Revista viernes


Bajo peso al nacer, un problema mundial

HEIDI LLANES

19 de octubre de 2012 07:55 AM

Uno de los mayores inconvenientes que se presentan con los nacimientos en todo el mundo, tiene que ver con el bajo peso que presenta el neonato, y tanto ha sido el impacto, que la Organización Mundial de la Salud, se planteó como objetivo del milenio, disminuir este flagelo.
Se considera que un niño presenta bajo peso cuando cuenta con menos de 2.500 gramos al nacer, indica Jader Rojas, pediatra neonatólogo, Director de la Unidad de Neonatología de la Clínica Santa Cruz de Bocagrande.
El reto para los profesionales de la salud se incrementó, porque si bien es mayor el número de nacimientos con esta condición, la tecnología se une y contrarresta el problema, brindando seguridad de diagnóstico y tratamientos oportunos en estos niños.
Anteriormente en Cartagena, los niños de muy bajo peso tenían pocas esperanzas de vida, en la actualidad, se han ampliado las unidades de cuidados intensivos, arrojando buenos resultados en materia de sobrevivientes, pero con la incertidumbre aún de padecimientos posteriores.
El doctor Rojas indica que en la ciudad está latente el problema de esos niños que sobrevivieron, pero que hoy presentan secuelas físicas y con el agravante de que la mayoría pertenecen a los sectores menos favorecidos.
Ese cuidado posterior es la preocupación de los profesionales de la salud, pues la unidad de cuidado neonatal logra salvarlo y equilibrarlo, pero este niño requiere de un seguimiento que si no se adelanta, puede fallecer.
Un niño prematuro tiene  su organismo está en fase de desarrollo y la vista, audición, cerebro y pulmones, requieren de atención médica permanente, en ocasiones estas valoraciones derivan en cirugías y terapias. La función del neonatólogo es brindarle un seguimiento a ese bebé, indica el doctor Jader Rojas,

Casa Canguro
Teniendo en cuenta el objetivo del milenio, que es disminuir al máximo la mortalidad infantil por nacimientos prematuros, se crearon las llamadas Casa Canguro, encargadas de hacer el seguimiento de los bebés que ya fueron dados de alta en las unidades de cuidados intensivos.
Este lugar, que cuenta con un equipo interdisciplinario, se encarga de la atención a los niños de una manera más acorde con sus necesidades, concentrando todos los especialistas allí, con las condiciones adecuadas.
Cartagena cuenta con la Baby Canguro que hace parte del programa de responsabilidad social de la Clínica Santa Cruz de Bocagrande y donde se pretende servir a Cartagena y a su niñez.
El Programa Canguro es mundial, y en Cartagena se tiene previsto atender a la mayor parte de niños, desde su lactancia, con la enseñanza adecuada a las madres y la atención integral en el primer año de vida.

  NOTICIAS RECOMENDADAS