Harvest Moon: Seeds Of Memories, jugar a ser granjero sigue siendo divertido

25 de abril de 2016 07:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Regresa la nostalgia de Super Nintendo con el videojuego que, sin quererlo, dio origen a los infames juegos como Farmville. Harvest Moon está de vuelta en los dispositivos móviles y regresa para demostrarnos que jugar a ser un granjero sigue siendo muy divertido y no son necesarias las fastidiosas microcompras o amigos en redes sociales bombardeados por molestas notificaciones diarias.

Para tener Harvest Moon: Seed of Memories solo debes hacer una compra única de 30 mil pesos en cualquiera de las tiendas de aplicaciones y obtendrás toda la experiencia de juego sin condiciones.

Este juego es un simulador de vida cuyo personaje quiere volverse a conectar con la naturaleza y para ello se retira a una villa donde aprenderá a sacar provecho de la tierra en una apacible villa llena de amigos y nuevas experiencias.

Serás responsable de hacer crecer una gran variedad de cultivos y tal vez encontrar alguna variación de los mismos para obtener mejores recompensas. También podrás criar vacas, ovejas y pollos que puedes vender o sacar provecho hasta donde te sea posible. Recuerda que quién no arriesga un huevo, no tiene un pollo.

Como en el título de antaño es posible cabalgar, cuidar de tus mascotas, hacer amigos y encontrar al amor de tu vida de entre 5 mujeres o 5 hombres candidatos.

Usa tus herramientas con sabiduría, actualízalas y encuentra los items de mejor calidad en todo el juego. Si estas atento al calendario también podrás participar en concursos y festivales como el Cooking Festival o el Starry Night Festival. Todos estos eventos tienen una historia cuyo hilo conductor es lograr encontrar las semillas de la memoria. 

Descarga

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Aplicaciones

DE INTERÉS