Ajusticiar a extranjeros, algo más que falta de traductores

14 de agosto de 2009 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El caso del extranjero a quien las autoridades cartageneras dejaron en libertad por falta de un traductor, todavía está generando opiniones, tanto en las calles como en los foros virtuales de la página web de El Universal. Un lector identificado como Rasputín opina que “para bien o para mal se necesita de un traductor oficial. Es más, creo que en Cartagena no hay ni uno solo”. Adam, por su parte, cree que “lo que necesitamos es un poco de compromiso por parte de la sociedad civil y el cuerpo militar. Si invertimos un poquito en educación, tal vez se maneje mejor la ley y la autoridad. ¿No pudo haber uno de esos tantos guías turísticos y estudiantes de centros de idiomas de la ciudad para que ayudaran? La ley es la ley y en casos de violencia infantil, hay que hacerla mucho más implacable”. Un lector que se hace llamar Obupu cree que “esta es una de las muchísimas falencias que tiene la justicia colombiana, que, además, denota desconocimiento y corrupción, porque, al ser consultado, el fiscal general dijo que se debió comunicar inmediatamente a Bogotá para lo pertinente. La justicia nuestra opera siempre en procura de impunidad; y este, y otros factores del sistema, son focos de violencia”. Nico Belic afirma que “si a un colombiano lo agarran delinquiendo en Estados Unidos, no lo soltarán porque no haya quien le lea los derechos en español”. Ballespu anota que el extranjero liberado “no necesitaba entender nuestro idioma para violar a un menor”. Para Gisella, “decir que en Cartagena no hay traductores, es algo que da risa. ¿No se supone que los policías son capacitados en el manejo del inglés? Con tantos programas técnicos de turismo, ¿a dónde se supone que se van estos regresados?” Josedejesusnegrete cuenta que “a mí me metieron preso en los Estados Unidos y no sabía nada de inglés, ni ellos tampoco sabían castellano”. “Es pura excusa —dice Candela—. Seguro estas personas con sus dólares o euros compran a los jueces”. Y Paquirri finaliza diciendo que “excelente. ¿Y todavía nos queda duda de que en la Costa estamos un poquito atrasados, y un poquito adelantados en billetes por debajo de la mesa?” PROBLEMA ESTRUCTURAL Al respecto, el secretario nacional de “Asonal Judicial”, Fredy Machado, explicó que uno de los errores de la opinión pública es exigir a jueces y a fiscales que sean creativos y recursivos. “Es fácil decir —agregó— que un juez o un fiscal deben salir a buscar traductores por donde sea, si no los tienen y la diligencia del momento lo exige. Pero esa no es la idea, pues no es justo que ellos, además de hacer su trabajo, tengan que resolver un asunto que en realidad le compete al nivel central. Es decir, la falta de un cuerpo de traductores en la Policía Judicial, en la Defensoría del Pueblo, en los juzgados y en la Fiscalía es una falla que debe corregir el sistema judicial desde el ámbito nacional”. Machado aseguró que la determinación de dejar libres a extranjeros por falta de traductores no es nueva ni en Cartagena ni en Colombia. “Una vez en Bogotá un juez dejó libre a un extranjero, pero enseguida compulsó copia al Concejo de la Judicatura, cosa que no hizo el juez de Cartagena; y tal vez por eso el asunto ha tomada tanta relevancia. En otra ocasión, en Cartagena quedaron libres unos rumanos, porque era sábado a la una de la tarde, y a esa hora y en ese día, ¿en dónde se consigue a una persona que sepa rumano?”. Así mismo, reconoció que la relevancia del caso actual “se debe a que se trata de un acto sexual con un adolescente, un tema que es bastante sensible y la gente siempre reacciona en forma airada. Y precisamente por eso no han visto la otra cara del problema, que va más allá de una supuesta ineficiencia de parte de jueces y fiscales”. Sin embargo, aclaró que “Asonal no está en contra de que se investigue este caso hasta que se aclare si hubo irregularidades, pero también debe quedar claro que la obligación de resolver esas falencias las tiene el sistema judicial colombiano”. LA POLICÍA HACE LO SUYO El comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, Carlos Mena Bravo, manifestó que “nosotros muy respetuosamente reconocemos que existen algunas falencias en el sistema judicial, pero eso no nos impide seguir cumpliendo con nuestra labor de aplicar capturas y poner a disposición de las autoridades competentes”.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Tecnología

DE INTERÉS