Facetas


[Video] La recetas que cambiaron la vida de unas mascotas y de sus amos

Ricardo Gómez y Maribel Molina crearon sus propias recetas de alimentos saludables para sus mascotas y, luego, ese se convertiría en el emprendimiento con el que ahora viven.

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO

18 de julio de 2021 12:00 AM

Curar heridas. Las de la piel y nuestro cuerpo suelen sanar con el tiempo. Dejan cicatrices, marcas de pequeñas o grandes batallas que libramos para curarnos. Para las del alma, difícilmente se pueden identificar las cicatrices, aunque invisibles, son más duras, pueden estar en carne viva y aún con el riesgo de que algo o alguien las toque, pero dicen que suelen hacer más fuertes a quienes las superan. Esta historia habla sobre eso, sobre cómo el amor ayuda a salir adelante. En especial el amor de y a los animales, ese que mueve otros mundos y habla también sobre cómo una mascota ayudó a sus amos en un momento difícil. “Nací en una cuna de oro, en una finca, rodeada de muchos animales, con un familia llena de mucho amor y tranquilidad, pero eso se derrumbó cuando yo tenía como diez años, nos quitaron absolutamente todo. Nos quedaron muchas cicatrices -sicológicas-, hoy tengo mucho dolor cada vez que pienso en eso, no he podido llegar a sanar por completo mi alma y mi corazón, pero lo voy haciendo”.

Quien habla es Maribel Molina García, una cucuteña de 30 años que hace siete vive en Cartagena y cuya familia fue víctima de la desgarradora violencia en la región del Catatumbo. Sus miembros fueron desplazados del municipio de Sardinata y vivieron cosas que Maribel aún no olvida.

Aquí, en Cartagena, Maribel conoció el amor. El de Ricardo Gómez Stand, su compañero de vida. “Me siento muy agradecida con Dios, se me presentó algo muy bonito, gracias a él y al apoyo de él pude terminar mi bachillerato. No fue algo fácil, pero se logró”, detalla ella. Y_comenzaron a construir un futuro juntos, agarrados de la mano y, con la compañía de Zlatan, un Pitbull que llegó a sus vidas hace cuatro años y que ha sido una poderosa terapia.

[Video] La recetas que cambiaron la vida de unas mascotas y de sus amos

Zlatan, Ricardo y Maribel.

“Una de las recomendaciones (médicas) para Maribel y uno de nuestros caprichos fue tener una mascota, para ayudarle un poco con la ansiedad por la situación de su familia, que está lejos”, comenta Ricardo, un cartagenero graduado de Producción de radio y televisión, que tiene 28 años. Un amigo cercano les ofreció un cachorro entre una camada de recién nacidos. “En ese tiempo nadie quería un Pitbull, porque acababan de sacar el nuevo Código de Policía, donde hay un artículo sobre la tenencia de este tipo de perros, pero este tipo chiquitico (el perro) se le acercó a Maribel y, así como pasa en las novelas, fue el flechazo, la conexión. Nos ha ayudado, es nuestro hijo, tenemos a estas tres criaturas que cumplen ese papel. Llegó él y sí ha aportado a esa necesidad, como te dije, sí ha aportado mucho a nuestra relación, a la parte emocional”, precisa Ricardo. Las tres criaturas son Zlatan, su gato Zazu y Cartagena, una cachorra a la que se encontró en una estación de Transcaribe y decidió adoptar y llamar así porque precisamente fue un 1 de junio, día del cumpleaños de la ciudad, cuando la recogió, salvándola de las penurias de las calles.

“Esa mascota que está ahí es una mascota emocional, me ha ayudado muchísimo en todo, me da tranquilidad, me da paz, y siento que soy feliz, con todos mis cargos, con todo mi dolor, a pesar de que mi familia no está en el mejor momento económicamente, yo siento que tenemos salud, tenemos amor y todas las fuerzas para seguir trabajando”, narra Maribel sobre el bien que le ha hecho criar a Zlatan, el otro amor que ha conocido en Cartagena y que también los ha salvado de la crisis, junto con Zazu. La que tenemos al frente es una familia humano-gato-perruna que funciona muy bien.

Una idea en la crisis

Sus vidas marchaban relativamente iba bien hasta que comenzó la pandemia. Con mucho, mucho trabajo Ricardo y Maribel crearon su propia empresa de turismo, y con mucho más empuje pudieron abrir su propio hostal al tiempo que ella estudiaba Hotelería y turismo y él Comunicación social. Con la cuarentena, tuvieron cerrar todo, el hostal quebró y ellos quedaron desempleados. Fue ahí cuando empezó todo un proyecto en torno a sus mascotas.

“Nuestro proyecto nació a raíz de una necesidad económica, para nadie es un secreto la situación que ha dejado la pandemia. En ese momento acabábamos de cerrar un hostal que nos daba para comer y empezamos a preguntarnos qué vamos a hacer, qué le vamos a hacer a nuestras mascotas”, comenta Maribel.

Los Andes Alimento Crudo Biológicamente Apropiado para Perros y Gatos. Así se llama el proyecto que emprendieron, que nació de la idea de poder alimentar a sus animales de una forma sana. “Empezamos a leer e hicimos las primeras recetas, dimos con un médico español, experto en nutrición animal, y él nos fue redondeando cada una de las recetas y las ideas, y bueno, hasta hoy es lo que les da de comer a ellos y lo que nos da de comer a nosotros”, comenta Maribel.

[Video] La recetas que cambiaron la vida de unas mascotas y de sus amos

Maribel y su mascota Cartagena.

“Como sucede con los humanos, la alimentación es la base para tener una buena salud. En los animales su organismo no está apto para consumir cierto tipo de grasas. Zlatan comienza a tener unos problemas de alergias en la piel, no pudimos solucionarlos con los alimentos concentrados, y esos problemas en la piel son algo en lo que usualmente los dueños de mascotas se gastan mucho dinero, y parece con especie de un milagro, fue a través de unos amigos que nos recomendaron la Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada para Perros y Gatos que se conoce mundialmente como Barf (por abreviación en ingles), que él pudo estar más saludable. Probamos con un tipo de alimentos de estos, pero al principio no nos convenció, así que decidimos prepararlos nosotros mismos. Y funcionó. Se nos ocurrió la idea de hacer 30 o 40 paquetes, los repartimos entre nuestros amigos a ver qué pasaba, y pues sí aporta mucho, demasiado en nuestra economía. Esto se hizo fuerte en pandemia”, explica Ricardo.

La Barf consiste, como ya se mencionó, en alimentos crudos y naturales, sin aditivos ni conservantes: proteínas acompañadas de legumbres y verduras que hacen más saludables a las mascotas.

¿Cuándo comenzó a dar resultados esta idea?

M: Sí, fue algo muy difícil para nosotros, al principio empacábamos el producto en unas bolsitas de ziploc. El producto sí era bueno, pero queríamos darle una mejor presentación. Nosotros somos personas muy perseverantes, no nos dimos por vencidos, hicimos un préstamo, compramos nuestros implementos y nuestra empacadora al vacío y hasta hoy no contamos con más que con nosotros mismos. No contamos con empleados. Lo importante es que conservamos la calidad de nuestros productos, y hace menos de un mes le hice los exámenes a mi perro: salió completamente sano. Estamos haciendo las cosas muy bien. Comenzamos con recetas de res y pollo, ahora tenemos conejo, cerdo, pavo, pato, codorniz, pavo, búfalo, pescados, corvina, cada tres meses vamos implementado nuevas recetas. Ahora estamos trabajando para implementar una maquinaria más grande.

R: Lo importante es lo satisfecho que se siente uno con la salud de sus mascotas. Ellos comienzan a tener olores menos desagradables, el organismo asimila los alimentos de la mejor manera. Esta alimentación se digiere de mejor manera, tiene ventajas a mediano o largo plazo para el corazón, los pulmones, la parte anímica y emocional de las mascotas. Ha sido una cosa tan apasionante y hemos tenido una gran recepción por parte de los cartageneros. Hoy tenemos clientes en Turbaco, El Bosque, Manga, Bocagrande, Castillogrande, Crespo, El Laguito, zona norte, eso es gratificante.

Más saludables

Ricardo y Maribel afirman que es un sueño hecho realidad tener a sus mascotas más saludables, que es algo que han logrado con una mejor alimentación y que han ayudado a que otras mascotas que antes solían ser enfermizas mejoren.

“Siento que esta es mi pasión, me encanta que mi mascota lo disfrute y esté saludable, siento que le estoy aportando algo al mundo, que nuestro proyecto es muy responsable, sabemos que no nos estamos metiendo con un animal, sino con un integrante más de la familia (...) Amo a mi mamá y la adoro, pero después de mi mamá está mi mascota. Soy una mujer muy berraca que he tenido mi pasado, pero lo he sabido enfrentar. Somos personas muy humildes y nos encanta trabajar, todo no ha sido color de rosa, Ricardo y yo vendíamos postresitos, a cinco mil, vendíamos ropa, zapatos, yo he trabajado con una revista de catálogo y me ha ido muy bien, porque me han llevado a otros países por mi trabajo, pero todo parte de la base de uno como ser humano de enfrentar a la sociedad en la que estamos viviendo. Mis mascotas son todo para mí, son el centro de mi vida, solo quiero que sean felices el tiempo que estén conmigo”, concluye Maribel.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Maribel y Ricardo con sus mascotas en el apartamento donde viven.//Foto: Zenia Valdelamar - El Universal.

Parte de los alimentos con los que se preparan las recetas.