Amor y amistad


Un plato para compartir

Llega Amor y Amistad y para quienes optan por quedarse en casa, una exquisita y sencilla receta, resuelve en buena medida la velada.

REVISTA VIERNES

17 de septiembre de 2020 04:38 PM

Llega Amor y Amistad y para quienes optan por quedarse en casa, una exquisita y sencilla receta, resuelve en buena medida la velada. Como se trata de una fecha especial, cocinar en compañía sería ideal, e irse hacia los platos que pocas veces cocinamos, una opción que le pone más encanto a la celebración.

En los países árabes mediterráneos como el Líbano, la mousaka es un exquisito plato preparado principalmente con tomates, berenjenas y carne de cordero. Sin embargo, en el mundo occidental la mousaka es considerada como un plato griego, a pesar de sus orígenes árabes como lo indica su nombre.

El chef Luis Fernando Villarroel del Restaurante Señora Ayda, inspirado en una de las matriarcas de la cocina libanesa con acento mediterráneo en la Heroica, Ayda Juan de Gedeón, quien a sus 92 años, enseñó los secretos de sus especialidades, nos pone a consideración la preparación de esta receta.

MOUSAKA

Receta para dos

INGREDIENTES:

Para el rollo:

720 gr de carne de res molida.

4 berenjenas medianas y tiernas.

500 gr de queso mozzarella.

1 cebolla blanca.

4 huevos.

Un puñado de hojuelas de maíz natural, sin dulce.

Para la salsa:

2 cebollas blancas

600 gr tomate rojo.

6 ramitas de albahaca

2 dientes de ajo.

Aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

Para el rollo:

Tajar la berenjena en láminas a lo largo de a ½ cm de ancho. Untar sal por lado y lado y reservar por 30 minutos, pasado el tiempo lavarlas con agua, escurrir y secar para asar en un sartén ancho con poco aceite de oliva y reposar. En otro sartén saltear la carne con la cebolla, el ajo machacado, la sal y la pimienta al gusto.

Para enrollar ayúdese con un limpión de cocina. Sobre el limpión organice las láminas de berenjenas haciendo un cuadrado de base y en el extremo más próximo a usted en forma horizontal poner el queso mozzarella y la carne molida ya preparada y cocida. Proceda a enrollar en forma de sushi con ayuda del limpión y ajuste el relleno de forma que quede compacto. Una vez armado refrigere para que se compacte. Antes de freír a temperatura medio-alta, páselo por los huevos batidos con las hojuelas de maíz trituradas para que quede bien cubierto.

Para la salsa:

Se pica finamente el tomate, la cebolla, el ajo y la albahaca. Se saltea primero la cebolla con un poco de aceite de oliva, se agrega el ajo y parte de la albahaca con un poco de sal y pimienta. Luego se agrega el tomate y se deja reducir, se rectifica la sazón al gusto de cada quién. En este punto, se retira momentáneamente del fuego, y la salsa se pasa por una licuadora. Para ello, tener en cuenta los criterios para licuar líquidos calientes, para no quemarse la cara o las manos. Por último, cuele la salsa para que tenga una consistencia más ligera y vuelva a poner al fuego para reducir, ajustar el punto de la sazón hasta que la salsa tome un color rojo intenso.

Para servir:

La salsa de tomate caliente sirve de base al fondo del plato, y coloque encima el rollo de mousaka. Se acompaña bien con un vino tinto.