Revista viernes


Biología Molecular, herramienta de innovación diagnóstica

El concepto de “diagnóstico molecular” es un término amplio que incluye técnicas de biología molecular en beneficio de la salud humana.

REVISTA VIERNES

01 de julio de 2022 12:00 AM

En la década de los 80́ aparece para muchos el mayor invento científico de la biología molecular, el cual originó un punto de inflexión en el diagnóstico molecular. La Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR). Hoy día, el diagnóstico molecular es un área dinámica en constante desarrollo.

Nuevas técnicas y equipos más rápidos y precisos se diseñan cada día con el objetivo de alcanzar, en menor tiempo un resultado de laboratorio. Revolucionado así el diagnóstico clínico, liderando la investigación médica y optimizando los tratamientos; sobre todo en las áreas de las enfermedades infecciosas y el cáncer y lo más importante repercutiendo en un beneficio directo para el paciente y convirtiéndose en una herramienta clave para el equipo médico.

Este tipo de técnicas permiten ahondar en problemas de difícil diagnóstico.

Este uso y la necesidad actual de enfoque hacia un diagnóstico preventivo y una medicina personalizada, hace necesario que este tipo de técnicas sean implementadas en el ámbito clínico, como parte del diagnóstico, pronóstico y tratamiento de enfermedades. Además, es bien sabido que el Laboratorio Clínico y de Patología como apoyo diagnóstico es un servicio fundamental para el equipo médico.

Actualmente en la Unidad de Patología Clínica Dr Alex Tejada (UPC) se implementan productos y tecnologías de biología molecular de última generación e instrumentos de manipulación de genes (tecnología PCR-multiplex por hibridación, extractor automático de ácidos nucleicos, termociclador, instrumentos de qPCR en tiempo real y secuenciador de ADN), desarrollados las empresas Master Diagnóstica y Bioneer, que conformarán esta nueva área, indica la doctora Rosa María Bonilla.

El panel de detección del Papiloma Humano (VPH), actualmente implementado, permite tipificar 36 genotipos de virus asociados con el cáncer de cuello uterino, pene, ano y boca. Otros paneles, como el de la detección de Enfermedades de Transmisión sexual (ETS), cuyo diagnóstico es difícil y poco específico. Gracias a este tipo de pruebas es posible detectar microorganismos incluso antes de que aparezcan las lesiones, permitiendo disminución en los costos de los tratamientos, gracias a un diagnóstico oportuno.

Dentro del portafolio de pruebas a implementar están incluidas: VIH Carga viral, Hepatitis B Carga viral, Hepatitis C Carga viral, Detección de Mycobacterium tuberculosis y Sensibilidad por PCR, Citomegalovirus Carga viral, Virus Epstein Barr, HLA B27, entre otros.

Por otra parte, es importante informar y educar al equipo médico y a los futuros profesionales de salud sobre este tipo de técnicas, indicando sus ventajas y limitaciones, a fin de fomentar el desarrollo de equipos multidisciplinarios que en el futuro puedan diseñar, implementar, estandarizar, controlar e interpretar estas herramientas diagnósticas.

Todos estos avances han mejorado nuestra comprensión de las enfermedades crónicas, infecciosas, metabólicas y genéticas. Sin embargo, aún es imprescindible la transición hacia la consciencia de la prevención, que permita evidenciar la necesidad de la implementación y uso de nuevas tecnologías en Biología Molecular para guiar las decisiones de atención médica hacia la prevención más efectiva de la enfermedad y las terapias dirigidas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS