Derecho Constitucional, un deber ciudadano

23 de febrero de 2018 12:05 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Fortalecer conocimientos adquiridos durante el pregrado es la principal misión de las especializaciones; de otra parte, con esta extensión se busca mantener el vínculo constante de los estudiantes con la universidad, de tal manera que éste no acaba el día que reciben su grado, sino que se proyecta en el tiempo a fin de lograr mejores profesionales.

Una vez cursada una especialización, el proceso de aprendizaje no acaba, continúan las maestrías y doctorados, cuyo propósito es proyectarse en los campos del saber, advierte el doctor Antonio Barrera, rector de la Universidad Libre, sede Cartagena.

Teniendo en cuenta la importancia del Derecho en las instituciones como en el diario acontecer, las especializaciones son de suma importancia para su desarrollo, y una de ellas, quizá la más relevante es la de Derecho Constitucional, por tener un carácter transversal, es decir, que no sólo ocupa el campo del derecho, sino que llega a todas las actividades de la vida social, económica y cultural.

Conocer, aunque sea de manera breve el Derecho Constitucional, lleva a todas las personas a ser buenos ciudadanos, poder intervenir en política, en el manejo de los destinos del país, entre otros tópicos, afirma el doctor Barrera.

Esta especialización es idónea para los profesionales del Derecho que se desempeñan en la rama judicial, quienes ejercen su carrera como litigantes, o aquellos abogados que asesoran a la administración, en el sentido de proporcionar unos conocimientos que permitan clarificar aún más esas actividades que se desarrollan tanto en la rama judicial como en la administrativa, e incluso en la actividad política.

El Derecho Constitucional tiene relación directa con el Derecho Administrativo, y sobre todo, el Procesal, porque los jueces tienen que ser versados en este tema, no sólo en el procesal concreto, el penal, civil o familia, sino en toda la teoría y práctica del Derecho Procesal.

“Colombia tiene un problema de mucho nivel y es la proliferación de leyes, pues algunas no son tan necesarias, bastaría con unas pocas que se cumplan. Los Romanos decían que entre más leyes tuviera la República, más corrupta era, y, por tanto, es el fenómeno que se aprecia, donde se expiden leyes para atender problemas coyunturales y luego éstas contribuyen al incremento de la corrupción, por lo que se hace necesario hacer un alto”, indica el doctor Antonio Barrera.

Es de reconocer que existe una crisis institucional, no sólo en la administración de justicia, sino en la actividad administrativa, entonces lo que se requiere es reforzar las instituciones jurídicas, buscar profesionales comprometidos con el manejo de la cosa pública, que no atenten contra el recurso público, por el contrario, lo cuiden y observen una conducta adecuada para su buen manejo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS