'Radio Tormenta', una obra inclusiva que quiere cambiar al mundo

24 de junio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Llueve. El agua inunda las calles, una catástrofe se avecina sobre toda la ciudad.

En la cabina de ‘Radio Tormenta’, atrapados por el agua, cuatro locutores siguen transmitiendo en vivo, bajo relámpagos y centellas.

La lluvia se convierte en huracán. Entonces se interrumpe la energía eléctrica. Todo se apaga. Se corta la transmisión. En la cabina, la penumbra trae consigo pánico. Pablo (Eduardo Espinosa) es uno de los locutores. Grita de miedo, se retuerce y tiembla. Hay caos en su cuerpo.

“Calma, calma a todos, ¿qué ha pasado? ¿Qué está pasando?”, pregunta Paola (Tatiana Donaira). Se ha ido la luz, pero ella no entró en pánico, no le teme a la oscuridad, porque sus ojos no ven. Es ciega y, en medio de esa oscuridad, es la única que conserva calma.

Y si el agua entra a ‘Radio Tormenta’ ¿qué rayos van a hacer? ¿A dónde correrán, si afuera todo está inundado? ¿Cómo hará Paula (Meybell Contreras), la otra locutora, para escapar del agua en su silla de ruedas? ¿Subirse en el sitio más alto de la casa? ¿Ponerse flotadores, quizá? ¿Esperar a que lleguen los equipos de rescate?

Se ha preguntado qué haría usted si, de repente, se desata un terremoto bajo sus pies. A dónde correría. A la puerta, tal vez. Se ha preguntando, qué haría, en esa misma situación, una persona que no puede caminar, o qué tan rápido escaparía del peligro un invidente o un adulto mayor.

Se ha preguntado cómo haría un sordo para protegerse, si no puede escuchar la alarma de alerta de un tsunami. Ha pensado en la dificultad de una persona que no habla para buscar ayuda en una situación de emergencia.

De eso trata esta obra. De la necesidad de incluir a personas con discapacidad en la preparación, prevención y mitigación de desastres naturales. Porque ‘Radio Tormenta’ es una obra de teatro, cuyas escenas bien podrían suceder, o han sucedido, en la vida real.

***
Meybell Contreras me cuenta que ella es deportista. Que la adrenalina fluye en sus venas cuando juega en la selección de básquetbol. Tanto que parece volar. Pero también me cuenta que es independiente, que trabaja en su propia empresa, está a punto de graduarse de contaduría pública y, además, es la única actriz de su familia. Porque, desde pequeña, le gustó crear cuentos, y porque la vida le enseñó a ser muy recursiva. Pero también me cuenta algunas de las pericias que ha tenido que pasar, al llegar de gira a algunas ciudades de Centroamérica, porque el mundo no está pensado para personas en sillas de ruedas.

“Llegar a un hotel y que te digan que no es accesible, que la silla de ruedas no entra. Que tengan que quitar el marco y la puerta del baño, en la habitación, porque no entra la silla de ruedas. En Guatemala entraba al baño de hotel en una silla plástica, porque era diminuto. En Honduras me tuve que cambiar de hotel, porque no era nada accesible. Así te vas encontrando con todas esas dificultades grandes, lo importante de esto es que de eso se trata la obra, ese es el problema, lo importante de esto es que no puedes cambiar el mundo, pero sí puedes cambiar el corazón, el pensamiento y el razonamiento de las personas”, me explica. Y ella lo hace, en las tablas, a través del arte.

Meybell es de Nicaragua. Tiene 29 años. Es una de las actrices de la obra creada en ese país. Desde el año pasado, ‘Radio Tormenta’ ha recorrido varios escenarios de Centroamérica y, recientemente, se presentó en Cartagena.

-¿Cuál ha sido el momento más importante en la obra?

-La primera vez que nos presentamos, en la Alianza Francesa de Managua. Fue duro, pero nos motivó mucho ver el impacto en la sociedad, fue uno de los momentos grandes, muy lindo, por la respuesta del público.

-¿Y cuál ha sido el momento más importante de tu vida?
-He tenido muchos, pero creo que será ahorita que me case, el 18 de agosto. Es va a ser el momento importante. Mi futuro esposo también es usuario de sillas de ruedas, también juega básquetbol, es más, ahora está jugando en El Salvador.

***
Cuando niña, a Mónica Ocampo le fascinaba ir a ver obras en el Teatro de La Candelaria, en Bogotá, donde vivía con sus padres. Asistir a ese recinto forjó en ella su gusto por las artes y, un día, se dijo así misma:  “quiero ser actriz”. Luego encontró su propio camino estudiando artes escénicas en la Universidad Nacional de Cuyo, en Argentina. Ha sido directora de teatro en países como Uruguay y Chile, y en Centroamérica.  Después de vivir varios años en Argentina, regresó a su natal Nicaragua. Dirige los grupos teatrales Quiebraplata y Oscurana.

Ella es la creadora y directora de ‘Radio Tormenta’ y, ahora, ha vuelto a Colombia con esta obra. “La obra nace de un proyecto de la Alianza CA4 (entre Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua), que trabaja la inclusión de personas con discapacidad y adultos mayores, en la gestión de riesgos de desastres. Uno de los componentes es la sensibilización y el proyecto me fascinó desde que lo conocí.

“Algo fuerte es la accesibilidad, necesitamos eliminar barreras, porque el entorno con sus barreras es el que genera la discapacidad. Todos tenemos diferentes miedos, miedo al huracán, miedo al terremoto, eso no es distinto para una persona en condiciones de discapacidad, pero sí se puede tener cierta vulnerabilidad mayor o menor de acuerdo a cómo nosotros gestionemos el riesgo”, comenta.

EN ACCIÓN
En el patio del Centro de Formación de la Cooperación Española de Cartagena, el público ríe al ver a ‘Radio Tormenta’ en escena. Y  es que, a pesar de que puede tratarse de un drama, la obra es una tragicomedia, “porque por medio del humor, se hace más ameno el mensaje y se llega más a las personas”, dice la directora.

Paola, caminando con su bastón, tantea el piso, como si conociera el lugar desde hace muchos años. Y sus compañeros de escena Paula, Pablo y Paulo (Viktorio Godoy), están tras el micrófono, intentando ayudar a la comunidad con sus informaciones sobre la tormenta que se convirtió en huracán. En el escenario se conjugan los miedos y obstáculos propios de una situación de catástrofe, que puede sucederle a cualquiera, en cualquier lugar del mundo, porque todos estamos expuestos a las adversidades de la naturaleza.

Más de la obra
A raíz del éxito en su gira en 2017, ‘Radio Tormenta’ fue incluida en la programación oficial de la Plataforma Regional de Reducción del Riesgo de Desastres, organizada por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) y el Gobierno de Colombia. La obra es parte de la campaña regional de sensibilización ‘La inclusión salva vidas’, una iniciativa implementada en Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y, ahora, en Colombia, donde se presentó en Cartagena, en el Centro de Convenciones y en el Centro de Formación para la Cooperación Española. El proyecto es ejecutado por la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad de Nicaragua (Feconori), con el apoyo del Gobierno de Alemania y la organización Arbeiter-S.amarite-Bund de Alemania (ASB).

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS