Suplementos


Rosemberg Anaya, en la radio de paz de San Jacinto

Rosemberg Anaya Ramírez dirige en San Jacinto la emisora Radio Nacional de Colombia de RTVC, dándole voz a los Montes de María y Bolívar.

san Juan ya se reconoce como el santuario de los monos colorados; San Jacinto resalta por su gaita y El Carmen de Bolívar recoge un legado gastronómico con las chepacorinas. Estos pueblos se alejan cada vez más de la barbarie y violencia de antaño; son cuna de paz al igual que sus veredas, que poco a poco y con el clamor al Estado buscan seguir transformándose.

Rosemberg Anaya Ramírez es un periodista sanjacintero que pone al servicio de la gente su trabajo a través de Radio Nacional de Colombia. Esto le valió un premio Simón Bolívar hace poco y también el cariño de San Jacinto, pueblo al que regresó para estar al frente de su proyecto radial, luego de años trabajando para El Heraldo, en Barranquilla.

Hijo de Miguel Anaya Barreto y Grey Ramírez Payares, resalta que todo lo que es se lo debe a sus padres, “que siempre me han apoyado y han creído en mí”, empieza. A los 10 años, narraba los partidos de fútbol de sus amigos; a veces, mientras pateaba la bola. Ríe cuando recuerda que en su barrio, San José, todos sabían que él era el locutor deportivo y que el fin de semana tenía todo ‘el resumen de la jornada’.

Sus inicios

Rosemberg no había finalizado sus estudios de Comunicación Social en la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla cuando ya se había metido en el mundo de los medios. “Me acerqué al Canal 23 y a la emisora de la universidad; poco a poco me fui dando a conocer. Empecé con periodismo deportivo”, cuenta. Fue corresponsal de Futbolred; trabajó en TeleCaribe (estando en último semestre de la carrera) y desde NotiVisión alternaba con Radio MarCaribe, la emisora del fallecido Édgar Perea. Ya graduado como periodista, le abrieron las puertas en El Heraldo, donde estuvo desde el año 2010 hasta el 2020.

Hoy es director de Radio Nacional de Colombia en San Jacinto, una emisora de paz que le devolvió no solo los recuerdos de infancia, al regresar a laborar desde su tierra, sino la satisfacción de poder contar desde su pueblo, por y para el Caribe colombiano.

El Premio Simón Bolívar

Con el trabajo ‘Artesanos de la Música’, producción de RTVC, Rosemberg y su equipo ganaron un Premio Simón Bolívar. Este ha sido su logro más importante en materia de periodismo. “En noviembre de 2021, cuando me llamaron del premio, me dijeron: ‘Usted es uno de los ganadores’ y yo recuerdo que me arrodillé en el estudio de la emisora, le di gracias a Dios. Nos abrazamos entre compañeros. Lo más emocionante es el sacrificio de tantos años. Recordé una época en la que, por no tener dinero, me tocaba ir caminando al estudio de MarCaribe; cuando me tocaba ir a vender las pautas publicitarias, caminando las calles de Barranquilla. Recordé que la primera pauta la vendí a una pequeña farmacia, y me la pagaron fue con remedios. Así que sentí que todo eso valió la pena. Momentos difíciles, de angustia, pero siempre me mantuve fuerte. El día que yo me levante sin ganas de salir de mi casa a hacer periodismo, ese día me retiro”. Desde su estudio radial, Rosemberg le concedió esta entrevista a El Universal:

¿Cómo ha sido trabajar para Radio Nacional desde los Montes de María?

- La experiencia trabajando para la radio en los Montes de María y en Bolívar ha sido significativa, ha llenado las expectativas porque se han visibilizado historias que caracterizan a estos bellos municipios de Colombia y que, pues, figuraban por la violencia que se vivía en estos territorios. Historias positivas, de emprendimiento, que resaltan la virtud de cada una de las personas de estos territorios, la tenacidad, la valentía, la gallardía. En estos territorios uno se encuentra con una historia a la vuelta de la esquina, prácticamente. Es cultura, no solamente son los paisajes verdes que identifican a los Montes de María, sino que todo se conjuga. El bolivarense, el montemariano, tiene tanta riqueza cultural. Los Montes de María no tenían un medio de comunicación de la talla de Radio Nacional de Colombia, y que esto pueda ayudar a visibilizarlos a nivel nacional, en televisión, radio y web, tiene un valor enorme. Los integrantes de Radio Nacional de Colombia en Bolívar estamos comprometidos con hacerlo bien.

¿Qué crees que podemos hacer los periodistas desde los medios para fomentar transformaciones positivas para los pueblos?

- Creo que los periodistas debemos acudir a nuestro olfato periodístico e ir más allá de lo que nuestros ojos nos están mostrando. Debemos ser muy observadores, detallistas porque en los territorios hay mucho que contar. El de Ovejas o San Jacinto sabe cómo se hace una gaita, pero en el interior del país, no. Narrar eso engrandece la cultura. Contar los emprendimientos de los hombres y mujeres, el arte... eso impacta.

¿Cómo ves la profesión de periodista en los pueblos de la Costa? Hay pocos...

- Hay pocos periodistas y creo que en parte se debe a que no dimensionan el valor de la profesión, no es solo hablar por la radio o escribir, es salir a la calle a contar historias. Talento sí hay.

  NOTICIAS RECOMENDADAS