Revista viernes


Alex Fernández canta sin olvidar el mariachi

Preparando una gira al lado de su padre Alejandro Fernández, ya regresa a los escenarios, lo que considera su hábitat.

HEIDI LLANES

09 de septiembre de 2021 11:47 AM

Es el indiscutible heredero de una gran dinastía, la misma que pretende honrar con cada tema y es por esto que Alex Fernández, el hijo del “Potrillo” y el nieto de Vicente está de vuelta con un tema que si bien se adentra en la modernidad del momento, se aferra a esas raíces fuertes del mariachi.

“Buscando el olvido” es lo más reciente de este joven artista mexicano, se trata de un tema compuesto por Edén Muñoz, quien además es el productor del álbum que ya espera salida antes de finalizar 2021. La letra es de desamor, pero no corta venas, por el contrario, en el video, Alex Fernández celebra con sus mejores amigos, por lo que visualmente es tan real, que invita a disfrutarlo de la misma manera.

Alex hace parte de una generación que vuelve al origen, y ante esa aseveración, el cantante afirma que bien le gustaría ponerse la capa de héroe y decir “quiero rescatar mis raíces”, pero lo realmente cierto es que nada allí está involucrado en lo comercial, lo que canta es porque le gusta y lo siente.

Recuerda que al decidirse por una vida artística, los consejos y propuestas no se hicieron esperar, todos indicándole un camino diferente, sin embargo sin pensar en tendencias y en su generación, aclaró que si seguía ese camino, lo haría sintiéndose cómodo.

No descarta que su abuelo y su papá tuvieron mucho que ver al generar ese amor por el género, pero ante todo advierte que su inclinación hacia la música de mariachi fue por puro gusto y afirma que además de tenerlos a ellos como maestros, que es una bendición, es lo que más disfruta hacer.

Tener la misión de cautivar a los seguidores más puros del mariachi y a un público muy joven que adhiere, parecería difícil, pero Alex encontró la fórmula y está en el balance de lo que se presenta. Este álbum que ha preparado, es variado, hay temas tradicionales, lo mismo que hay para fiestas y un aporte importante para el romanticismo, de esa manera la esencia no se pierde.

La ranchera tiene su magnetismo en las letras y en eso se han involucrado nuevos compositores, como es el caso de Edén Muñoz, un claro ejemplo de esos creadores que captan el interés de un público que disfruta lo más moderno ligado a la tradición.

La influencia implícita

Es determinante la presencia de la dinastía Fernández en el trabajo de Alex. Si bien es lo que escuchó desde niño y ama de forma irrestricta, reconoce que su abuelo Vicente lo ha motivado a perpetuar su estilo, siempre le dijo que quería verlo cantar como él, y en su primera producción le dio muchos consejos vocales.

En este álbum, aunque está el toque de Edén, si se acerca mucho a lo que ha deseado Vicente Fernández para su nieto, quien se involucra al máximo, más cuando todo lleva mariachi y quien más que él para dar su aprobación.

Alex afirma que aún no se anima a componer una canción, sin embargo está muy atento a las propuestas que llegan sobre las letras, para las mismas ha confiado en el talento de Edén, Kurt y Río Roma, reconocidos por sus creaciones y también ha incluidos varios covers.

El más pequeño de los Fernández ya volvió a su hábitat, los ensayos son nuevamente su misión diaria y preparar el regreso a los escenarios con su papá, lo motivan verdaderamente, toda vez que se declara opuesto a los shows en streaming, porque siempre ha valorado la energía del público cuando lo acompañan.

Alex Fernández sabe que existe un compromiso con su país y su público, se siente honrado al pertenecer a esta gran dinastía, aunque en lo personal no se compara con su padre y abuelo, él quiere superarse así mismo día a día.