Revista viernes


Bacilos, con más creatividad y optimismo

Las colaboraciones de Bacilos con la nueva generación son constantes, se dejan seducir por el talento y esas propuestas que enriquecen su trabajo.

HEIDI LLANES

10 de junio de 2022 09:00 AM

El regreso se plasma en positivo. Así lo han visto Jorge Villamizar y André Lopes, quienes a un año de lanzar “Abecedario”, se presentan con un EP de tres canciones que invitan definitivamente a celebrar la ocasión, se salió del encierro y aunque las medidas continúan, el mensaje se encamina al optimismo.

Para los músicos hay una sensación de libertad, explican los integrantes de Bacilos, y es por esto que “Toca madera” su más reciente lanzamiento, transmite una onda acorde a esta temporada, lo mismo que el video, donde el arte visual, un tanto vintage, aplica con el mensaje de no tener en cuenta la edad para disfrutar de la vida y enamorarse. El álbum anterior fue muy especial para Bacilos, remozó los temas más icónicos de su carrera, de la misma forma añadió canciones que se crearon al emerger muchos sentimientos.

El formato de Bacilos está abierto a innovaciones y es por esto que se sumaron a un festival de conciertos en México con diez artistas donde comparten canciones en un show que reúne hits de una década, otra manera de colaborar y aprender.

“Se trató de un disco con una cantidad de situaciones, fue mayormente grabado durante la pandemia, con los recursos que nos permitió la tecnología y con los cuales sobrevivimos todos, no sólo los músicos, y allí se consignan dos canciones que no hicieron parte de ese proceso a distancia, ‘Tabaco y Chanel’ en su versión con Morat, y ‘Caraluna’ con Carlos Vives, era nuestra estrategia de trabajo, pero al frustrarse todo, decidimos incluirlas en este álbum”, indica Jorge Villamizar. (Lea aquí: La esencia de Bacilos)

En ese momento, también se reflejó el proceso de Bacilos, al pasar de trío a dúo, además de perpetuar su propuesta. Si algo ha caracterizado este proyecto es la permanencia en el tiempo, y André atribuye esa inmutabilidad a la forma como han hecho la música, de una manera honesta, con buenas composiciones, a lo que le suma hacer una producción con cariño y luego interpretar las canciones en vivo para disfrutarlas con el público.

“Alguien me dijo que lo que viene del alma, llega al alma y lo que sale del corazón, llega al corazón, y gran parte de la música que hicimos al empezar, era una búsqueda que tenía mucha espiritualidad, y las nuevas generaciones tienen alma y corazón, por eso se han quedado para ellos también, aun cuando nuestra carrera ha tenido intervalos”, agrega Jorge.

Bacilos, con más creatividad y optimismo

Las canciones que complementan

Retomando lo nuevo, es decir, el EP que ahora promocionan, la canción “Toca madera” se acompaña de otros dos temas, también grabados en ese periodo de receso que aún no permitía las giras. Estuvieron en la lista de “Abecedario”, pero por la extensión del mismo, debieron esperar este nuevo compendio.

“Mas ná” es una de ellas, allí Bacilos prueba un aire más urbano, y comparte con El Mola, el rapero cubano, y fue la primera vez que se reunieron con otras personas, sin embargo, no se trató de un estudio, fue el apartamento de Jorge Villamizar el espacio escogido para grabar las voces, aún así, tiene buena vibra, afirma André.

“Bacilos somos esponjas y nos dejamos llevar, entonces la influencia de este artista se siente fuerte en esa canción, la tercera es en inglés y como las buenas canciones son aquellas que se le escriben a alguien, entonces al traducir el mensaje se iba a perder, pero no es que vamos a cambiar y para no irnos del todo en esa onda, la hicimos como una cumbia mexicana”, indican.

Con respecto a cantar en portugués, André hace lo propio y afirma que ya lo está contemplando más, al punto que el álbum anterior hay una letra nacida de una bosa nova y en su idioma, cambiando un verso en español para conectar con los fans, y “Toca madera”, también hace un guiño que le aporta frescura a la canción.

Una unión que se fortalece

Los integrantes de Bacilos se han mantenido unidos por más de dos décadas, con una dinámica de trabajo que aunque ha cambiado con el tiempo, tiene dos aspectos para resaltar. André es muy disciplinado, claro y trabajador, factor importante en una organización humana de cualquier tipo, Jorge por su parte es muy creativo, se le ocurren mil ideas y aunque a veces no termina de resolver algunas, hace el aporte que toma ritmo.

El trabajo viene de composiciones que en su mayoría son de Villamizar, pero eso ha variado, y si antes se resolvía inicialmente entre ellos y con la colaboración de productores, hoy, influenciados por la forma que usan los más jóvenes, entran a un estudio con más gente para en medio de una rumba profesional, desarrollar todo y al final de la sesión no sólo hay una canción compuesta, si no grabada.

Afirman que con ese método ya hicieron otro tema y si funciona y gusta, se suman a esta nueva forma de trabajo, que es entretenida, renueva su identidad, la llena de juventud, algo muy importante para mantener esa permanencia de la que han hablado.

La multiculturalidad es la base de Bacilos, es por esto que buscan más presentaciones en vivo, saben que su música conecta al compartir con el público y la temporada que ya pasa los mantuvo en lejanía, pero de la misma forma empiezan a organizar esos conciertos que elevan su propuesta a otro nivel.

Adaptación es otra de las fórmulas de este par de artistas, después de esas grandes “vacaciones” que se dieron hasta 2017, regresaron para aprender a lidiar con las redes sociales que no han parado de evolucionar. “Hay ciertas cosas que aprendimos, otras que nos dominan, como lo que sucede con ‘Caraluna’ en Tik Tok, es algo que nunca planeamos ni imaginamos, pero que nos llena de vida y oportunidades, el algoritmo ha sido generoso con Bacilos”, afirma André.

“Una cosa es Bacilos y otra muy distinta la música de Bacilos, ésta última es muy fuerte en plataformas y eso no depende de nosotros, lo que sí es nuestra responsabilidad y que es más desordenado y débil como nuestras cuentas, donde no publicamos muy seguido”, agrega Jorge.

Muy abiertos a las colaboraciones, el dúo está presto a integrarse con la nueva generación de artistas, consideran un honor al ser invitados y aceptan trabajar con esos chicos llenos de talento, como es el caso de la colombiana Susana Cala y otros que emergen en la actualidad.

Atentos a las invitaciones, suplen lo que podían ser las giras, de las cuales no han hecho una en muchos años, sin embargo, los llena de satisfacción su regreso a Venezuela, toda vez que su propuesta está muy influenciada por los grandes artistas de ese país en la época ochentera.

  NOTICIAS RECOMENDADAS