Tecnología


Cable de fibra óptica submarino continúa su recorrido en Cartagena

VICTOR HUGO MORA MENDOZA

29 de julio de 2013 05:21 PM

América móvil – Claro trabaja en crear amplías infraestructuras de comunicaciones para poder soportar el alto índice de uso de internet que trae consigo la revolución tecnológica de nuestros tiempos.
En ese orden de ideas, Claro le apuesta a este megaproyecto que conectará a 7 países del continente a través de la fibra óptica.
Para este trabajo transatlántico se necesita de una barcaza y muchas personas para tender esta conexión en las profundidades del mar.
La imponente barcaza de la francesa Alcatel Lucent es la encargada de esta titánica labor. La barcaza se encuentra anclada en uno de los puestos de Cartagena en labores programadas del equipo de trabajo y la tripulación del mismo.
El cable multiplicará la velocidad de acceso a internet y la calidad de los servicios fijos y móviles, mejorando la experiencia del usuario y estará en funcionamiento completo para 2014 cuando se finalice el tendido de cable y los trabajos de operatividad del mismo.
EL PROCESO
El cable submarino de América Móvil – Claro que llegó a Cartagena la semana pasada es denominado Sistema AMX-1 y tendrá una longitud de 17.500 kilómetros conectando 7 países del continente a través de 11 puntos de toque a tierra en Norte, Centro y Sur América.
Este proceso requiere de mucha atención y la barcaza de Alcatel Lucent cuenta con el equipo necesario para trabajarlo. Dentro de la embarcación se encuentra un sistema de cableado en forma de carrete que se ubica en la parte inferior de la barcaza.
Esta barcaza cuenta con 2 bodegas tipo carrete que alcanzan hasta 7 metros de altura con 17.500 kilómetros de longitud y con la capacidad de soportar 3.500 toneladas en peso cada una. El cable es almacenado y acomodado en el lugar de forma manual con operarios que organizan el cable alrededor de un eje.
Desde ese lugar el cable es pasado por un sistema de tratamiento que además de las funciones de monitoreo de calidad, permite la incorporación de repetidores cada 7 metros. Esto permite amplificar la señal de fibra óptica para que no pierda intensidad cuando el cable es tendido en el mar.
EL CABLE
Dentro de la barcaza existen estaciones de monitoreo que permiten detectar fallas, ya sea en la señal de la fibra o en infraestructura física del mismo. Cuando el equipo detecta un fallo, se localiza el lugar a tratar y luego se corta la extensión dañada y se reconecta el cable en ambos extremos.
La reconexión de esta fibra tan delgada como un cabello requiere de una máquina especializada que permite soldar de manera quirúrgica y rápida ambos extremos de un material que con cualquier torsión se rompe sin el menor esfuerzo.
La fibra óptica es casi irrompible en ángulos de 0° pero si este ángulo cambia un poco se quiebra con facilidad.
El cable submarino de América Móvil - Claro consta de 4 fibras con fuertes revestimientos de acero y materiales protectores y aislantes que lo protegen de la presión submarina, fenómenos naturales, anclas, redes de pesca y hasta de ataques de la vida submarina como tiburones.
BENEFICIOS
En una inversión que asciende a los 200 millones de dólares. Este proyecto permitirá abrir las puertas a un mundo de tecnología donde el internet se masifica exponencialmente.
El cable permitirá incrementar la capacidad de conexión internacional hasta 50 veces más de la existente actualmente. Adicionalmente esta infraestructura tecnológica prepara al país para la llegada de los últimos avances tecnológicos en materia de telecomunicaciones como 4G, Cloud Computing y sistemas avanzados de transmisión de contenidos de video.
FIBRA ÓPTICA
La fibra óptica es un medio de transmisión de datos que se asemeja a un cabello, construido con material transparente que habitualmente es vidrio o compuestos plásticos.
La transmisión de datos se realiza a través de pulsos de luz atendiendo la ley de Snell.
La fórmula de Snell permite calcular el ángulo de refracción de la luz que atraviesa un medio de propagación óptico, que en este caso sería la fibra de vidrio o de compuestos plásticos. En resumidas cuentas, la fibra óptica es una guía de ondas dieléctrica que opera a frecuencias ópticas.
Como la transmisión de datos se da por señales luminosas confinadas dentro de la fibra, permite que la velocidad de datos que puede alcanzar sea de hasta 10gb/s a través de técnicas de como el par trenzado. Cabe anotar que esa velocidad no está disponible para el mercado civil actual por su alto costo.