Anticoncepción femenina, un proceso que influye en el proyecto de vida

03 de marzo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Si bien el objetivo principal de la anticoncepción femenina es evitar el embarazo, muchos factores se ven ligados en este proceso y uno de ellos es empoderar a la mujer en su decisión de ser madre en un momento planificado y de esta manera poder desarrollar su proyecto de vida.

Otra ventaja de la planificación familiar está en el control de la morbimortalidad materna e infantil, pues se evita un embarazo con patologías asociadas, especialmente en las edades extremas, como adolescentes y mujeres mayores de 37, quienes se enfrentan a mayor riesgo de diabetes gestacional e hipertensión, advierte la ginecóloga obstetra Clarena Ceballos.

La baraja de opciones en materia de anticoncepción femenina es amplia, hay muchos, pero no los suficientes. No toda la población está satisfecha con los métodos existentes, puede ser por desconocimiento, por falta de acceso a los mismos o porque ninguno resulta conveniente para la paciente, advierte la doctora Ceballos.

Se ha visto en consulta, que algunas mujeres no toleran ninguno de los métodos, lo que representa una frustración, también es de aclarar que se está en deuda con este sistema que poco involucra a los hombres, siendo a toda luz el embarazo, un tema de pareja.

Un método para cada paciente

La anticoncepción femenina se indica como un método para cada paciente, se debe individualizar, pero en lo que a términos generales se refiere, algunos son más acordes con la edad, es el caso de las adolescentes, a quienes no es recomendable llevarlas a un método invasivo como los dispositivos, toda vez que su fertilidad aún no ha sido probada.

En estos casos, se aconseja el uso de métodos anticonceptivos a largo plazo, como las inyecciones que pueden tener un efecto de tres meses, resultan económicas y controlables al tiempo.

Todos los métodos tienen contraindicaciones, incluyendo el natural o ritmo, pues se requiere de un ciclo regular para establecer con claridad los días fértiles y no fracasar en el intento, indica la doctora Clarena Ceballos.

Con respecto a la efectividad, ésta también depende de cada método. La medición se hace con el Índice de Pearl y los orales resultan con el nivel más alto, aunque se advierte que debe haber un compromiso de la paciente, en cuanto al uso continuo y sostenido, pues al olvidar una píldora, puede quedar embarazada.

Los inyectables también son muy efectivos, sin embargo son más propensos a los efectos secundarios como sangrados y alteración del ciclo. No están indicados para todas las pacientes, advierte la doctora Ceballos.

Existen también los dispositivos intrauterinos, el más conocido es la “T” de cobre, que en los últimos años ha sido desplazada por los llamados endoceptivos intrauterinos, que son de liberación hormonal.

Una mujer debe considerar el uso de anticonceptivos hasta cuando llegue la menopausia, momento en el cual cesa su función reproductiva, y para esas edades extremas, existen unos que se prefieren, como los que controlan más los patrones de sangrado, alteraciones frecuentes en esta etapa, tales como los orales y los endoceptivos.

La desigualdad

Cuando empezó la revolución anticonceptiva en el mundo, se alcanzó un gran auge, sin embargo, se ha rezagado y la aparición de nuevas propuestas no está a la orden del día, excepto la aparición de los endoceptivos intrauterinos.

Los profesionales advierten que se está en mora de involucrar al hombre en este proceso y aunque algunos laboratorios han realizado estudios para proponer el anticonceptivo masculino, éste no ha logrado aceptación, tal vez por la condición machista que liga a la anticoncepción con falta de virilidad.

Un combinado de testosterona con progestágeno sería el componente que estuvo a punto de salir al mercado en una presentación que ponía al hombre en la misma posición de su pareja, al decidir la llegada de un hijo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS