Revista viernes


Así avanzan los tratamientos para combatir el VIH

La meta de la ONU para el 2025 es que el 25% de las personas que viven con VIH conozcan su estado serológico.

HEIDI LLANES

01 de julio de 2022 12:00 AM

Cuando hace cuatro décadas hizo presencia un virus hasta entonces desconocido y que fue tomando a un grupo poblacional para desencadenar una serie de enfermedades que de inmediato causaron gran impacto en el mundo, la investigación médica tomó otro camino, se estaba frente a lo desconocido y con la incertidumbre latente de un problema que iba a crecer.

Hoy, con millones de víctimas contadas en este tiempo, se puede afirmar que el Virus de Inmunodeficiencia Humana, (VIH), avanza en otra vía, la de los tratamientos cada vez más efectivos y esperanzadores.

Los tratamientos han avanzado de tal forma, que los pacientes logran reducir su carga viral hasta hacerla indetectable.

Este virus debilita el sistema inmunológico, dando lugar al Sida, donde ya los pacientes presentan síntomas asociados a infecciones oportunistas y como hace 40 años, se debe recalcar siempre que la transmisión del VIH se da a través de fluidos corporales por contacto sexual, agujas y jeringas compartidas, embarazo, parto y lactancia.

Desde 1981, en el mundo se han reportado los casos de VIH, y de acuerdo a la cuenta de alto costo a corte del 31 de enero de 2021, se identificaron 134.636 personas viviendo con la enfermedad en Colombia, de los cuales 9.210 son nuevos casos, indica la doctora Sandra Milena Alandete, Directora Científica y de Asistencias de Caminos IPS.

Aclara la profesional, que estos nuevos casos tienen un rango de edad entre los 25 y 29 años tanto para hombres como mujeres y el mecanismo de transmisión más frecuente es por contacto sexual. El VIH se considera una enfermedad crónica que se puede controlar con el uso de tratamiento antirretroviral que suprime la reproducción del virus.

El objetivo del tratamiento es reducir las cargas virales hasta niveles indetectables y disminuir la progresión de enfermedades causadas por el VIH, permitiendo que los pacientes se mantengan asintomáticas y se reduce el riesgo de trasmisión a otras personas, al tiempo que se mejora su calidad de vida.

La doctora Sandra Milena Alandete advierte que el trabajo debe continuar de forma mancomunada para sensibilizar a las comunidades a fin de evitar la estigmatización y discriminación de los pacientes con diagnóstico de VIH, de allí la necesidad de que todas las IPS lideren programas como “Ser vida” de Mutual Ser, conformado por un equipo interdisciplinario para garantizar una atención integral.

Tratamientos

Desde el punto de vista de tratamiento, los antirretrovirales tienen dos efectos principales, uno es reducir la carga viral y el otro es permitir que el cuerpo restaure su conteo de células CD4 que hacen parte del sistema inmunológico. Existen varios tipos de medicamentos contra el VIH que de acuerdo con su mecanismo de acción se pueden identificar, y deben administrarse de forma constante para tener una óptima efectividad, así como evitar desarrollar resistencia a los mismos.

Ante esto, el equipo interdisciplinario que hace parte de la atención a estos pacientes, debe fortalecer la adherencia y el compromiso de esa persona en su autocuidado, indica la doctora Sandra Milena Alandete. En lo que a su trabajo refiere, advierte que la atención se realiza bajo una estructura de un modelo de atención centrada en el paciente y su familia, porque ese núcleo es fundamental para alcanzar los objetivos.

Merece comentar que la cuenta de alto costo a corte de 31 de enero de 2021 arrojó datos de la cobertura del tratamiento antirretroviral en pacientes fue del 95,28%, muy alta dentro de los propósitos que tiene la ONU, de este porcentaje, el 76,08% presentó cargas virales indetectables, lo que indica que se está logrando mantener la buena calidad de vida del paciente.

Existen también los tratamientos preventivos y están indicados para personas que se exponen al riesgo de infección. Esta población la representan hombres o mujeres que mantienen sexo con parejas con mayor riesgo y sin protección, cualquier persona que haya compartido agujas o drogas inyectadas, y mujeres que consideran concebir con parejas que son VIH positivas.

El tratamiento preventivo puede reducir la posibilidad de contraer VIH hasta en un 92%, lo que hace fundamental ubicar a ese tipo de población para que accedan a estos métodos. Hay otro tipo de tratamiento que es la profilaxis posterior a la exposición, generalmente se usa en personas que han sido agredidas sexualmente, también quienes han compartido aguja para inyectarse drogas o personas que consideren haber estado expuestas.

¿Y la cura?

Cada año se realizan ensayos clínicos cuyo objetivo es encontrar una mayor efectividad de nuevos tratamientos para VIH, hasta llegar al punto anhelado de encontrar la cura definitiva. Si bien aún no existe la vacuna, existe otras formas de protección, porque todos somos susceptibles de tener una infección por VIH.

Según ONUSIDA, una división de la ONU, cerca del 25% de las personas seropositivas en el mundo desconocen su estado, de allí la importancia de esa prueba que lo demuestre, es por esto que pronto se ofertará el auto test del VIH, un examen muy sencillo que puede arrojar el resultado en 20 minutos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS