Botica: Limón

29 de noviembre de 2014 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Es uno de los mejores aliados de nuestro hígado y también de la vesícula biliar, pues las sustancias que contiene ayudan a metabolizar las grasas y a estimular las secreciones biliares.

Para darle al hígado todos los beneficios del limón, entre otros liberarlo de toxinas y colaborarle en la tarea de metabolizar las grasas, mezcle una cucharadita de aceite de oliva con el zumo de un limón y tome esta preparación todos los días antes del desayuno. Y es que en esta tarea de “limpieza profunda”, nuestro invitado de hoy tiene pocos competidores. Es ya sabida la efectividad del remedio de las abuelas para tener un sistema digestivo libre de toxinas: tomarse en ayunas un vaso de agua de limón. También combate las náuseas y la indigestión.

También se ha demostrado que esta misma costumbre es benéfica para el corazón, pues los ácidos que contiene el limón son un potente “disolvente” de las grasas que suelen acumularse en las arterias. Por otro lado, algunos estudios aseguran que el limón es capaz de combatir eficazmente la anemia.

Y por supuesto, su propiedad más conocida: la de disminuir los síntomas asociados a la gripa, la bronquitis, la amigdalitis y las infecciones de garganta. Así, una mezcla de zumo de limón y miel hace maravillas contra la fiebre; lo mismo que las gárgaras de agua de limón en caso de afonía.
MÁS BENEFICIOS
Lejos, muy lejos
A propósito, gracias a que contiene vitamina C, E y varias del grupo B, el limón es buenísimo para fortalecer nuestro sistema inmunológico. De esta manera mantiene a raya enfermedades ocasionadas por virus y bacterias.
Hipertensión
A quienes tienen la tensión alta les prohíben la sal… ¡y cuánto la extrañan cuando van a comerse una ensalada! El limón le dará un excelente sabor y no les hará daño porque es muy bajo en sodio.
 

“¡Me cayó mal!”
Si algún alimento le cayó pesado a su estómago o por desgracia a usted se le olvidó ver la fecha de vencimiento, corra a preparar mucho jugo de limón mezclado con un poquito de agua. ¡Alivio ya!
 

Boquitas sanas
No es raro que en la boca suelan aparecer heridas, úlceras o “sapitos” como nos decía mamá cuando éramos niñas. Impregnar una motita de algodón en zumo de limón y aplicarla sobre la lesión durante algunos minutos, varias veces al día. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista nueva

DE INTERÉS