Revista nueva


Botica: Aceite de ajonjolí

REVISTA NUEVA

09 de agosto de 2014 12:02 AM

Los egipcios y los indios lo siguen considerando un infaltable en el botiquín casero, pues sus poderes naturales son todo, menos despreciables. Además de ser rico en ácidos grasos esenciales como el omega 3 y 6, contiene fibra, magnesio, vitamina E y, por supuesto, calcio; ya sabemos que el ajonjolí es uno de los alimentos con las concentraciones más altas de este mineral.

Sus propiedades antiinflamatorias son conocidas hace cinco mil años, y desde entonces se usa en los casos de artritis y artrosis, dos enfermedades temidas por el dolor que causan. También funciona muy bien para combatir los cólicos menstruales, cuando lo utilizamos para hacer masajes en el abdomen.

El gran contenido de calcio del aceite de ajonjolí se complementa perfectamente con el magnesio que aporta. Los dos funcionan de manera integrada en una serie de procesos que incluyen la conformación de los huesos  y el funcionamiento adecuado del sistema nervioso; no gratuitamente este producto es recomendado como coadyuvante en tratamientos por depresión y agotamiento mental.

MÁS BENEFICIOS
Contra el colesterol

Gracias a los omega que tiene, ayuda a reducir el colesterol malo,  favoreciendo de una forma contundente el aparato circulatorio. Además, su contenido de lecitina impide que la grasa se adhiera a las arterias.

Masajéalos
Un estudio hecho en India dejó claro los grandes beneficios que gozan los bebés masajeados con aceite de ajonjolí. Se destacan un aumento en su crecimiento y en la facilidad de dormir plácidamente. Así que diez minutos de contacto y mimos, ayudada por este producto, será un gran regalo para su hijo.

En belleza
Con el solo hecho de que usted compre este aceite y se masajee el cuerpo, el cuello y la cara, estará implementando un tratamiento médico y estético multidisciplinario. Porque es un excelente hidratante, revitalizador y humectante para la piel reseca; evita las arrugas prematuras y deja la piel divina.

Más limpieza
A pesar de ser un aceite, su aplicación en el rostro no causa acné. Al contrario, su acción bactericida facilita la limpieza profunda –eliminando hasta los puntos negros-. Por eso se aconseja su aplicación con suaves