Facetas


Para las wayuu menstruar ya no será esconderse del mundo

La fundación Hilo Sagrado lidera un proyecto con mujeres wayuu para que tejan su propia ropa interior menstrual y así tengan un período digno, que no las haga aislarse del mundo.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

17 de octubre de 2021 12:00 AM

Como mujeres, sabemos lo que es tener que soportar varios días del mes dependiendo de productos que nos permitan movernos, sentirnos cómodas y con los que podamos continuar nuestra vida cotidiana en medio del ciclo menstrual. Estamos más húmedas que siempre y con dolores de cólico que a veces no merman con ningún medicamento. Para cada mujer el ciclo es diferente y así como hay unas afortunadas que solo sangran durante tres días, otras deben esperar al menos nueve días para que desaparezca todo el proceso... hasta el mes siguiente.

Ya estamos acostumbradas al dolor como para tener que habituarnos a la incomodidad. Pero para comunidades indígenas como las wayuu, aislarse por este proceso natural es parte de su vida. (La comida no se desperdicia: les salva la vida)

“Cada año tenemos una reunión con las mujeres líderes de cada comunidad con las que trabajamos, allí discutimos sobre las necesidades de éstas y qué proyectos se pueden realizar ese año para ayudar a las comunidades.

“Glow With The Flow es un proyecto para combatir la desigualdad de género que causa el periodo de niñas y mujeres en su población. Debido a la dificultad que hay para acceder a productos menstruales por su costo, las mujeres se ven obligadas a usar trozos de tela, los cuales no son suficientemente absorbentes y llegan a manchar su ropa, esto les impide seguir con sus actividades diarias y deben mantenerse aisladas”, dice Natalia Bertel, vocera de Hilo Sagrado.

El proyecto llega a las niñas, adolescentes y mujeres wayuu como una solución para este problema con la ropa interior menstrual. De hecho, los pantis lucen como cualquier otro, es el material y el tejido lo que los hace diferentes e indispensables para soportar esa limpieza y purificación mensual, significado que le han dado desde la comunidad a la menstruación. Es un interior de tres capas, una de ellas de material antifluido y otra de esponja absorbente. Esto les permitirá seguir con su día a día cómodamente, seguir siendo humanas, caminantes de su tierra, trabajadoras, estudiantes... mujeres libres”. Natalia Bertel expica un poco más:

¿Cómo y de qué material será esta ropa interior? ¿Creen que su uso perdurará en el tiempo para esta cultura?

- Esta ropa interior menstrual estará hecha de algodón y tela antifluido para que las mujeres wayuu se sientan seguras y cómodas usándola, sin que su periodo interrumpa su día. Estos no son elementos que vayan en contra de los principios de las comunidades.

Además, el proyecto irá acompañado de talleres, donde se resaltará a la mujer, se explicará el por qué de la menstruación, qué pasa con el cuerpo de la mujer, todo esto con el enfoque étnico y cultural wayuu.

¿Cómo beneficiará este proyecto a las niñas wayuu?

- Durante la menstruación, las niñas wayuu no pueden ir a la escuela por la incomodidad que trae el periodo al no tener los productos necesarios para evitar mancharse la ropa. De esta manera, se ven obligadas a aislarse e interrumpen su aprendizaje al no asistir a clase. Con este proyecto, las niñas podrán sentirse tranquilas y sin pena mientras siguen con sus actividades diarias normalmente.

**

Amalfi Romero es una de las beneficiadas, ella es líder wayuu y una de las personas que más ha apoyado este proyecto desde su grupo de mujeres. Ella también nos adentra un poco más en las costumbres de su cultura en esos días:

¿Cómo es actualmente el proceso de menstruar para las mujeres wayuu? ¿Qué usan?

- El proceso de menstruar se inicia desde el momento en que las niñas que van a tener su primera menstruación y son sometidas al ritual del encierro: encerradas en rigurosa soledad en una ranchería tapada por cortinas. Se les inculcan valores y costumbres femeninas propias de la comunidad y que dan paso a la edad adulta, lo cual es considerado por los wayuu como un honor para la mujer y su familia, que logra obtener un nivel de respeto superior.

Algunas wayuu utilizan compresas de tela, toallas higiénicas y en algunos casos se aíslan durante esos días de periodo menstrual por no tener acceso a productos básicos de higiene.

¿Cómo has recibido esta bonita iniciativa y cómo crees que las ayudará para el futuro?

- Esta iniciativa para mí es un avance muy significativo en la comunidad y para el pueblo wayuu. Así se logrará empoderar a las mujeres, niñas y adolescentes a sentirse seguras de ellas mismas, sin sentirse avergonzadas o aisladas durante su periodo menstrual. Además de lograr un empoderamiento de la mujer wayuu, se estaría avanzando también a un empoderamiento económico y sostenible.

Como mujer, ¿cuál crees que es la importancia de este tipo de proyectos en toda Colombia?

- A través de este tipo de proyectos o estrategias se emprenden acciones orientadas a promover la igualdad, facilitando herramientas para mejorar los procesos de enseñanza, aprendizaje y socialización de niñas jóvenes, basadas en la noción de igualdad de género y no discriminación por su condición de vida o grupo étnico al que pertenecen.

Más allá del significado físico y biológico de menstruar, ¿qué representa menstruar para mujeres indígenas como las wayuu?

- El ciclo normal es limpieza y purificación del cuerpo. ¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS