Home


REDACCIÓN SUCESOS

07 de julio de 2020 12:00 AM

¿Microsueño, falla mecánica o por un caimán? Esas son las tres hipótesis que investigan las autoridades en torno al volcamiento de un camión cisterna en inmediaciones del corregimiento de Tasajera, entre Barranquilla y Santa Marta, y que a la postre traería como consecuencia un estallido que dejó siete muertos y unos 60 quemados.

El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, descartó que el accidente haya ocurrido por un supuesto intento de asalto.

“Se calcinaron siete personas que estaban alrededor del vehículo y la onda quemó a otras personas que observaban, entre ellas unas que estaban en moto. Las personas presentan quemaduras de primer, segundo y tercer grado, tienen comprometidas el 50, 60 y 70 por ciento de sus cuerpos”, explicó Caicedo.

El mandatario departamental expresó que los heridos fueron auxiliados en primera instancia por el centro asistencial de Puebloviejo y luego fueron trasladados a diferentes partes, la mayoría al hospital del Ciénaga.

La concesionaria Ruta del Sol II, que opera la vía Ciénaga-Barranquilla, dio a conocer que el volcamiento del carro cisterna ocurrió en el kilómetro 46 a eso de las 7:30 de la mañana de ayer y miembros de esa entidad y de la Policía trataron de persuadir a las personas que no llegaran al vehículo, pero que estas no hicieron caso y por eso la tragedia de siete personas calcinadas y por lo menos 60 más quemadas.

“La concesión, en cuanto recibió el reporte del siniestro, se dirigió con una ambulancia y operadores a atender la situación, no obstante, la labor fue interrumpida por un grupo de pobladores que llegó en moto y caminando para sustraer la gasolina del vehículo accidentado.

“A pesar de que los funcionarios de Ruta del Sol II y la Policía intentaron persuadir sobre el peligro en la zona, muchas personas hicieron caso omiso y continuaron llenando pimpinas con el hidrocarburo”, se manifiesta en el informe.

“Es importante mencionar que el camión no explotó, pero sí fue consumido por las llamas de forma repentina, sin darle tiempo de reaccionar a quienes estaban en los alrededores. Lamentablemente se informa que al menos siete personas murieron calcinadas y otras cuarentena sufrieron quemaduras de consideración”, asegura el comunicado.

Sesenta quemados

El Secretario de Salud del municipio de Ciénaga, Magdalena, Luis Alberto Fernández Quinto, indicó que el número de heridos tras la explosión de un camión cisterna en el corregimiento de Tasajera ascendió a 60.

El funcionario precisó que los heridos en su mayoría están siendo atendidos en la policlínica y en el Hospital San Cristobal, en Ciénaga.

Fernández Quinto confirmó que habrían siete muertos en el lugar de los hechos, donde las personas quedaron totalmente calcinadas. Sin embargo, debido a la pandemia del COVID-19, muchos de los heridos serán trasladados a centros hospitalarios de Santa Marta. El funcionario también anotó que al parecer fue una chispa lo que generó la explosión.