Suplementos


“Recuperar el lago ha sido una lucha de todos”

Una de las abanderadas en la lucha por darle un respiro a El Laguito, Aura María Medina, relata los últimos meses salvando a este cuerpo de agua.

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO

18 de octubre de 2020 12:00 AM

Bien reza el dicho que “la unión hace la fuerza” y un ejemplo vivaz digno de replicar ha sucedido en el último año alrededor de esa Cartagena marítima, un pedazo de la ciudad que está anclado en la memoria de muchos como un sitio que sirvió para la recreación acuática y que ahora apenas es resucitado.

Desde hace más de dos décadas han sido muchas las manos que han buscado evitar que El Laguito, que ese espejo de agua donde antes se navegaba, se practicaba kayak, jet ski y otros deportes, muera asfixiado por falta de oxígeno y agua. La economista, nacida en Barranquilla pero cartagenera de crianza, Aura María Medina ha llevado parte de esa batuta en los últimos meses, junto a otras personas que habitan el propio barrio El Laguito, Castillogrande y Bocagrande. Ella ha convertido sus redes sociales en un libro abierto donde documenta los sucesos que han ocurrido últimamente alrededor de este cuerpo de agua, el cual no deja de ocupar titulares de prensa, de ser motivo de promesas políticas y, en este caso, de unir a muchas personas en torno a un solo fin.

Ahora Aura María nos explica cómo ha transcurrido toda esta lucha por sacar adelante a El Laguito, en una de sus tantas recaídas, porque han sido muchas las veces en las que ha estado “de muerte lenta”, agonizando, con las manos de la indiferencia estrangulándolo.

“La primera vez hubo una mortandad de peces, el agua estaba fétida, hicimos el llamado a las autoridades distritales, vinieron y no pasó nada. Luego hubo una segunda mortandad de peces casi de manera consecutiva, entonces ahí fue donde hicimos un ‘Abrazo del lago’, que fue un acto simbólico y, después, continuamos con una ‘excavatón’, y a través de esa ‘excavatón’ fue que vino un designado del medioambiente”, relata Aura sobre el 2019, cuando iniciaron una de las tantas luchas por el lago, que consistía en llamar la atención de las autoridades y en reabrir el canal de acceso de agua desde el océano para oxigenarlo. “Tras eso fue que se vino una mesa de trabajo y nos prometieron que iban llevar a cabo el proceso del lago, en tres fases, para salvarlo definitivamente. Colocaron la bomba axial por tres meses, ponte que el 26 de diciembre de 2019 fue retirada y ya en enero estaba totalmente cerrado el lago nuevamente”, recuerda. La bomba a la que se refiere surtió de agua marina y oxigenó al lago, sin embargo, dejó de funcionar y con ello este volvió a agonizar. (También le puede interesar: Prueban bomba axial en la laguna de El Laguito )

‘Excavatón’ en pandemia

“A comienzos de año (2020) muchas personas pensaban que nos dormimos con el tema pero no, seguimos llamando aquí y allá, nos decían que por la pandemia se retrasaba todo. Hasta que un día dijimos: ‘¡Haya pandemia o no: salgamos!’, porque estaba horrible, estaba podrido El Laguito, rojizo, teníamos mosquitos inmensos en los edificios, por muy altos que fueran... llegaban”, narra.

Mientras miles de cartageneros pasaban la cuarentena en sus viviendas, un nutrido grupo de quienes habitan en El Laguito, Bocagrande y Castillogrande, intentó una nueva ‘excavatón’. “Dijimos: bueno, acá estamos con las palas. El 4 de julio comenzamos y a la semana trajimos una retroexcavadora, pero nos la quitaron, las autoridades ambientales no permitieron que la usáramos”, añade y comenta que conseguir esa maquinaria pesada fue posible gracias a la ayuda de todos. “Aquí estuvimos ¡durante 72 días!, venimos todos los días, de 6 a 8 de la mañana, como 15 personas, muchas otras personas se nos unían a excavar”, exclama Aura. El propósito de esa “retroexcavadora humana”, conformada por la misma gente, fue reabrir un canal de acceso de agua del mar hacia el lago.

“Después hicimos un tablestacado (conjunto de estacas que forman una pared hermética, destinada a proteger muelles fluviales o marítimos) para proteger el canal. Todo lo hemos hecho nosotros, con nuestros propios recursos. Hicimos Minnie, una pequeña draga ecológica con tres panales solares, un pequeño motor eléctrico, dos motobombas y dos mangueras. Eso fue gracias a Juan Carlos Otoya y Alberto Caballero”, recalca, sobre la pequeña draga que aún flota en el lago, esperando que se repare una avería en sus mangueras.

“Después que trajimos a Minnie, pusimos una acción de tutela que fue a través de Ramón Sanabria y Jorge Benedetti y, a través del fallo de la tutela, le tocó al Distrito poner nuevamente la bomba axial que está funcionando desde el 20 de septiembre”, comenta Aura.

La Alcaldía de Cartagena había declarado la calamidad pública el 17 de julio por el estado de la boca que alimenta de agua a El Laguito, con el Decreto 0743, y desde momento había solicitado el apoyo de la Unidad Nacional con este equipo. También, un fallo del Juzgado Noveno Administrativo de Cartagena había dado al Distrito, a Cardique y a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) un plazo de 10 días hábiles para formular la ejecución de un plan de acción que mitigue la emergencia ambiental de El Laguito, cuerpo de agua amenazado por la falta de oxigenación.

La bomba axial que surte de agua oxigenada a El Laguito es parte de una cúspide momentánea que han acariciado, y por la que han luchado, quienes habitan este sector de Cartagena para evitar que este cuerpo de agua se asfixie y muera.

“Desde nuestra excavatón cambió el agua del lago, eso lo logramos nosotros, ya lo que hace la bomba axial es algo mucho más eficiente.

“Ahora, hemos mejorado el tablestacado, antes era en tubos de pvc, ahora lo estamos haciendo en madera, parque sea más amigable con la naturaleza y se mantenga el canal de acceso de agua (...) Ya la salinidad de las aguas con sus nutrientes está más estable, ya cambió de color (...) Lo que le estamos apuntando es a una solución definitiva, porque la bomba axial es por cuatro meses y si pasan los cuatro meses y no se tienen las medidas para darle la solución definitiva, debe quedarse por cuatro meses más”, finaliza Aura.

Y así es como la unión de todos le ha dado al lago un nuevo respiro. (Lea aquí: Llegó la bomba axial para oxigenar El Laguito)

ENTREVISTA + VIDEO
Escanee este código para ver a Enzo en acción.

TEMAS