Revista viernes


5 impresionantes restos de naufragios para visitar

Para los amantes de los viajes, los barcos y la navegación, se han identificado cinco destinos mundiales donde pueden disfrutar de las tres pasiones al mismo tiempo.

REVISTA VIERNES

10 de diciembre de 2021 12:00 AM

Mientras la gente empieza a planear sus próximas vacaciones y la playa se convierte en la principal elección no solo para dar paseos por la cálida arena, Booking.com presenta algunos destinos costeros que tienen naufragios sorprendentemente fotogénicos, con una historia única y fascinante para inspirar a los aventureros.

Desde expediciones de contrabando que salieron mal hasta reliquias hundidas exploradas solo por los buceadores más avanzados, cada una de ellas viene con su propia y emocionante historia sobre el choque entre la ambición humana y el asombroso poder del océano.

El turismo ha cambiado y es muy común que se busquen nuevas experiencias.

Con el 78% de la comunidad viajera colombiana afirmando que los monumentos emblemáticos son importantes y el 93% indicando que el hermoso paisaje natural es relevante a la hora de elegir su próximo destino, estos llamativos lugares ofrecen los dos aspectos.

Para los que buscan tomar algunas fotos surrealistas y pintorescas, hay 5 destinos para acercarse a las intrigantes historias detrás de estos curiosos y hermosos restos de naufragios a medida que sea seguro volver a viajar.

Gitión, Grecia

Al naufragio del Dimitrios, situado en la playa de arena de Valtaki, puede accederse fácilmente mediante un paseo panorámico a lo largo de la costa desde Gitión y es muy apreciado por los lugareños por su magnífica ubicación.

No se necesita equipo de buceo para visitar este naufragio, por lo que es perfecto para aventureros de todas las edades. El oxidado barco ha estado varado en aguas poco profundas desde 1981, cuando se rumora que las autoridades portuarias lo incautaron por presunto contrabando de cigarrillos.

Hoy en día, los visitantes pueden caminar hasta el naufragio, ya que las aguas circundantes son cristalinas y poco profundas.

Inis Oirr, Irlanda

El buque arrastrero de vapor MV Plassey naufragó en 1960 en la costa de Inis Oirr tras una valiente lucha contra las fuertes olas del océano Atlántico y los inclementes vientos que soplaban hacia el interior.

El Plassey llevaba un cargamento de whisky, vitrales e hilo, cuando la tormenta lo empujó a Finnis Rock. Afortunadamente, toda la tripulación fue rescatada gracias a la ayuda de los amigables lugareños y el barco se desprendió de la roca varias semanas después. Aún quedan restos, así como fotos y filmaciones del rescate que se pueden ver en Áras Éanna.

Roatán, Honduras

Roatán se encuentra en la segunda barrera de arrecife más grande del mundo y ha sido altamente recomendada por la comunidad viajera para el buceo y hacer esnórquel. También alberga el naufragio del Odyssey, uno de los mayores naufragios sumergidos del Caribe.

Al igual que con muchos naufragios en Roatán, estos restos fueron hundidos intencionalmente en 2002 para que los buzos los exploraran y tomaran impresionantes fotos submarinas. Antes de emprender esta emocionante inmersión, se recomienda encarecidamente tener un certificado de buceo para naufragios antes de intentarlo.

El Águila es otro naufragio popular en Roatán para aquellos con entrenamiento de buceo. Mientras llevaba una gran carga de concreto, este barco de 75 metros de largo se hundió cerca de Utila. Luego el barco se partió en tres, Anthony’s Key Resort lo llevó a Roatán en 1997 y se hundió de nuevo a 30 metros de profundidad para que los buzos lo disfrutaran.

Lanai, Hawái

La isla habitada más pequeña de Hawái es el lugar perfecto para disfrutar de una escapada exclusiva, con excursiones de buceo con esnórquel. Hogar de docenas de naufragios a lo largo de sus costas, la Playa del Naufragio (Kaiolohia en hawaiano), se encuentra a unos 45 minutos en carro de Lanai City.

La playa no es ideal para nadar, ya que hay fuertes corrientes en el área y el fondo del océano es demasiado rocoso. Sin embargo, esto no impide que los visitantes acudan en masa para admirar uno de los naufragios más populares de la isla, el imponente YOGN-42, un buque cisterna de la Segunda Guerra Mundial que descansa a solo 200 metros de la costa norte.

SS Maheno, Australia

Originalmente construido en 1905 para ser utilizado como transatlántico, el SS Maheno sirvió como barco hospital durante la Primera Guerra Mundial. Al final de la guerra, el barco volvió a transportar pasajeros de nuevo, hasta que fue golpeado por un ciclón y arrojado a la costa de la isla Fraser, la isla de arena más grande del mundo.

Hoy en día, el casco del naufragio es una atracción turística popular y uno de los lugares más visitados de la isla. La isla Fraser, incluida en la lista de la UNESCO, alberga playas impresionantes, exuberantes bosques y una fauna y flora únicas, incluidos los dingos (perros salvajes de Australia). La mejor manera de explorar las atracciones naturales de la isla es alquilar un vehículo 4x4, ya que las carreteras de la isla están empantanadas en arena.

Con la misión de que para todos sea más fácil conocer el mundo, Booking.com comparte ofertas de escapadas que la comunidad viajera puede aprovechar para reservar sus escapadas cuando ya sea seguro volver a viajar.

  NOTICIAS RECOMENDADAS