¿Qué hay de Uber en Cartagena?

10 de enero de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Exclusivo. Así es Uber. De entrada, la única barrera que encontré para utilizarlo es la falta de una tarjeta de crédito.

Quienes no tienen estos plásticos o siempre los mantienen sin saldo... definitivamente no podrán ser usuarios de este servicio que todos califican como bueno, excepto algunos taxistas.

Dos días intenté encontrar a una persona que se lanzara conmigo a vivir la experiencia Uber para escribir este texto. Fue en vano. ¿Por qué? Por las benditas tarjetas de crédito sin “dinero”. Así que me tocó buscar a alguien que se haya movilizado por las vías de la ciudad y en medio de trancones en estos vehículos que, según la filosofía de la empresa, traen una solución de transporte a Cartagena.

La aplicación es fácil de usar, luego del registro aparece el mapa de la ciudad y tu ubicación. También te muestra los “carritos” que están disponibles y dónde están. Se van moviendo. Y desaparecen cuando alguien los ha solicitado. Puedes seleccionar el servicio que quieras: UberX o Black. El primero es más barato, mientras que el segundo funciona como “conductor privado a tu disposición en un vehículo de alta gama”.

Aunque Uber funciona desde hace algunos años en varios países (67, según la organización), incluso en Colombia, en Cartagena empezó a funcionar formalmente el 29 de diciembre. (Lea aquí: Uber llegó para quedarse en Cartagena)

¿Qué dicen los cartageneros?
“Más o menos a las 6 de la tarde (plena hora pico) estaba en el centro comercial Mall Plaza y tenía que llegar al Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala. Algunos taxis pasaban ocupados y otros no querían llevarnos. Intentamos con cuatro. Mi hermano me sugirió usar la aplicación de Uber. Creo que me fue muy bien, la verdad. Demoró un poco pero fue por el trancón que había, pero estuvo bien. El vehículo llegó puntual, estaba en buenas condiciones. Era un Chevrolet Sail. La carrera me salió como por 14 mil pesos, más caro pero fue bueno el servicio”, narró Ivonne Casado.

A través de las redes sociales y foros de la página web de El Universal, las personas han calificado favorablemente el servicio y han compartido sus experiencias.

“Probé Uber el 23 de diciembre para ir de La Castellana a Caribe Plaza, a eso de las 7 de la noche. Primero intenté con una aplicación para solicitar taxis y no respondían. Luego probé en la calle y 2 (taxistas) me dijeron que no y cerraron la puerta de un golpe sin ofrecer excusas. Uno me cobró $16.000 refunfuñando y le dije que no, otro me dijo que no le servía por el trancón. Me acordé haber escuchado que Uber estaba funcionando, así que pedí un servicio. Llegó un tipo bien amable, hablamos todo el camino con él, nos encontramos con un trancón de 40 minutos en el Mercado y seguimos hablando como si nada, explicó que por estar frenados la aplicación seguía sumando como un taxímetro, pero no nos importó. Al llegar a Caribe Plaza me apareció el recibo en el celular y la carrera fue de $13.850, desglosados así: 2.500 de tarifa base, 4.850 de distancia y 6.500 por el tiempo, una carrera de 10 minutos se convirtió en una de hora y 5 minutos por el trancón y aun así salió más barata que con un taxi y sin llevarnos malas caras o discusiones”.

“El 25 de diciembre pedimos una carrera desde La Castellana a Bocagrande. Costó $13.650. De Bocagrande pedimos una a Caribe Plaza, esta dio $7.400. Estos valores bajos, cargados directo a la tarjeta de crédito, y con conductores amables, es lo que hacen que este servicio sea tan querido.

“En fin, esta es mi experiencia y es la razón por la que antes de intentar pedir un taxi, rezaré para que haya un UberX disponible siempre que vaya a salir”, escribió el forista LUISBV.

Taxistas y su posición
Jairo Quintero, presidente del Sindicato de Taxistas, rechazó la entrada del nuevo servicio de transporte: “Uber es un transporte ilegal, por eso nosotros como organización sindical y como representantes del gremio de taxistas rechazamos totalmente este tipo de transporte. Porque violan las normas de tránsito aquí en Colombia, como es el decreto 172 de 2001, por el cual rige el servicio de transporte público individual. Un vehículo no puede prestar un servicio totalmente distinto al de su licencia de tránsito. Un carro particular no puede ejercer la labor de servicio público”.

Con relación a las quejas de la ciudadanía por el servicio que reciben de los taxis añadió: “tienen razón porque en realidad hay muchos taxistas que prestan un mal servicio. Pero el problema aquí en Cartagena no es que se preste o se invente otro tipo de transporte sino la movilidad y si está fluyera o fuera mucho mejor no tendríamos este tipo de inconvenientes”.

La polémica sobre Uber se disipó cuando el Gobierno Nacional expidió el decreto que regula el servicio de transporte de lujo y más adelante un grupo de parlamentarios presentó ante el Congreso un proyecto de ley que propone crear el Servicio Privado de Transporte Mediante Plataformas Tecnológicas. Este proyecto busca reconocer los aportes de los emprendimientos tecnológicos para una movilidad segura, transparente y confiable para los ciudadanos. (Lea: 

Mientras esta nueva manera de transportarse en Cartagena toma fuerza entre los ciudadanos que no tienen reparos en pagar más por recibir un buen servicio, el gremio de taxistas, según sus representantes, se capacita para mejorar. Amanecerá y veremos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS