De pequeñas a grandes empresarias…; en la Web

28 de febrero de 2015 06:23 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¡Claro que casi cualquier mujer puede abrir un negocio propio! Pero como en otros aspectos de la vida, hacerlo no significa tener éxito; y es en este punto precisamente donde la mayoría de emprendedoras falla, pues es común que a unos tres años –si no antes-, los sueños materializados en ese proyecto al que le invirtieron tiempo, dinero y amor, no sobrevivan al ‘valle de la muerte’ (momento en que el presupuesto y la capacidad para adquirir créditos se agotan).

Las cifras entregadas por Confecámaras para 2014 son asustadoras y demuestran que salir a flote puede considerarse todo un arte. A la vez que se creaban 275 mil empresas en Colombia, otras 89 mil cerraban; es decir, la tercera parte. Y dentro de ese panorama, Antioquia fue la zona más afectada, seguida por Valle del Cauca, Santander y Tolima.

Pero no por eso va a desanimarse. De hecho, la razón de este artículo es la contraria: darle herramientas para que no cometa los errores de otras microempresarias y evitar así que su proyecto se haga miembro honorífico del ‘campo santo’ que dejó 2014.

Aun así, no podemos dar tips para mejorar un negocio sin hacer un recuento de lo que, se supone, usted ya debería estar haciendo. Porque sin importar a qué se dedique una empresa, absorber como una esponja toda la información disponible sobre su área, competencia, productos y público objetivo, es el ‘abc’ para arrancar.

También es clave, antes y durante el establecimiento del proyecto, conocer y manejar toda los datos sobre trámites, licencias y requisitos que requerirá; pues al pasar por alto cualquier detalle relacionado, es factible que después tenga que hacer un gasto de dinero con el que no contaba desde un principio.

¿En qué fallan las que fracasan?
Precisamente, el error más común es no tener una idea y proyección claras de lo que se va a hacer, un factor que se repite generalmente por falta de experiencia. Así las cosas, inclínese por un rubro que le guste, conozca y que crea con fundamento que puede ser exitoso. Y fundamento no es que a la amiga, tía o prima les está yendo bien en eso mismo.

Tampoco es una buena decisión apresurarse a abrir el negocio por una presión externa, de la misma manera que es fatal gastar dinero sin calcular un presupuesto. Y en este aspecto debe tener especial cuidado, pues saber en qué gastar y en qué ahorrar, es vital para sobrevivir. Por ejemplo, escatimar en gastos publicitarios y de imagen corporativa puede significar una muerte prematura.

Ni se diga si nos negamos a pagar un contador, un consultor de negocios o, en algunos casos, un abogado. Lo barato sale caro, y más cuando de montar una empresa rentable y duradera se trata. Por eso debe construir unas bases sólidas y a prueba de sismos, y eso solo se logra con un plan de negocios ganador.

No puede pasar por alto…
- Esta muy bien que conozca su target o público objetivo, pero eso ya no es suficiente. Si quiere aumentar las ventas y fidelizar a sus clientes, es indispensable segmentarlos según sus gustos y preferencias (las de ellos) para hacerles una oferta personalizada.
Por ejemplo, si su negocio planea llegarle a un público considerable por internet, una buena idea es hacer un CRM, la cual es una estrategia de negocio basada precisamente en lo que compran sus clientes. Por medio de esta, podrá identificarlos, analizar lo que compran, con qué frecuencia, y así lograr fidelizarlos, a la vez que aumenta su clientela con un marketing directo.

- Como han dicho algunos expertos, “hacer un nuevo cliente es cinco veces más caro que mantener los existentes”. Así que para seguir con esa tarea de fidelización, es indispensable vincularlos a la empresa para crear una comunidad.
Por supuesto esto se solidifica en el ámbito interactivo, pues es sobre todo a través de redes sociales como los clientes hacen retroalimentación. Allí generalmente sabrá qué les gusta, qué necesitan o si se sienten satisfechos; una información vital si quiere crecer.

- En los tiempos que vivimos la competencia es dura, y somos conscientes de ello gracias a la visibilidad que da internet. Y claro, su empresa también tiene que figurar allí. ¿Pero cómo hacer para no perderse en la sobreoferta digital?

Entienda que debe competir en muchos aspectos: precios, calidad y campaña publicitaria, entre otros. Así que opte por la originalidad y la cercanía, porque si se dedica a enviar un boletín lleno de productos al mail de sus clientes todos los días, lo más seguro es que ellos los marcarán como spam y desaparecerán de su vida. 

- Invertir en la imagen corporativa y en la web de una empresa siempre será un acierto; ahorrar en ello suele desacelerar la capacidad para competir. Un sitio con mala tipografía, con fotos oscuras, lento o que no esté bien organizado, hará que los clientes busquen otros que les generen más confianza. Pero si definitivamente no tiene un gran presupuesto para esto, lo mejor es plantearse un nivel tecnológico progresivo que vaya a la par con el número de clientes a los que llega, y con miras a tener cada vez más (por ejemplo, si tiene 100 clientes, no será necesario un CMR).

- Por favor, no abarque tanto. La visibilidad de la red les genera a muchas personas la sensación de que pueden vender de todo, y abarcar tanto es un error muy común. Así que si todavía no ha incursionado digitalmente, es indispensable estar segura de que tiene todo listo, o por lo menos, una cadena de distribución montada y los medios de pago electrónico funcionando. De lo contrario, correrá el riesgo de perder el control de sus negocios y quedarles muy mal a sus clientes, lo cual significa una muerte súbita.

- Y una reflexión muy importante: es muy diferente la estrategia para un negocio que se maneja únicamente online a otro que tiene un punto de venta físico. Si este último es su caso, hágase a la idea de que la incursión online debe manejarse como otro negocio. Esto es, por lo menos, vinculando personal que se encargue de ello exclusivamente, y así mantener el control sobre los dos frentes.

___________________
Asesoría: Juan Carlos Caro López, Consultor Web. www.juacaro.net Tels.: 3002021264/ 3154818549

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista nueva

DE INTERÉS