Al ritmo de Nacho

27 de junio de 2019 04:04 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con el lanzamiento de “Báilame” en 2017 se dio el punto de partida en solitario de Nacho, una nueva etapa que se marcó con el éxito de este tema y la expectativa por lo que vendría, toda vez que su talento creador e interpretativo es de amplio conocimiento por parte del público.

Perteneciente por completo al mundo de la música, Miguel Ignacio Mendoza Donatti, nombre de pila de este inquieto venezolano, no duda en afirmar que es lo que ha hecho siempre, desde los cuatro años de edad y ahora, con un estilo definido, sumado a su sólida carrera, sigue el camino trazado dando todo de sí.

“Me encanta la música, la disfruto, muy por encima de que hoy sea además el negocio del cual deriva el sustento para mi hogar, siempre fue mi pasión escribir canciones y cantarlas. Esto lo adopté de mi familia materna, de hecho a mi mamá siempre la escuché cantando, aunque para ella era un hobby, no fue una alternativa profesional”, indica.

Con una apuesta directa hacia el género urbano, Nacho se puede ver como uno de los cantautores más prolíficos en la actualidad, sin embargo cuando se le pregunta por el origen de esa inagotable inspiración, sólo atina a responder, “la verdad es que no sé”, cree que es un regalo de Dios que supo identificar y aprovechar.

La composición fluye en su diario vivir y además de surtir de melodiosas letras a muchos colegas, se uno a otros tantos para interpretar éxitos, y si bien es un compositor y la mayoría de los temas le pertenecen, ahora regresa para dejarse llevar por la sonoridad del portorriqueño Nicky Jam en su más reciente creación, “Mona Lisa”.

En la música, la mecánica con los amigos es muy particular. Nicky Jam le dijo que tenía un tema que bien podría funcionar con sus voces y así se dio todo. Nacho lo tomó como un bonito regalo y más aún por la oportunidad de hacerle el honor de cantar a su lado, ir hasta su estudio para grabar y ahora hacer esta experiencia pública, que los buenos resultados están hablando por sí mismos.

El “clic” fue inmediato entre los dos artistas, y como afirma Nacho, el ego no puede jugar en este tipo de colaboraciones, se trata de dos personas que se identifican mutuamente en su trabajo musical y aclara que esta grabación se la debían hace mucho tiempo, sencillamente no se había dado la oportunidad.

Generalmente las colaboraciones son a través de la disquera, Nacho goza de una buena relación con la suya, por eso advierte que no ha tenido imposiciones, pero si propuestas. El por su parte cuando se trata de esta forma, lo intenta y espera que al entrar al estudio se descargue toda la química musical que debe existir en estos casos.

En otras oportunidades, afirma, todo obedece a la empatía que logran desarrollar entre colegas tras muchos encuentros en viajes, camerinos, lanzamientos y en la vida misma, y es tal la conexión, que al final se puede hacer perfectamente una colaboración, que para Nacho resulta la mejor manera.

El compositor

Nacho es compositor, siempre ha interpretado lo que sale de su corazón, de otra parte es la parte creativa de muchos artistas, con temas que suenan un tanto diferentes, pero que bajo su premisa llevan implícito su estilo.

Al preguntársele sobre cuál es su fórmula para además de sonar convertir en éxito esos temas que canta o van a la voz de otros, afirma que no hay un ingrediente especial, cree que mucho de lo que se logra es por el estudio en el gusto de la gente, de allí parte todo, no ir en contra de las corrientes musicales.

Afirma que ha aprendido mucho de tomar lo que está en el ámbito musical, no tiene rebeldía al respecto y sin volverse un seguidor de la tendencia, le agrega su autenticidad a lo que la gente quiere escuchar en el momento y allí sale un sonido fresco.

Siguiendo en el tema urbano, que es su nicho actual, y mejor aún, con el de las letras, que tanta tinta hace correr por parte de seguidores y detractores, Nacho habla de la democratización de la música, pues el público no se ciñe sólo a lo que suena en la radio, todo apunta a que el sistema se invirtió y es la radio quien sigue de cerca lo que particulares escuchan en las plataformas, pues cada uno le da “play” a lo que le gusta.

Regular comportamientos a su manera de ver es la mejor forma de llegar a tener un buen mundo, no se trata de hacer un tabú de los temas, los padres siguen siendo el primer filtro para los hijos y por tanto Nacho no cree que una canción tenga que ver con el comportamiento errado de algunos jóvenes, pues afirma que el carácter se construye en casa.

Con una misión establecida más allá de la música, cree que si con una canción se logró despertar una sonrisa, su trabajo ya fue útil, lo mismo que si se cambió la vida de alguien en positivo, por eso su trabajo va encaminado a llevar mensajes positivos, sin hacer daño y preparando a sus hijos para hacer lo mismo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS