Tecnología


La importancia de cables fibra óptica en Colombia

VICTOR HUGO MORA MENDOZA

24 de septiembre de 2014 05:27 PM

Internet se ha convertido en una parte fundamental de nuestras vidas y no tenerlo a veces desemboca en un problema para las personas que ya conocen o saben aprovechar todas las ventajas que posee.

Colombia tiene muchas formas de conectarse y una de las más eficientes es a través de cables de fibra óptica internacionales que permiten al país tener una mayor conectividad. Colombia ya tiene 11 cables submarinos funcionando (uno en construcción) y se sigue ampliando esta importante infraestructura. (Colombia se conectará con el mundo a través del Pacífico.)

Columbus Networks es una de las compañías que ha instalado cables submarinos de conexión a internet para hacer que el país aumente su capacidad de conectividad. En entrevista con El Universal, Ricardo Imbacuan, country manager de Columbus Networks en Colombia habló de la importancia de estos cables y como su tecnología ha contribuido a esta labor de conectividad.

LA IMPORTANCIA DEL CABLE

La construcción de cables submarinos implica muchas consideraciones para que su implementación sea de la manera adecuada y pueda perdurar en el tiempo.

Teniendo en cuenta que el cable es la forma más efectiva de transmitir datos y considerando que el satélite es la “la trocha de las comunicaciones”, como en su momento lo afirmó el ministro TIC Diego Molano, los cables de fibra óptica son la opción más eficiente y confiable para construir un país conectado.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la iniciativa de implementar un cable submarino viene de una demanda que define su capacidad, longitud y toques a tierra (paradas costeras para conectar todo el país).

Para tener un panorama más claro de cómo se está realizando esta instalación en Colombia es importante entender la manera en la que funciona.

LAS TECNOLOGÍAS

Existen varias tecnologías de cables y en Columbus Networks usan dos en especial. Una de ellas es llamada Festoon y se caracteriza por ser muy flexible cuando se trata de cambios tecnológicos drásticos.

“Esta tecnología implica que la infraestructura activa del cable esté en tierra y es fácilmente reemplazarla en su gabinete de electrónica”, explicó Imbacuan.

Columbus tiene instalado en Colombia un cable de fibra óptica con esta tecnología llamado “Arcos” que cuenta con 12 pares de fibras ópticas disponibles. Al día de hoy y después de 12 años de operación del cable sólo se están usando 2 pares de fibras.

“Estos dos pares de fibras han sido más que suficiente para la demanda del país y creo que las demás empresas que han instalado este tipo de cables aún no llegan a ocupar todas las fibras”, indicó Ricardo.
Imbacuan asegura que esto se debe a que siempre aparece una solución para extender el alcance y capacidad de estos dos pares iluminados.

“Virtualmente ese cable tiene capacidad de atender las demandas del país de aquí hasta mucho tiempo más adelante. Tal vez yo  muera y ese cable aún va a estar funcionando por muchos años”, bromeó.

La otra tecnología que se usa en el país se trata de los cables submarinos que funcionan a través de repetidores. En 2008 Columbus construyó en Cartagena el único cable que conecta Colombia con Estados Unidos.

“Es el cable más rápido de los que tenemos”, afirmó Ricardo.

Las fibras ópticas de este cable envían datos a una velocidad de 24 milisegundos.

“Enviar un dato de ida y vuelta por el cable toma menos tiempo del que le toma a una persona parpadear”, explica el Country Manager de Columbus Networks.

Este cable está construido con electrónica que funciona gracias a una armadura, que además de proteger la fibra óptica, también funciona como conductor eléctrico para energizar toda la infraestructura.

“Son dos estaciones de energía ubicadas entre los países conectados. Para el caso de nuestro cable hay una estación en Cartagena y otra en Estados Unidos”, dijo el experto.

Si por algún motivo una de las estaciones falla, la otra estación asume el control y toda la carga energética del cable para que siga funcionando sin problemas.

LA IMPORTANCIA DE LA CONSTRUCCIÓN

Las fibras ópticas necesitan de una buena cantidad de elementos durante su construcción para asegurar su funcionamiento y protegerlo de amenazas submarinas y la presión acuática.

Las fibras están recubiertas de elementos como gel y otros sistemas que permiten dilataciones y tensiones sobre una fibra de vidrio tan delicada. Además que también aíslan del agua la electrónica inherente al cable.

“El problema con estos cables submarinos es que se necesita una inversión grande de entrada y entonces la empresa debe construirlo con todo para que nada falle”, apunta Imbacuan.

Sin embargo, y aunque su actualización de gabinete electrónico es muy costosa y su recuperación es casi imposible, sigue siendo la opción de conectividad más eficiente para alimentar un país como Colombia.