Facetas


[Video] “Un patacón al día es la clave de la alegría”

“Un patacón al día es la clave de la alegría”, dice Bianca Licona, una joven que se encarga, con un grupo de voluntarios, de llevar felicidad en forma de plátano y queso a los más pequeños.

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO

19 de septiembre de 2021 12:00 AM

Bianca Licona Chico ha convertido una de sus adicciones más vehementes en algo con lo que extrapoló sus sentidos y conjugó en una verdadera forma de dar momentos de alegría a los más pequeños.

Ella, cartagenera, caribeña, costeña, ama con locura a las tajadas de plátano verde con queso, tanto que, desde el año 2015, sus amigos comenzaron a conocerla en redes sociales con el singular apodo de ‘Tajá con queso’.

“Las personas me conocían como Tajá con queso porque amo el plátano, me encanta el queso y eso comía todos los días, todo el tiempo, a toda hora...”, dice sonriente, con una alegría que parece siempre acompañarla.

[Video] “Un patacón al día es la clave de la alegría”

Un grupo de voluntarios participa de la pataconada para niños del barrio La María en Cartagena.

Así que un día quiso hacerle honor al apodo que bien lleva para compartir algo de ese gusto con los demás. “Yo decía: todos me conocen porque me encanta el plátano, debo hacer algo para destacar eso de forma diferente, entonces, ese mismo año, en el mes de diciembre, nace la primera Navipataconada. La hicimos en Galerazamba, los niños comieron patacones con queso y un juguito... ¡efectivo!”, cuenta y ríe.

La ‘Navipataconada’ consistió en llevarles alegría a los niños en forma de patacones y compartir con ellos también un momento que pudieran atesorar como algo valioso entre sus recuerdos.

“Además les hicimos unas actividades de recreación y lúdicas. Esto nace también con la necesidad de recuperar la tradición de cómo eran los diciembre antes, en los años 90, cuando nos importaba más compartir con nuestros amigos que los regalos, entonces nosotros nunca damos regalos en diciembre, siempre damos comida y un rato de esparcimiento”, añade, desde la calle 50 de La María, donde nos hemos reunido durante la mañana de este, un lunes soleado, para una pataconada. El lugar donde estamos es una pendiente bastante elevada desde donde se tiene una panorámica sobre parte de La Esperanza y La María.

Momentos de patacón

Bianca sonríe, va de aquí allá coordinando a un grupo de voluntarios que ha decido acompañarla esta mañana. En su mayoría son mujeres, jóvenes. Un grupo va pelando los plátanos, mientras otro se encarga de ayudar a mantener la candela de la leña viva, con ayuda de algunos residentes de la zona; otro grupo frita los plátanos, otro los convierte en patacón y otro va rebanando el queso, de forma tal que el desayuno va tomando forma, mientras otra parte de los voluntarios comparte con los niños que han llegado hasta aquí, algunos juegos lúdicos que los hacen estallar en gritos de alegría.

“Eso es algo que no te puedo explicar -continúa Bianca-... para mí ver a un niño feliz, esos rostros felices mordiendo el patacón con el queso, eso no tiene explicación, siento que estamos haciendo las cosas bien para ellos, porque no lo hacemos por nosotros sino por ellos”. “Esto lo estamos haciendo desde 2017, quiere decir que este es el quinto año que estamos haciendo Navipataconadas. Y van 13 Navipataconadas, las hemos hecho en la ciudad de Cartagena, en Galerazamba, en Santa Catalina, en San Onofre, en Sincelejo, en Tolú, en Magangué, ¡ah! y en Palenque”, sostiene.

Entre los voluntarios siempre hay rostros nuevos y otros que han acompañado muchas ‘Navipataconadas’, con el mismo empeño y dedicación del comienzo, pero con más experiencia para hacerlo cada vez mucho mejor. (También te puede interesar: Tú también puedes donar regalos esta Navidad: aquí te decimos cómo y dónde)

[Video] “Un patacón al día es la clave de la alegría”

Grupo de voluntarios que realizó una pataconada para niños de La María, en Cartagena.

Más allá de Navidad

Son muchos patacones los que se preparan hoy en La María, uno de los sectores más necesitados de Cartagena. El olor a leña inunda todo, así como el aroma del plátano recién frito, aplastado, bañado en el agua de ajo y vuelto a fritar para alcanzar a ser suculentamente crocante y un sabor de dioses.

“Escogí este lugar, porque la primera vez que vine al barrio La María, precisamente a este sector, fue en el mes de marzo. Vine con mi mamá adoptiva para hacer arroz con pollo para las personas de La María, llegamos y todo fue como tan tranquilo, la gente estaba presta para recibirnos, fue bien chévere, simplemente sentí que por esta comunidad deberíamos hacer más”, afirma.

Las ‘Navipataconadas’ suelen hacerse, como su nombre lo indica, en Navidad, pero la de hoy es un caso particular, no solo porque se hace por fuera de diciembre, sino porque es una fecha muy especial, un día que está conectado con su alma y con lo que es Bianca, porque un día como hoy, hace 26 años, vino a este mundo. (También le puede interesar: El afro de Bianca es lo que la hace libre)

“Hoy es mi cumpleaños y quería devolverle a la vida un poco de lo que me ha dado en estos 26 años”, comenta Bianca, quien es estudiante de artes escénicas desde el año 2018 de la academia Charlot de Medellín y quien también es creadora contenido de Instagram desde el año 2015. Recalca que, aunque comparte mucho contenido en esa red social, prefiere mantener más en reserva actividades como la de hoy que, pues el único fin es de la actividad es brindar alegría a los pequeños. Sin embargo, ha decidido compartir hoy con nosotros.

[Video] “Un patacón al día es la clave de la alegría”

Niños de La María disfrutan de las actividades lúdicas que les han llevado hoy un grupo de voluntarios.

¿Por qué escogiste la fecha de hoy?

- Mis cumpleaños son un poco tristes, así que creo que esto les va dar algo de alegría...

¿Por qué son tristes?

- Porque hoy también cumple años mi mamá, mi mamá falleció cuando tenía 2 años. Mi mamá era cantante de las Diosas del Vallenato, y falleció a causa de un cáncer de estómago que no se detectó a tiempo, por esas vueltas de las personas que son cantantes que no están pendientes a sí mismas, sin embargo, yo la recuerdo todos los días de mi vida.

Para crecer

“A futuro tenemos planeado seguir expandiendo esto por toda la Costa y llegar a los sitios donde no hemos llegado en las ediciones anteriores, por los menos queremos llegar a Atlántico, dejarles enseñanzas a muchos más niños”, nos cuenta Bianca emocionada sobre los planes que tienen como colectivo, para los que esperan seguir recibiendo ayudas de las tantas personas que se han sumando a hacer felices a los niños donando plátano y queso, porque bien lo dice ella: “Un patacón al día es la clave de la alegría”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS