Tecnología


¿Cómo “recoger electricidad” ante los constantes cortes en Cartagena?

Aunque parece una broma, es posible guardar energía si se está atento a los anuncios de suspensión. Lastimosamente, ante tantos cortes, invertir es necesario.

JAIRO A. CÁRDENAS ALMEIDA

08 de noviembre de 2021 10:55 AM

“¡Recuerda! Mañana se va la luz en varios barrios de Cartagena. A recoger desde ya”, este divertido lapsus publicado el lunes 25 de octubre en el Facebook de El Universal provocó varias risas entre nuestros lectores, pero más allá del error, una aún más divertida pero categórica disculpa publicada al día siguiente (ver aquí) sentó las bases de la siguiente pregunta: ¿se puede “recoger energía” al igual que se “recoge agua” cuando se quita este servicio? (Lea aquí: De lunes a viernes: estos son los cortes de luz programados por Afinia)

La respuesta rápida es “sí”, aunque no es tan simple, pero vamos a ir más allá y en este artículo hablaremos de cómo hacerlo, el triste hoy de Cartagena en materia de cortes de servicios y el futuro de la seguridad energética domiciliaria en todo el mundo a través de fuentes alternas como paneles solares.

La premisa de cómo recoger energía es simple, al igual que los cartageneros llenan recipientes con agua cada vez que se anuncia un corte por mantenimiento, también se pueden llenar “recipientes” con energía cuando la empresa prestadora del servicio lo haga. No, no se desgaste tratando de conectar una olla sopera o un balde a un enchufe, la clave aquí son las baterías recargables; sistemas de acumulación.

En el mejor de los casos, incluso, generaremos nuestra propia energía cuidando el medio ambiente al mismo tiempo.
Reciba noticias de El Universal desde Google News

De todos los tamaños

Empecemos por lo más simple. La humanidad ha desarrollado un nuevo miedo en las últimas décadas y en Cartagena está latente con cada corte de energía: un celular descargado (el síndrome de la batería baja causa estrés, ansiedad y pánico). Un anuncio de la empresa de electricidad es una señal de alerta para cargarlo al 100% al igual que cualquier otra batería externa que tengamos en casa para no sufrir con nuestro smartphone.

¿Y el resto de la casa? Aquí hay cuatro caminos: electrodomésticos con baterías recargables integradas, plantas eléctricas tradicionales, grandes baterías externas y autonomía total con energías renovables. Aquí el único límite es el bolsillo. (Lea aquí: El drama de perder $500 mil en helados por falta de luz)

La primera opción no necesita mayor explicación. En el mercado hay una amplia oferta de aparatos con baterías recargables como computadores, luces, parlantes, televisores, ventiladores y ahora hasta aspiradoras. Estos electrodomésticos le pueden hacer fácilmente el quite a los cortes, aunque claro, hay que cargarlos antes. Las plantas eléctricas, que funcionan con combustible, aunque también son una salida a los apagones, son costosas, requieren un gran espacio para su óptimo y seguro funcionamiento, y no van con la idea de este artículo: “recoger electricidad”.

¿Cómo “recoger electricidad” ante los constantes cortes en Cartagena?

El futuro

Hablemos de baterías y autonomía total, el escenario ideal para no preocuparse por un aviso de “se va la luz”. Iván Martínez, presidente de Egal, empresa enfocada en el desarrollo de energías renovables, explica que, aunque actualmente existen baterías recargables y económicas que permiten utilizar por cortos periodos de tiempo algunos aparatos de nuestra casa, el futuro de esta tecnología pasa por el sector automotriz: las potentes baterías que se están desarrollando para la movilidad eléctrica de todo el mundo.

Hoy las baterías de los carros eléctricos, incluso los pequeños, tienen la suficiente potencia para conectarse a una casa y funcionar por horas”.

Iván Martínez.

“Tener un sistema de recolección de este tipo sería ideal para no sufrir con los cortes de energía, sin embargo, hoy la tecnología aún es costosa. En 3 o 4 años bajarán de precio gracias a todo el trabajo de investigación y desarrollo del sector automotriz y serán una alternativa para tener en cuenta. Hoy la energía de las casas carga los autos, pero en un futuro serán los autos los que suministrarán la energía a las casas”, dice Martínez.

Pero llegando a este punto, ¿por qué quedarnos solamente con la idea de “recoger energía” y no pensar en generarla? Piense en el siguiente escenario: una casa con paneles solares que genere suficiente energía para que funcionen con normalidad todos los electrodomésticos durante el día y, además, guarde en una batería electricidad suficiente para la noche. (Lea aquí: La Costa Caribe, escenario de las energías renovables)

¿Cómo “recoger electricidad” ante los constantes cortes en Cartagena?

“Sí es posible que una casa sea autónoma y no tenga que estar conectada a la red tradicional, sin embargo, todo depende de que tenga el suficiente espacio para instalar los paneles necesarios según su propia demanda de energía. Es más viable hacerlo en una casa amplia de un piso (con mucho espacio en el techo para la instalación y poco consumo), que en un edificio de varios pisos, alta demanda de energía y con poco espacio”, añadió Martínez.

“Se va la luz, a recoger”. Suena raro, pero ya sabemos que sí hay opciones para hacerlo y, en unos años, ni siquiera tendremos que preocuparnos por hacerlo porque casas y autos lo harán por nosotros. En el mejor de los casos, incluso, generaremos nuestra propia energía cuidando el medio ambiente al mismo tiempo. Eso sí, en ese momento, ojalá sea por convicción y evolución de la tecnología y no por obligación porque hay, otra vez, un corte programado en el servicio.

Otra opción a la batería

Otra alternativa más económica, teniendo en cuenta el alto precio de las baterías, es mantener las viviendas conectadas a la red tradicional, pero hacer que el contador “corra al revés” durante el día produciendo energía solar para tener un ahorro para la noche.

“Ya hay sitios en Colombia donde el usuario le entrega a la red tradicional la energía que le sobra haciendo que su contador corra en sentido contrario. Cuando se va el sol, y la casa tome electricidad de la red, ya hubo un ahorro importante. Es como tener una batería, sin tener una realmente”, explica Iván Martínez.

  NOTICIAS RECOMENDADAS