Mayte Montero, el embrujo de la gaita

21 de febrero de 2014 09:51 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A la cartagenera Mayte Montero la sedujo la música por completo, no le dio oportunidad de pensar en algo diferente y fue tanta la sinergia entre las dos, que hoy viven en un estrecho vínculo que nada ni nadie puede disolver.

Colombia la conoció a través de “La Provincia”, la agrupación de Carlos Vives, pero para entonces ya su carrera había despuntado y gozaba del privilegio de haber alternado con otros grandes, todo esto entre la percusión y las gaitas.

Mayte es espontánea con su música, pero se confiesa tímida, característica de los grandes artistas, quienes una vez tienen el instrumento a su merced, se dejan llevar y suelen ser ante el público los seres más desinhibidos.

Su etapa inicial tuvo lugar en Cartagena, cuando luego de ver la interpretación de un grupo de gaitas que actuó en el colegio, tuvo la idea de aprender. Empezó con percusión folclórica, tambora, tambor alegre, llamador, maracas y guacho, un adiestramiento positivo, pero no sucedió lo mismo con el posible proyecto, pues todos los integrantes no estaban comprometidos.

A su ingreso a la Universidad Jorge Tadeo Lozano, donde estudiaba Administración de Comercio Exterior, las cosas fueron diferentes, fue al Departamento de integración y allí le indicaron que ya tenían percusionista, pero ante la falta de una gaitera, ella decidió adentrarse en ese instrumento que de inmediato la embrujó.

Aprendió rápidamente y al tiempo conoció a mucha gente de la Casa de la Cultura, como a Luchito González, quien con sólo una clase, la hizo entender verdaderamente ese maravilloso instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Más adelante Mayte llegó a ser profesora de ese centro cultural.

Paralelo se convirtió en la gaitera del grupo de danzas “Los negritos de la Boca del Puente”, proceso que dio pie para la formación de Kalamarí, un grupo de gaita orquestada con Martín Pereira, donde también estaba el importante compositor Pedro Pablo Peña, quien les dio muchas canciones que a la postre se convirtieron junto a las de Martín, en su gran repertorio.

La música además de satisfacciones, le trajo muchos problemas con la familia, pues las invitaciones a participar en eventos en ese tiempo eran muchas y el tiempo en casa muy poco, Mayte amaba su gaita y no la iba a dejar.

Recuerda en medio de risas que su madrastra le impidió esa satisfacción que representaba su primera grabación con Pedro Pablo Peña en Barranquilla y su camino entonces fue huir de casa en medio de la noche, con poca ropa guardada en el estuche de una guitarra que le había regalado su mamá.

Todo esto valió la pena, cumplió su sueño en Barranquilla, pese a no tener muchos ahorros grabó el disco y a partir de allí llegaron invitaciones llamativas, como la de Joe Arroyo, quien la conoció por intermedio de Víctor Medrano, hijo de la bullerenguera Estefanía Caicedo.

Mayte, que respira folclor, fue la primera gaita del popurrí titulado “Homenaje a Estefanía Caicedo” que aparece en uno de los trabajos discográficos del desaparecido cantautor cartagenero, una experiencia que le abrió camino en el ámbito nacional, además de reafirmar su pasión por la música.

UNA NUEVA ERA

A oídos de Totó La Momposina llegó la información de una gaitera formada en Cartagena. Todas las recomendaciones apuntaban a Mayte Montero que se ajustaba perfectamente a la necesidad de la agrupación, por lo que el llamado fue inmediato, pese a que la folclorista no estaba muy convencida, debido a que nunca había trabajado con una mujer en este instrumento.

Totó se atrevió, probó y aprobó el trabajo de Mayte, quien la acompañó por dos años en su viaje musical dentro y fuera del país, con presentaciones impecables que fueron su carta de presentación para un llamado de la naciente “Provincia”, grupo de Carlos Vives con su innovadora propuesta.

Paralelo a la agrupación de Vives empezó a formar parte de otros proyectos como “Bloque de Búsqueda”, el cual define como una de las primeras fusiones agresivas de música tradicional con mezclas de blues, soul, salsa y otros géneros interesantes que profundizaron su experiencia musical.

El trabajo con “La Provincia” despertó los celos de Totó, quien la puso a escoger y ante tanta presión, Mayte pese a tener todo organizado para respetar las fechas con su antigua agrupación, no dudó en retirarse de buenas maneras y quedarse con Carlos Vives, con quien completa dos décadas de trabajo.

Hoy no se arrepiente, fue una buena decisión y actualmente es un personaje de gran relevancia, porque como ella misma advierte, la calidad humana de Carlos es indiscutible, todos son importantes en “La Provincia”, su gaita es fundamental en el proyecto y hasta fue la inspiración de una canción compuesta por el propio Vives e Iván Benavides, “Pa’ Mayte”, que al ritmo de champeta levanta al público cada vez que se interpreta.

Este tema fue tal vez el último de todo el proceso del álbum “La tierra del olvido” y como ley contradictoria, se convirtió en un éxito, y con el correr de los años se elevó a la categoría de uno de los clásicos del intérprete samario.

BRILLANDO CON LUZ PROPIA

Con “Bloque de Búsqueda” ha tenido muchas giras alrededor del mundo, obteniendo buenas críticas de la prensa especializada, pero la satisfacción más grande para la cartagenera y este grupo de artistas es que esos elogios fueron ganados con méritos propios, toda vez que en las presentaciones se ignoraba que ellos hacían parte de otras agrupaciones con renombre.

Nunca se ha amparado en sombra ajena, su trabajo es honesto y eso le ha dado para que otros artistas busquen el sonido de su gaita para acompañar sus grabaciones, tal es el caso del productor Sergio George, Shakira, aun cuando no ha salido al aire y la desaparecida Soraya, entre otros.  

Mayte Montero en sus inicios fue defensora del folclor autóctono, dice que en una ocasión criticó a alguien que hizo algo arriesgado, pero hoy se disculpa, porque siente que sí se puede, nadie es dueño de la verdad absoluta y las propuestas abren la mente ante la fusión de géneros.

Precisamente atendiendo a sus ideas, hace algunos años hizo un disco personal que se llama “Sin control”, incluyendo temas propios y de algunos compañeros, pero pese a su aceptación nunca la ha hecho pensar en partir de “La Provincia”, porque Carlos Vives ha formado un gran equipo, que la llena de orgullo al trabajar allí.

UN RETO

Mayte tiene tiempo para todo, su vida es la música y en torno a ella gira todo. En medio de propuestas que vienen y van, hay una muy especial que llegó a materializarse, se trata de manejar a Petrona Martínez, la “Reina del Bullerengue”, un trabajo que además representaba un reto, lo asumió y ahí continúa.

La meta de Mayte con Petrona era a largo plazo, comenzando por ubicarla en el sitial de un artista comercial, con sus mismas condiciones y eso incluía cambiar la mentalidad de muchos, lo ha logrado y no sólo para la intérprete, sino para todo su equipo, donde hay un semillero de artistas.

 En este espacio también organizó un grupo que en sus inicios se llamó “Egidio, Mayte y la Banda”, pero que ahora se conoce como “Puerto Sonar”, un colectivo de artistas, muchos de ellos pertenecientes a “La Provincia”, que hacen shows privados y corporativos, presentando buena música en tributo a Carlos Vives, Binomio de Oro y Diomedes Díaz.

Actualmente Mayte está en un proceso arduo de trabajo, sigue en gira con Carlos Vives, quien viene con un nuevo álbum, lanzará próximamente un disco de Petrona Martínez, un proyecto donde se invitó a varios Dj’s que no tienen nada que ver con el folclor y que presentaron sus propuestas, entonces salió “Petrónika”, dedicado a personas con otros gustos musicales y que proyectan la grandeza de esta folclorista.

Este disco ha cumplido un proceso de dos años en su preparación y al tiempo Mayte también ha tenido en silencio la evolución de “Gaitrónika”, su álbum con la influencia de sonidos que fusionados a su amada gaita arrojan una propuesta interesante.

Son 24 años de carrera y 20 con “La Provincia”, tiempo de satisfacciones profesionales, personales y la certeza de que esto es lo suyo, lo escogió y la hace sentir plena, con mucho trabajo por hacer, propio y de otros que han depositado confianza en la seguridad que inspira esta dama del folclor.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS