un grupo de WhatsApp, Maybel ha ido conociendo a sus otras compañeras de viaje, que será el próximo 27 de marzo. Pasará cinco días visitando el Centro de Aprendizaje Científico y Exploración del Espacio, ‘Space Center de la Nasa’, en Houston, Texas, Estados Unidos. Sus compañeras de viaje son otras 31 niñas de toda Colombia.

El viaje de Maybel se dará gracias a The Biz Nation, al Cartagena International School y la Fundación ‘She Is’, una organización sin ánimo de lucro, que “empodera a la mujer mediante herramientas de autonomía personal, emprendimiento de paz y educación empresarial”.

De Bolívar también viajarán las estudiantes Nicol Alexandra Angulo Mendoza y Érika Sandrith Gómez Suárez de la Institución Educativa Técnica Industrial y Agropecuaria José María Cuéllar Díaz, del municipio de Cantagallo, sur del departamento. De Santander, viajarán 13 niñas en condición de vulneravilidad, así como de otras partes del país. El programa ‘Ella es astronauta’, como llaman a esta iniciativa, también es auspiciado por el mismo ‘Space Center de la Nasa’, donde aprenderán sobre dinámicas de liderazgo, motivación y tendrán encuentros con mujeres astronautas.

“Las niñas estarán en programas de inmersión de 6 días en el Space Center de la Nasa en Houston, donde experimentarán todas las actividades de una tripulación espacial, conocerán los planetarios y tomarán decisiones como cualquier astronauta”, ha precisado Nadia Sánchez, de ‘She is’. El propósito es motivar e inspirar a las niñas para que sean ícono y modelo a seguir en sus comunidades, son las primeras jóvenes colombianas que asisten a un programa en esta organización espacial. Y, viendo la espontaneidad, el liderazgo y el empoderamiento de Maybel, creo que sí, será un bueno modelo a seguir.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS